Homeopatía ¿Verdad o Mentira?

La homeopatía se basa en la siguiente máxima “lo similar cura lo similar” y se creó en 1796 como un tratamiento alternativo a la medicina tradicional. En este artículo no se tratará de desmontarla, para eso ya están los científicos, que cada poco sacan nuevos estudios donde tumban está pseudo-ciencia.(1)  Pero lo que está claro, es que en países como Alemania, la homeopatía tiene una industria muy importante, perfectamente implantada, que hasta los seguros de salud pagan los medicamentos homeopáticos a sus pacientes. En España se intenta seguir el mismo camino, con más o menos éxito.

¿Qué es exactamente la homeopatía?

Intentaremos explicarlo de la manera más sencilla posible:

Machacamos, por ejemplo, un extracto de raíz de valeriana (tranquilizante) y la diluímos perfectamente en agua destilada (o alcohol según el preparado) , donde ocuparemos prácticamente el litro entero con la planta. De este líquido cogemos una 1/10ª parte (100cl) y lo diluímos de nuevo en agua para tener otro litro de disolución. Esta mezcla la llamaremos 1D. Volvemos a coger 1/10ª parte de esta nueva disolución y lo volvemos a mezclar con agua hasta obtener otro litro. De la disolución original tenemos ahora 1/100ª parte  y la llamaremos 2D. Si continuamos haciéndolo por ejemplo 24 veces, tendríamos una disolución 10E(-24) veces la original. Es decir, este litro solo contiene una trillonésima parte del que se diluyó en el primer litro de agua. Imaginaos cuántos gramos de valeriana quedarán en esta disolución. Pues aproximadamente 6 + 10E (-3) o lo que viene siendo 0,006 moleculas de valeriana. Cosa bastante imposible puesto que la mínima cantidad que puede tener un compuesto es 1 molécula.

Es decir, no queda nada de la valeriana original, el compuesto sería 100% agua. Y eso es lo que se vende en la industria de la homeopatía. Eso sí, con un precio del doble del de un medicamento tradicional.

Entonces, si no queda nada del compuesto original y prácticamente es agua… ¿En qué se basan para decir que cura?

Se basan en que consideran que es el agua la que cura, puesto que tiene memoria y guarda el “recuerdo” de las propiedades del compuesto original, en este caso, la valeriana.

Este supuesto es harto difícil de comprender, porque entonces todo el agua que tomáramos seguiría manteniendo esa memoria supuesta en función de la sustancia con la que ha convivido. Es decir, estaríamos completamente intoxicados con las sustancias que se utilizan para potabilizarla. Ni que decir tiene que el 98% del agua del mundo proviene de los océanos, con lo que el agua del grifo debería mantener el recuerdo de dicha agua.

Los científicos dicen que lo que ocurre con la homeopatía es debido al efecto placebo, que pensamos que esa pastilla nos hará efecto y al final nos autosugestionamos, y a veces funciona. Pero pasaría exactamente lo mismo con un caramelo.

Sin embargo, también hay argumentos no científicos a favor de la homeopatía.

Como por ejemplo, el hecho de que muchos tratamientos se desarrollan en animales como prueba de su efectividad. Valentín Romero, presidente de la Federación de Médicos Homeópatas de España contaba en el 2005: “hace unos días me encontré en una finca sevillana diez gatitos recién nacidos de los que cinco sufrían una conjuntivitis infecciosa. Les preparé un baño con una dilución 30CH y, al cabo de una semana, todos estaban bien. Y un gato no puede sufrir el efecto placebo”

También se basan en que la homeopatía trata de favorecer la respuesta natural del organismo, creando una especie de vacuna que hace que nuestro organismo, al ver ese recuerdo en el agua, sepa como curarse. La base de la homeopatía es el reconocimiento de que quien cura realmente no es el médico con sus medicinas, sino el propio cuerpo enfermo. Otro de los argumentos que sostienen, es que se pueden hacer medicamentos totalmente personalizables para cada enfermo, y lo tienes de un día para otro en tu farmacia.

Hoy día la homeopatía esta totalmente denostada puesto que ningún medicamento homeopático ha demostrado jamás, mediante ningún estudio serio bien hecho, tener sobre el organismo efecto alguno diferente del efecto placebo. Para muchos de nosotros la ciencia lo es casi todo, pero en ese “casi” reside un océano de posibilidades aún sin explorar. Si alguien usa la homeopatía y le funciona, ya sea por el motivo que sea, mi consejo es que no lo deje. Si es por el efecto placebo, bendito el efecto placebo.

(1) Estudios científicos:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: