Discusión filosófica (Relato)

Principios del siglo XX. En la Universidad de Berlín, en medio de una conferencia, un profesor propuso un desafío a un numeroso grupo de alumnos. Les formuló la pregunta siguiente: ¿Dios creó todo lo que existe?

Uno de los alumnos respondió sin pensar: Sí, el lo creó todo.

No conforme con la respuesta el profesor volvió a preguntar: ¿Dios creó realmente todo lo que existe?, y el joven respondió: Sí señor.

El profesor respondió: Si Dios creó todo lo que existe, ¡entonces Dios hizo el mal, ya que el mal existe! Y si establecemos que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, ¡entonces Dios es malo!

El joven se calló, ante lo cual el profesor se regocijó al haber probado, una vez más, que la fe era un mito.

Otro estudiante levantó la mano y preguntó: ¿Puedo hacerle una pregunta profesor?

Claro, fue la respuesta. ¿Profesor, el frío existe?, preguntó el joven estudiante. ¿Pero qué pregunta es esa?? Claro que existe, ¿o acaso nunca sentiste frío?, respondió el maestro.El muchacho dijo entonces: En realidad, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en verdad es la ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto puede poseer o transmitir energía. El calor es lo que hace que este cuerpo tenga o transmita energía.

¿Existe la oscuridad?, continuó el joven. Existe, respondió el profesor. A lo que respondió el muchacho: La oscuridad tampoco existe. La oscuridad, en realidad, es la ausencia de luz. La luz la podemos estudiar, ¡la oscuridad, no! A través del prisma de Nichols, se puede descomponer la luz blanca en todos los colores que la forman, con sus diferentes longitudes de onda. ¡La oscuridad, no!

¿Cómo se puede saber el nivel de oscuridad de un determinado espacio? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio. La oscuridad es una definición utilizada por el hombre para describir qué ocurre cuando hay ausencia de luz, continuó el estudiante.

El joven preguntó al profesor: ¿Existe el mal? El profesor respondió: Como afirmé al inicio, vemos guerras, crímenes, violencia en todo el mundo. Esas cosas son del mal.

Continuó diciendo el muchacho: El mal no existe, señor, o por lo menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien. De acuerdo con lo dicho anteriormente, el mal es una definición que el hombre inventó para describir la ausencia de Dios. Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos. Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor, o con la oscuridad cuando no hay luz.

El joven recibió un caluroso aplauso por parte de todos los asistentes. El profesor asintió con su cabeza y permaneció callado. El rector de la Universidad felicitó al estudiante y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre?

Albert Einstein, respondió el joven.

Fuente: kaosave.fr

2 comentarios sobre “Discusión filosófica (Relato)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: