La vitamina D, el sol y el estado de ánimo.

¿De qué color es el cielo?

Vaya pregunta… todos pensamos que es azul. Pero, si se lo preguntamos a un alemán, por ejemplo, ¿nos contestaría lo mismo? No. Para ellos el cielo es gris.

En España y en casi toda América Latina tenemos la suerte de tener un cielo azul y despejado. Con muchísimas horas de sol al año, convierte a nuestros países en un gran reclamo para los turistas. De hecho, en España, se ha batido el récord histórico de visitas, con 75,13 millones de turistas. Pues bien, ¿qué tiene esto que ver con la psicología? Os podéis preguntar. Muchísimo.

El estado de ánimo está directamente relacionado con la luz solar. Según manifiesta el doctor Robert J. Przybelsky, de la Facultad de Medicina y salud pública de la Universidad de Wisconsin, todo el sistema nervioso central y también el hipocampo, tienen receptores para procesar la vitamina D, que también actúa en las enzimas del cerebro y del líquido encefaloraquídeo, que son las que, en parte, se ocupan de la síntesis de neurotransmisores y del desarrollo nervioso.

Un estudio piloto de la Escuela de Enfermería Marcella Niehoff de la Universidad Loyola de Chicago revela que la vitamina D mejora el estado de ánimo y reduce la presión arterial en mujeres con diabetes tipo 2. En las mujeres que tienen diabetes tipo 2 y muestran signos de depresión, los suplementos de vitamina D disminuyeron significativamente la presión arterial y mejoraron su estado de ánimo. La vitamina D incluso ayudó a las mujeres a perder unos pocos kilos “La suplementación con vitamina D es potencialmente una terapia fácil y rentable, con efectos secundarios mínimos”, señala la Dra. Sue M. Penckofer, autora principal del estudio y profesora de la Escuela de Enfermería Marcella Niehoff. “Se necesitan ensayos controlados aleatorios más amplios para determinar el impacto de la suplementación con vitamina D en la depresión y los principales factores de riesgo cardiovascular entre las mujeres con diabetes tipo 2.”

Aún no se ha terminado de realizar el estudio completo, por lo que tendremos que esperar a los resultados definitivos durante este año 2017. Las mujeres serán incluidas en dos grupos aleatoriamente para recibir un suplemento semanal de vitamina D (50.000 Unidades Internacionales) o bien un placebo durante seis meses. El estudio se titula “¿Puede la vitamina Luz del Sol mejorar el estado de ánimo y el autocontrol en mujeres con diabetes?” Aproximadamente 1 de cada 10 personas en los Estados Unidos tiene diabetes y se prevé que la incidencia aumente a 1 de cada 4 personas para 2050. Las mujeres con diabetes tipo 2 tienen peores resultados que los hombres. La razón puede ser debido a la depresión, que afecta a más del 25 por ciento de las mujeres con diabetes. La depresión afecta la capacidad del paciente para manejar su enfermedad al comer bien, hacer ejercicio, tomar medicamentos, etc.

Muchos estadounidenses no reciben suficiente vitamina D, y las personas con diabetes tienen un riesgo especialmente alto de insuficiencia o deficiencia de vitamina D. Las razones incluyen la ingesta limitada de alimentos ricos en vitamina D, la obesidad, la falta de exposición al sol y las variaciones genéticas. El estudio piloto incluyó 46 mujeres que tenían una edad promedio de 55 años, tenían diabetes en promedio de ocho años y niveles sanguíneos insuficientes de vitamina D (18 ng / ml). Tomaron una dosis semanal (50.000 unidades internacionales) de vitamina D. (En comparación, la dieta recomendada para las mujeres de 51 a 70 años es de 600 UI por día.) Después de seis meses, sus niveles de vitamina D en sangre alcanzaron niveles suficientes (promedio de 38 ng / ml) y su estado de ánimo mejoró significativamente.

Por ejemplo, en una encuesta de síntomas de depresión de 20 preguntas, las puntuaciones disminuyeron de 26,8 al comienzo del estudio (indicando depresión moderada) a 12,2 a los seis meses (lo que indica que no hay depresión). (La escala de la depresión varía de 0 a 60, con números más altos que indican más síntomas de depresión.) La presión arterial también mejoró, con el número superior disminuyendo de 140,4 mm Hg a 132,5 mm Hg. Y su peso bajó de un promedio de 226.1 libras a 223.6 libras.

Si quieres saber más:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: