¿Qué terapia es más eficaz para la ansiedad?

Vamos a analizar un estudio clínico experimental de comparación en el que se analizan tres técnicas terapéuticas de intervención para el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada (TAG), respecto de un grupo control (GC). La primera técnica se basa en programas de tratamiento cognitivo conductual (TCC), que es el método normalmente utilizado en la práctica clínica, la segunda en las técnicas de desensibilización y reprocesamiento por medio de movimiento ocular (EMDR), y la tercera en técnicas de localización de la posición ocular relevante y la red neuronal activada donde está fijado el problema en el cerebro, Brainspotting (BSP).

El Trastorno de Ansiedad Generalizada, como se refiere en los estudios de prevalencia, es un trastorno muy frecuente, con una prevalencia del 7.9% según la OMS como diagnostico exclusivo y una incidencia global de alrededor un 25% en los centros médicos como diagnóstico exclusivo o comórbido (DSM-5, 2014). Por otra parte, la relevancia del estudio del TAG y de la elaboración de posibles y mejores tratamientos para superarlo, cobra una importancia especial si consideramos que en la actualidad el estilo de vida con factores estresantes constantes parecen incrementar esta patología en las sociedades avanzadas, y que las posibilidades de desarrollo personal y/o profesional quedan reducidas si la ansiedad atenaza la vida de los pacientes.

tcc

En la TCC se aprecia mejora en todas las cuatro medidas de ansiedad después del tratamiento, con muy leves repuntes sintomáticos de ansiedad en el seguimiento.

emdr

El programa terapéutico basado en EMDR logra mejoras significativas después del tratamiento y las mantiene en el seguimiento.

brainspotting

BSP logra mejorar significativamente las puntuaciones en el post-test, pero destaca que las puntuaciones en el seguimiento aún bajan más, lo que indica mejora clínica incluso una vez finalizado el tratamiento.

grupo control

Los pacientes del grupo control de espera no obtuvieron mejores puntuaciones en las psicometrías con el paso del tiempo.

prueba total.jpg

Conclusiones:

La terapia EMDR y las BSP son modelos de abordaje altamente efectivos para la resolución del trastorno de ansiedad generalizada y no sólo para el trastorno por estrés postraumático. Los datos de este ensayo clínico experimental indican que deben ser atendidos como terapias de elección para el manejo de TAG además de la TCC, dado que se obtuvieron mejores resultados con BSP y EMDR que con la TCC. Ambas técnicas neurobiológicas y de procesamiento cerebral, proveen a los pacientes una reestructuración de las experiencias vividas y la contextualización de las mismas, hasta lograr que sean percibidas de manera positiva o neutra, lo cual permite al individuo una asimilación y producción de respuestas adaptativas futuras.

 

Fuente: Effective treatments for generalized anxiety disorder. Dr. Javier Anderegg

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: