Los cinco pilares de la auto-disciplina

Los cinco pilares de la auto-disciplina son:

  • Aceptación (Acceptance).
  • Fuerza de Voluntad (Willpower).
  • Trabajo duro (Hard Work).
  • Industria (Industry).
  • Persistencia (Persistence).

Si tomas la letra inicial de cada palabra en inglés obtienes el acrónimo “A WHIP” (un látigo) – una conveniente forma de recordar los pilares, ya que mucha gente asocia la auto-disciplina con darse latigazos hasta llegar a donde desean hacerlo.

Cada día en la serie exploraré uno de estos pilares, explicando por qué es importante y como desarrollarlo. Pero primero un resumen general…

¿Que es la auto-disciplina?

La auto-disciplina es la habilidad de hacer que tomes acción sin importar tu estado emocional.

Imagina lo que podrías lograr si simplemente te hicieras seguir lo que te has propuesto sin importar lo que pase. Imagínate decirle a tu cuerpo, “Tienes sobre-peso. Pierde 10 kilos.” Sin la auto-disciplina, esa intención no se manifestará. Pero con la suficiente auto-disciplina, ya estará prácticamente hecho.

El pináculo de la auto-disciplina es cuando alcanzas el punto en el que si tu tomas una decisión consciente, estará virtualmente garantizado que la seguirás hasta el final.

La auto-disciplina es una de muchas herramientas de desarrollo personal disponibles para ti. Por supuesto, no es una panacea. Sin embargo, los problemas que puede resolver la auto-disciplina son importantes, y aunque hay otras formas de resolver esos problemas, la auto-disciplina arrasa absolutamente con todas esas otras formas.

La auto-disciplina puede darte el poder de superar cualquier adicción o que pierdas cualquier cantidad de peso. Puede liquidar la procrastinación, el desorden y la ignorancia. Dentro del dominio de problemas que puede resolver, la auto-disciplina simplemente no tiene rival.

Además, esta se convierte en un compañero de equipo poderoso cuando la combinas con otras herramientas como la pasión, establecer metas y planear.

Construyendo auto-disciplina

Mi filosofía de como construir auto-disciplina se explica mejor por medio de una analogía. La auto-disciplina es como un músculo. Mientras más la entrenes, más fuerte te vuelves. Mientras menos la entrenes, más débil te vuelves.

Así como todo el mundo tiene diferentes niveles de fuerza muscular, todos poseemos diferentes niveles de auto-disciplina. Todos tenemos un poco de ella – si tu puedes mantener tu respiración por unos pocos segundos, tienes algo de auto-disciplina. Pero no todo el mundo ha desarrollado su disciplina en la misma medida.

Así como se necesita músculo para ganar más músculo, se necesita auto-disciplina para construir auto-disciplina.

La forma de construir la auto-disciplina es análoga a usar entrenamiento de fuerza progresivo para ganar músculo. Esto significa levantar pesas que están cerca de tu límite. Nota que cuando tu entrenas levantando pesas, tu levantas pesas que tengas la capacidad de levantar. Tu usas tus músculos hasta que fallen, y luego descansas.

De forma similar, el método básico de construir auto-disciplina es enfrentar retos que puedas completar exitosamente, pero que estén cerca de tu límite. Esto no significa intentar algo y fallar en eso cada día, y tampoco significa mantenerte dentro de tu zona de comodidad.

No ganarás nada de fuerza tratando de levantar una pesa que no puedes mover, y no ganarás fuerza levantando pesas que sean muy livianas para ti. Tu debes empezar con pesas/retos que estén dentro de tu habilidad actual de levantar, pero que estén cerca de tu límite.

El entrenamiento progresivo significa que una vez hayas tenido éxito, incrementas el reto. Si sigues entrenando con las mismas pesas, no te volverás más fuerte. De forma similar, si tu fallas en desafiarte a ti misma o a ti mismo en la vida, no ganarás más auto-disciplina.

Así como la mayoría de personas tienen músculos muy débiles comparado con lo fuertes que se volverían con entrenamiento, la mayoría de personas son muy débiles en sus niveles de auto-disciplina.

Es un error tratar de esforzarte demasiado duro cuando intentas construir auto-disciplina. Si tu intentas transformar tu vida entera de la noche a la mañana poniéndote una docena de metas nuevas, y esperas seguirlo todo consistentemente empezando el día siguiente, es casi seguro que fallarás.

Eso es como una persona que va al gimnasio por primera vez en su vida y trata de levantar 150 kilos. Solo te verás como un tonto.

Si tu solo puedes levantar 5 kilos, solo puedes levantar 5 kilos. No hay de que avergonzarte – solo estás empezando desde donde estás. Recuerdo que cuando empecé a trabajar con un entrenador personal hace varios años, en mi primer intento de levantamiento de pesas con los hombros yo solo podía levantar una barra de 7 libras sin peso añadido.

 

Mis hombros estaban muy débiles porque nunca los había entrenado. Pero en unos meses llegué a poder levantar 30 kilos.

De forma similar, si hoy en día eres muy indisciplinado, aún puedes usar la poca disciplina que tienes dentro de ti para construir más. Mientras más disciplinado te vuelvas, más fácil se vuelve la vida. Los retos que para ti una vez eran imposibles con el tiempo parecerán juego de niños. Y a medida que te vuelves más fuerte, los mismos pesos parecerán cada vez más y más livianos.

No te compares con otras personas. Eso no ayudará. Solo encontrarás lo que esperas encontrar. Si tu piensas que eres débil, todos los demás parecerán más fuertes. Si tu piensas que eres fuerte, todos los demás parecerán débiles. Hacer eso no tiene sentido. Simplemente mira a donde estás en este momento, y apunta apunta a volverte mejor a medida que sigues avanzando.

Consideremos un ejemplo.

Supón que quieres desarrollar la habilidad de completar 8 horas sólidas de trabajo cada día, ya que tu sabes que eso hará una diferencia significativa en tu carrera. Yo estuve leyendo un programa de audio esta mañana en el que se citaba un estudio que decía que el trabajador de oficina promedio gasta un 37% de su tiempo socializando en vez de trabajar, sin mencionar otros vicios que se gastan más del 50% del tiempo laboral con cosas no productivas. Por lo tanto, hay mucho espacio para mejorar.

Tal vez tú intentaste trabajar 8 horas sólidas en un día sin caer en distracciones, y solo puedes hacerlo una vez. Al día siguiente fallas completamente. Eso está bien. Hiciste una repetición de 8 horas. Dos repeticiones son muchas para ti en este momento. Así que bájale un poco a las repeticiones. ¿Que duración te permitiría hacer 5 repeticiones (es decir, una semana completa) exitosamente?

¿Es posible que trabajes con concentración completa por una hora al día, cinco días seguidos? Si no puedes hacer eso, reduce a 30 minutos o a lo que sea que puedas hacer. Si tienes éxito (o si sientes que eso sería muy fácil), entonces incrementa el desafío (es decir, la resistencia).

Una vez hayas dominado una semana al nivel uno, sube de nivel la semana siguiente. Y continúa con el entrenamiento progresivo hasta que hayas alcanzado tu meta.

Aunque analogías como esta nunca son perfectas, he sacado mucha ventaja de esta. Al elevar la barra solo un poco cada semana, te mantienes dentro de tus capacidades, y te vuelves más fuerte con el tiempo. Pero cuando estés haciendo entrenamiento de pesas, el esfuerzo real que hagas no significa nada. No hay un beneficio intrínseco de levantar un peso de arriba a abajo – el beneficio viene del crecimiento muscular.

Sin embargo, al construir auto-disciplina, tu también obtienes el beneficio del trabajo que has completado durante el camino, así que eso es aún mejor. Es genial cuando tu entrenamiento provee algo de valor Y te hace más fuerte.

Durante las próximas semanas iré más a fondo en los cinco pilares de la auto-disciplina.

 

Fuente: StevePavlina.com

Traducción: http://traducciones.inglesk.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: