Terapia EMDR

La psicología forma parte de las ciencias de la salud, por lo tanto, debe fundamentarse en el método científico. Gracias a este método, constantemente se puede investigar y los resultados estarán expuestos a sucesivas pruebas y comprobaciones.

Uno de los avances recientes es el EMDR (Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares, acrónimo en inglés de Eye Movement Desensitization and Reprocessing), el cual está avalado por múltiples investigaciones científicas.  En 1987, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación (Shapiro, 1989) con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR.  Lo más llamativo de esta terapia es la utilización de la estimulación bilateral, ya sea mediante movimientos oculares, sonidos o golpecitos (tapping), con los que se estimula un hemisferio cerebral por vez.

¿Qué tiene de especial?

Normalmente una terapia congnitivo-conductual puede extenderse mucho en el tiempo. Los resultados que ofrece el EMDR indican que se pueden obtener los mismos resultados hasta diez veces antes que con el resto de terapias.

En el proceso con EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento. El paciente describe el incidente traumático, a partir del cual es ayudado por el terapeuta para que seleccione los aspectos más importantes y que más lo angustian de dicho incidente. Mientras el paciente hace movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático u otros recuerdos. El terapeuta interrumpe los movimientos oculares cada tanto para asegurarse que el paciente esté procesando adecuadamente.

La estimulación bilateral puede ser: a) visual (el paciente mueve los ojos de un lado al otro guiado por el terapeuta); b) auditiva (el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos) c) kinestésica (el terapeuta golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros del paciente). Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa”. En las palabras de Francine Shapiro, esto significa: a) una reducción de los síntomas; b) un cambio en las creencias y c) la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

El abordaje empleado en EMDR se sustenta en tres puntos: 1) experiencias de vida temprana; 2) experiencias estresantes del presente y 3) pensamientos y comportamientos deseados para el futuro.

EMDR

¿Por qué los pacientes responden tan bien al EMDR?

EMDR es un abordaje centrado en el paciente que permite que el terapeuta estimule los mecanismos de curación inherentes al propio sujeto. Pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro. El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales. El método de EMDR enfoca directamente estas sensaciones físicas además de las creencias negativas y estados emocionales de los síntomas que perturban al paciente.

¿Existen opiniones en contra de esta terapia?

Evidentemente esta terapia también está sujeta a críticas, Algunos investigadores apuntan a que podría haber diferencias en la eficacia de la EMDR según el momento de la aplicación de la técnica, encontrándose mejores resultados cuando la técnica es aplicada en las primeras fases. También hay quien dice que muchos de los resultados no han podido ser replicados correctamente y que serán necesarias más investigaciones.

No obstante, para consultar la evidencia científica de este método, puedes descargarte el siguiente documento:

EMDR evidencia científica

Desde nuestro punto de vista, lo interesante es una aproximación global al paciente, de manera que se puedan utilizar el mayor tipo de técnicas y no restringirse solo a un tipo de terapia. Por lo que todo avance, en la dirección que sea ( biológica, cognitiva, conductual, etc…) puede ser utilizado en pos de un método completo, el cual debe incluir también técnicas mindfulness.

Si estás interesado/a en esta técnica, te recomendamos los siguientes libros de la creadora del método:

E.M.D.R Desensibilización Y Reprocesamiento Por Medio Del Movimiento Ocular de Francine Shapiro

Supera tu pasado de Francine Shapiro

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: