¿Tenemos neuronas musicales?

De todos es sabido que entre los seres humanos hay diferencias individuales claras, el debate que siempre ha existido es si dichas diferencias son innatas o adquiridas. Una gran diferencia es la capacidad que tienen algunos individuos para entender y crear música, ya sea vocal o con instrumentos.

Ahora, por vez primera, unos neurocientíficos han identificado una población neural en la corteza auditiva humana que responde de manera selectiva a sonidos que las personas categorizamos habitualmente como música, pero no al habla y otros sonidos ambientales.

Para el experimento se utilizaron escáneres de resonancia magnética funcional.  Usando este método, los investigadores identificaron seis poblaciones neurales con funciones diferentes, incluyendo la población que se centra en la música y otro grupo de neuronas que responde de forma selectiva al habla.

Para este estudio, los investigadores escanearon los cerebros de 10 sujetos humanos que escucharon 165 sonidos naturales, incluyendo diferentes tipos de habla y música, así como sonidos cotidianos como pasos, un motor de coche poniéndose en marcha y un teléfono sonando.

Lo descubierto es difícil de reconciliar con la idea de que la música dependa completamente de maquinaria neural optimizada para otras funciones, porque las respuestas neurales observadas son altamente específicas para ella.

Aun así no hay que olvidar el componente emotivo de la música,  puesto que depende de otras regiones cerebrales que, de seguro, intervienen en la producción musical.

Nuestro cerebro responde automáticamente

Cuando las ondas de la música penetran en nuestros oídos, automáticamente el cerebro responde dependiendo del sonido. Si es una melodía alegre todos hemos experimentado esa sensación de necesidad de mover el cuerpo, de adaptar los movimientos al ritmo que oímos. Nos activamos y aumenta el ánimo.

Igual pasa con la música relajante, clásica. Entra en nuestros oídos y el cerebro experimenta paz, relajación, sedación, desactivación, siempre y cuando seamos capaces de centrarnos exclusivamente en lo que estamos escuchando.

Los científicos están ahora investigando si la población neural específica para la música identificada en este estudio contiene subpoblaciones de neuronas que respondan de modo especializado a uno o algunos de diferentes aspectos musicales, como el ritmo, la melodía y el compás. También esperan estudiar cómo el aprender y tocar un instrumento musical, así como la experiencia musical en general pueden afectar a esta población neural.

Fuente: Noticiasdelaciencia.com y lamenteesmaravillosa.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: