La sexualidad y la tecnología

La actividad sexual, presente desde el principio de los tiempos, ha estado muy penalizada en la sociedad a lo largo de la historia, llena de tabúes y secretismos que han hecho que hoy en día todavía cueste verlo como algo natural entre muchos sectores de la población. Pese a que todo el mundo tiene asumido que es un acto normal en la naturaleza del ser humano, las reglas sociales y las pautas establecidas impiden llegar a una normalización más acorde a los tiempos en los que vivimos.

El mercado de los juguetes sexuales mueve mucho dinero actualmente, siendo una de las piezas claves de una industria que no para de crecer. No importa cuál sea nuestra orientación sexual o cuáles sean nuestras preferencias a la hora de realizar actos de este carácter, puesto que siempre encontraremos un producto que será capaz de otorgarnos ese placer que estamos buscando.

La llegada de la tecnología a todos los aspectos de nuestra vida se ha hecho especialmente palpable en el transcurso de los últimos tiempos, y en el apartado de los juguetes sexuales no iba a ser para menos.El mercado basado en la actividad sexual es demasiado atractivo como para que fabricantes de todos los sectores dejen pasar la oportunidad de embarcarse en él, razón por la cual la tecnología comienza a coger fuelle en un sector en el que quizá nunca nos imaginamos que iba a triunfar tanto.

De forma particularmente llamativa tenemos a los nuevos dispositivos de realidad virtual o realidad aumentada, una suerte de cascos que nos colocamos y nos permiten una inmersión total en un mundo paralelo, creándonos la sensación de estar realmente aislados del mundo físico real. No cuesta imaginarse las grandes aplicaciones que podría tener esto en el apartado sexual, experimentado múltiples acciones y sensaciones con ayuda de estos dispositivos y utilizando otros juguetes sexuales de manera simultánea. Todo un deleite para los sentidos.

Esto, conforme se desarrolle este tipo de tecnología y se vayan explorando nuevos campos de uso, irá a más. Por tanto, podemos ir preparándonos para una nueva era en cuando al entretenimiento y el disfrute sexual se refiere, esta vez de forma menos física. De momento y hasta que eso ocurra, tenemos a nuestro alcance un amplio surtido de alternativas para mantenernos sexualmente activos.

¿Será esto el principio del fin de la sexualidad tal y como la concebimos actualmente? 

Leer el artículo completo en Noticiasdelaciencia.com reproducido con autorización.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: