La ciencia halla las neuronas de la relajación

En este blog hablamos innumerables veces acerca de la importancia de la respiración. La respiración lenta, controlada, se ha utilizado por siglos para promover la calma mental y se utiliza clínicamente para suprimir la excitación excesiva en trastornos como los ataques de pánico. Sin embargo, se desconocía la base fisiológica y neural de la relación entre la respiración y la actividad cerebral. Con el estudio que a continuación os vamos a mostrar, esperamos aportar otra prueba científica gracias a un estudio reciente de la revista Science.

Se trata de un trabajo de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, donde se ha conseguido descubrir un grupo de solo 350 neuronas encargadas de esta relación causa/efecto. El estudio demuestra que cuanto más rápido respiremos, más activas estarán estas neuronas, y que están directamente conectadas con otra parte del cerebro (el Locus Coeruleus o L.C.) cuya misión es dar una respuestas al estrés y al pánico.

Tanto es así que los científicos descubrieron que una respiración calmada y lenta activa menos este grupo neuronal, lo cual, a su vez, estimula en menor medida el L.C. y causa una menor activación de nuestra respuesta física, en este caso, el estrés.

También se han descubierto beneficios para los trastornos de pánico. Uno de los síntomas que producen mareos en los trastornos de pánico es la hiperventilación, puesto que al no poder controlar la respiración el exceso de oxigeno produce algunos síntomas de vértigo o descompostura. Por lo tanto, también se podrá controlar estos problemas y otros relacionados.

Este descubrimiento es realmente importante puesto que es muy dificil localizar un grupo específico de neuronas que estén relacionadas con alguna patología, y gracias a estos hallazgos, esta zona neuronal podría ser el objetivo de nuevos medicamentos para poder paliar los efectos del estrés o la ansiedad.

También en este estudio se volvió a comprobar un hecho muy importante del que también hemos hablado anteriormente aquí. Si bien sabemos que cuanto más calmados estamos hacemos respiraciones más lentas, también se ha demostrado que cuantas más respiraciones lentas demos, más calmados estaremos. Este es el principio del Feedback Mental. Gracias al estudio de Stanford, se vuelve a confirmar este principio.

Si quieres ampliar información, puedes consultar el estudio original en inglés aquí.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: