Bubishi, la biblia del Karate

bubishi

El Bubishi es un antiguo manual de combate de karate utilizado para la defensa personal civil. Chojun Miyaji, el fundador del karate Goju-Ryu de Okinawa, se refirió famosamente al Bubishi como "la 'Biblia' del karate-do". El Bubishi no sólo abarca la estrategia, las tácticas y las técnicas de lucha, sino también la historia, la etiqueta, la anatomía, la curación y la medicina.

Aunque el Bubishi no debe considerarse un texto autorizado sobre el karate, es un tesoro de información. Cualquier artista marcial serio haría bien en leerlo y releerlo. El autor que se ha encargado de la investigación y traducción del manual, Patrick McCarthy, ha vuelto a publicar recientemente una edición ampliada de su libro "Bubishi, El Manual Clásico de Combate".

Índice()

    ¿Por qué debería interesarme un texto antiguo como el Bubishi?

    A pesar de ser un texto antiguo, el Bubishi es extremadamente relevante para las artes marciales que practicamos hoy en día en todo el mundo. Esto se debe a que el Bubishi imparte principios de estrategia, táctica, generación de poder, apalancamiento y anatomía humana, que son universales y atemporales. El Bubishi nos muestra que podemos aprender mucho si nos apoyamos en los hombros de los artistas marciales que nos precedieron.

    ¿Qué es el Bubishi (de Okinawa)?

    El término japonés "Bubishi" (武備志) (Wu Bei Zhi en chino) significa "Registro de la preparación marcial". A lo largo del tiempo, ha habido varios libros titulados "Wu Bei Zhi" / "Bubishi".

    Conocer algo de la historia del Bubishi es útil para entenderlo. El Bubishi de Okinawa (al que, para simplificar, nos referiremos aquí de forma abreviada como "Bubishi") se originó en Fuzhou, en la provincia china de Fujian. No está claro cuándo llegó este texto desde China a las islas Ryukyu (Okinawa), aunque la mayoría de los historiadores del karate creen que esto tuvo lugar a mediados del siglo XIX. Algunos historiadores creen que hubo múltiples transmisiones del Bubishi desde China a Okinawa. Por último, es discutible si el texto que llegó originalmente a Okinawa se llamaba "Bubishi", y varios historiadores del karate creen que el título de "Bubishi" se adjuntó al texto más tarde, probablemente en la primera parte del siglo XX, cuando el karate intentaba establecerse en el territorio continental japonés.

    El Bubishi está relacionado con la transformación que sufrió el arte marcial del karate entre la última parte del siglo XIX y la Segunda Guerra Mundial. Durante este periodo:

    • El kárate pasó de ser un arte marcial secreto que se enseñaba en el seno de las familias y a unos pocos elegidos, a ser un arte que se practicaba en las escuelas y se ofrecía abiertamente al público en general.
    • El arte marcial de Okinawa, que se llamaba tuidi/touidi, Mano de China, o Ryukyu kempo/kenpo, entró en el territorio continental japonés, y pasó a llamarse Karate (mano vacía). En ese contexto, el karate tuvo que establecer su credibilidad con respecto a las artes marciales tradicionales japonesas, como el jiu-jitsu, el judo y el kendo.

    El Bubishi es un texto único porque la tradición de secretismo del karate hace que existan muy pocos textos antiguos. Este libro puede considerarse el primer manual de karate de Okinawa. El Bubishi desempeñó un papel importante en la creación del karate moderno, y él mismo fue popularizado por el karate, dando credibilidad a las artes marciales que los okinawenses llevaron al continente. Las primeras publicaciones de partes del Bubishi se remontan al libro de Gichin Funakoshi de 1922 "Ryukyu Kenpo Karate-jutsu", así como otros libros de la época.

    El Bubishi (okinawense) se centra en la autodefensa civil, más que en el combate bélico. Por lo tanto, a diferencia de otros textos como el exhaustivo "Wu Bei Zhi" de Mao Yuanyi, de 1621, o el anterior "Jixiao Xinshu", de 1561, el Bubishi (okinawense) no habla de las armas de combate, y sólo abarca el combate sin armas.

    ¿Qué es exactamente el Bubishi?

    El Bubishi es una recopilación de 32 artículos sobre el Kung Fu chino de la grulla blanca de Fujian y el Kung Fu chino de los monjes. Los artículos discuten una amplia gama de temas, incluyendo los siguientes:

    • Historia del Kung Fu de la Grulla Blanca
    • Filosofía
    • Etiqueta
    • Comparación entre el Kung Fu de la Grulla Blanca y el Kung Fu del Puño del Monje
    • Medicina clásica china y recetas de varias hierbas medicinales, ungüentos y píldoras
    • Puntos vitales (también llamados "puntos de presión"), y técnicas de agarre y golpeo que implican puntos vitales
    • Técnicas de lucha y defensa personal, incluyendo el agarre y la huida
    • Métodos de entrenamiento y acondicionamiento

    En el Bubishi existe un fuerte vínculo entre el combate y la medicina. Esto se debe en parte a que, al ser los sistemas médicos de su época mucho menos accesibles que los actuales, los artistas marciales del pasado necesitaban tener suficientes conocimientos de medicina para poder tratarse a sí mismos. Mientras que un Navy SEAL está entrenado en primeros auxilios y medicina básica, el artista marcial de antes del siglo XX necesitaba saber mucho más para sobrevivir a las infecciones u otros males infligidos en combate. El conocimiento de la medicina también ayudaba al artista marcial a comprender mejor el cuerpo humano y cómo manipularlo para infligir un mayor daño a su adversario.

    Algunas palabras sobre los "golpes mortales" del Bubishi

    Cuando las primeras traducciones del Bubishi comenzaron a aparecer en la década de 1980, muchos artistas marciales se sintieron atraídos por el Bubishi por su revelación de las técnicas "secretas" de toque mortal Dim-Mak (点脉). El Dim Mak es un tipo de conocimiento supuestamente secreto que se supone que confiere al artista marcial la capacidad de infligir incapacidad, muerte inmediata e incluso muerte retardada a su oponente.

    Dim Mak y el arte del "toque de muerte retardado" me traen recuerdos de la película Kill Bill de Quentin Tarantino y de la ficticia "Técnica de las cinco palmas explosivas del corazón" del sifu Pai Mei. Digo esto, por supuesto, con una gran dosis de humor. (Por cierto, la película Kill Bill de Tarantino estuvo muy influenciada por dos películas de los hermanos Shaw, Clan del loto blanco (1980) y Verdugos de Shaolin (1977), que presentan las mismas técnicas "letales" de Dim Mak "corazón explosivo").

    Si tu búsqueda de artes marciales es únicamente por las legendarias habilidades del Dim Mak, me temo que probablemente te sentirá decepcionado. Dejando a un lado ficciones como la de la "palma de cinco puntos que explota el corazón" y otras, el Dim Mak se basa en la medicina china, y en golpear e interrumpir la energía ("chi"/"qi") de tu oponente. En este sentido, el Bubishi ofrece consejos sobre los diferentes puntos de presión, e incluso sobre el momento del día recomendado para golpear esos puntos. Estos conocimientos se basan en la Medicina Tradicional China, que se trata en otros artículos del Bubishi. Es posible que ya esté familiarizado con muchos de estos puntos, como los ojos, la ingle y varios plexos nerviosos, incluido el seno carotídeo, punto muy utilizado para buscar el desvanecimiento.

    Aquí está uno de los puntos vitales / diagrama de puntos de presión de dos versiones diferentes del Bubishi: el manuscrito en el que se basa el libro de Patrick McCarthy, y una versión que Kenwa Mabuni Sensei, fundador del karate Shito-Ryu, publicó en su libro de 1934 "Sepai no Kenkyu" (estudio del kata "Sepai").

    bubishi

    Desafortunadamente, mucha controversia rodea a los practicantes de puntos de presión (Kyusho-Jitsu) de los años 80 y 90 como Seiyu Oyata, George Dilllman y otros. Aunque tengo mis dudas personales sobre el uso de los puntos de presión como técnica de combate principal, creo que el conocimiento de los puntos de presión y su efecto puede ayudar a fortalecer nuestras habilidades como artistas marciales y karatekas. Para ello, estudiar el Bubishi y otros textos es muy útil.

    El karate: ¿un arte marcial que sólo sirve para golpear?

    El Bubishi ofrece una buena visión del karate tradicional. Mientras que algunas personas consideran hoy en día que el karate es un arte marcial que se basa predominantemente en los golpes, el Bubishi demuestra que el karate está bien equilibrado entre el golpeo y el agarre.

    Varios artículos del Bubishi tratan sobre el agarre y la huida, así como sobre los lanzamientos, los derribos y las artes del agarre. Entre los 48 diagramas de defensa personal que aparecen en el Bubishi, que muestran respuestas a situaciones de defensa personal comunes en aquel entonces, al menos 24 tratan sobre el agarre o las defensas de agarre. Un 50% de agarres y el otro 50% son golpes... ¿Qué tal el equilibrio entre el golpeo y el agarre? De esto se deduce que el Karate que llegó a Japón fue limpiado de toda técnica de agarre (puesto que ya tenían el Judo moderno de Jigoro Kano) y de la parte de armas (kobudo), al ser versados en Iaido, Kendo y otras artes.

    El libro de Patrick McCarthy "Bubishi, El Manual Clásico de Combate"

    En 2016, Patrick McCarthy editó y volvió a publicar su libro "Bubishi, The Classical Manual of Combat". El libro incluye no solo una traducción del Bubishi (o, como hemos comentado antes, una versión del Bubishi), sino también capítulos que proporcionan antecedentes y contexto sobre los diferentes artículos del Bubishi. La versión de 2016 también incluye nuevos contenidos, desde un prefacio de motivación de Jesse Enkamp hasta un prefacio histórico de Cezar Borkowski. El mejor contenido nuevo de esta edición es un fascinante estudio titulado "Creación y Creador" de Andreas Quast, sobre la historia y el contexto que rodea al Bubishi. Andreas Quast expone detalladamente la historia y el origen de los Bubishi, rastreando las diferentes ediciones a lo largo de sus respectivos linajes. A continuación, expone de forma muy convincente que el Bubishi es tanto una creación del karate (moderno) como que ha desempeñado un importante papel en la creación y popularización del karate.

    Advertencias

    Una gran advertencia es que, aunque antiguo, el Bubishi no es una biblia. Debido a que el Bubishi fue copiado a mano de un manuscrito a otro, hay muchas diferencias entre las versiones alternativas del Bubishi. Algunas de ellas se deben a errores de transcripción. Otras se deben a que cada copiador del manuscrito interpretó y modificó el texto copiado basándose en su visión personal y en su conocimiento de las artes marciales. El Bubishi, como otros textos de la época, se escribía a mano con pincel. Las copias fueron realizadas por alumnos mayores del maestro, o por copistas profesionales que probablemente carecían de formación en artes marciales. Por tanto, no es de extrañar que se produjeran errores de transcripción.

    Este es sólo un ejemplo: Los 48 diagramas/técnicas de autodefensa mostrados en versiones alternativas del Bubishi son diferentes. Echa un vistazo a una comparación entre un diagrama en el libro de Patrick McCarthy (que fueron re-dibujados por un artista moderno basado en el diagrama original en el manuscrito del Bubishi que McCarthy utilizó para su libro), y un diagrama en el libro de Kenwa Mabuni de 1934 "Sepai no Kenkyu", que contiene artículos del manuscrito del Bubishi que Mabuni poseía. Como se puede ver, hay ligeras diferencias entre las técnicas de esas dos versiones del Bubishi. Otros diagramas de defensa personal pueden diferir significativamente entre las diferentes versiones del Bubishi, incluso en la estructura anatómica real que se ataca.

    Recuerda también que el Bubishi está escrito en ideogramas chinos clásicos del dialecto de Fujian. Muchas veces esos ideogramas tienen múltiples significados. Los chinos, y ciertamente los okinawenses, pueden confundirse fácilmente sobre el significado que el manuscrito pretende transmitir en un uso particular de un ideograma. Las barreras lingüísticas y los errores de transcripción dificultan la plena comprensión del Bubishi. En mi opinión, todo esto no disminuye el valor del Bubishi. Sólo significa que no debe estudiarse como si representara la "mejor" manera de practicar las artes marciales.

    Otra advertencia con respecto al Bubishi tiene que ver con la tendencia de querer encontrar la "fuente" del arte marcial que se practica, debido a la noción de que la "fuente" proporciona el conocimiento más "puro" de las artes marciales. Sin embargo, debemos entender que los estilos que se trajeron de China a Okinawa ya no existen. Por lo tanto, centrar nuestros esfuerzos en descubrir los secretos del karate por nosotros mismos es mucho más útil y práctico que buscar en vano alguna "fuente última e incontaminada". Como dijo Matsuo Basho:

    No sigas ciegamente los pasos de los antiguos maestros, sino que busca lo que ellos buscaron.

    En conclusión:

    Como artistas marciales, muchos de nosotros estamos interesados en una comprensión más profunda del Karate. El estudio de las katas puede ayudarnos a aprender técnicas, pero no con aplicaciones. El Bubishi, y el libro de Patrick McCarthy "Bubishi, The Classical Manual of Combat" nos ayudan a obtener una comprensión más profunda del contexto del karate, la vida antigua de los artistas marciales, su cultura y las amenazas a las que se enfrentaban. Este conocimiento es inestimable para ayudarnos a entender mejor los kata y su aplicación al combate - bunkai.

    Si eres un artista marcial serio o aspirante, te recomiendo encarecidamente que añadas el Bubishi a tu biblioteca, y que lo leas y estudies. Terminaré con una de mis citas favoritas del libro de Patrick McCarthy, que nos recuerda por qué practicamos karate:

    Una mente templada en la tradición del verdadero karate-do permanecerá impermeable al engaño mundano e iluminará la oscuridad del egoísmo y la ignorancia. Con un mayor control sobre nuestra mente, tenemos un mayor control sobre nuestro cuerpo, nuestra vida y el mundo exterior del que formamos parte. Al poner en práctica este poder cada día, nuestras vidas se enriquecen y se realizan de formas que nunca creímos posibles.

    ¡Sigue formándote y aprendiendo!

    Para comprar el libro, pincha el dibujo:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nos obligan a molestarte con las Cookies. Más info