El estrés oxidativo

El estrés oxidativo es un desequilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes en el cuerpo. Los radicales libres son moléculas que contienen oxígeno con un número desigual de electrones. El número impar les permite reaccionar fácilmente con otras moléculas. Los radicales libres pueden causar grandes reacciones químicas en cadena en su cuerpo porque reaccionan fácilmente con otras moléculas. Estas reacciones se llaman oxidación. Pueden ser beneficiosas o perjudiciales. Los antioxidantes son moléculas que pueden donar un electrón a un radical libre sin hacerse inestables. Esto hace que el radical libre se estabilice y se vuelva menos reactivo.

Efectos del estrés oxidativo en el cuerpo

La oxidación es un proceso normal y necesario que tiene lugar en tu cuerpo. El estrés oxidativo, por otra parte, se produce cuando hay un desequilibrio entre la actividad de los radicales libres y la actividad antioxidante. Cuando funcionan correctamente, los radicales libres pueden ayudar a combatir los patógenos, los cuales producen las infecciones.

Cuando hay más radicales libres presentes de los que pueden ser mantenidos en equilibrio por los antioxidantes, los radicales libres pueden empezar a hacer daño al tejido graso, al ADN y a las proteínas de su cuerpo. Las proteínas, los lípidos y el ADN constituyen una gran parte del cuerpo, por lo que el daño puede conducir a un gran número de enfermedades con el tiempo. Estas incluyen:

  • diabetes
  • la aterosclerosis, o el endurecimiento de los vasos sanguíneos
    condiciones inflamatorias
  • la presión arterial alta, que también se conoce como hipertensión
  • enfermedad cardíaca
  • enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson y el Alzheimer
    cáncer
  • el estrés oxidativo también contribuye al envejecimiento.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Todo el mundo produce algunos radicales libres de forma natural en su cuerpo a través de procesos como el ejercicio o la inflamación. Esto es normal y forma parte del intrincado sistema del cuerpo para mantenerse sano.

También puedes estar expuesto a los radicales libres del medio ambiente. Algunas fuentes incluyen:

  • ozono
  • ciertos pesticidas y limpiadores
  • humo de cigarrillo
  • radiación
  • contaminación
  • una dieta alta en azúcar, grasa y alcohol también puede contribuir a la producción de radicales libres.

Manejo y prevención del estrés oxidativo

Es imposible evitar completamente la exposición a los radicales libres y el estrés oxidativo. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para minimizar los efectos del estrés oxidativo en tu cuerpo. Lo principal que puedes hacer es aumentar tus niveles de antioxidantes y disminuir la formación de radicales libres.

Un método para prevenir el estrés oxidativo es asegurarse de que estás obteniendo suficientes antioxidantes en tu dieta. Comer cinco porciones diarias de una variedad de frutas y vegetales es la mejor manera de proporcionarle a su cuerpo lo que necesita para producir antioxidantes. Algunos ejemplos de frutas y verduras que te ayudarán son:

  • las moras, los arándanos y las fresas (lo que comúnmente se conoce como bayas)
  • cerezas
  • los cítricos
  • ciruelas pasas
  • hojas de color verde oscuro
  • brócoli
  • zanahorias
  • tomates
  • aceitunas

Otros ejemplos de fuentes de antioxidantes en la dieta incluyen:

  • pescado y nueces
  • vitamina E
  • vitamina C.
  • cúrcuma
  • té verde
  • melatonina (ver suplementos)
  • cebolla
  • ajo
  • canela

Otras opciones de estilo de vida saludable también pueden prevenir o reducir el estrés oxidativo. A continuación se presentan algunas opciones de estilo de vida que le ayudarán:

  1. Una rutina de ejercicio regular y moderada.
  2. Esto se ha asociado con niveles más altos de antioxidantes naturales y con la disminución del daño causado por el estrés oxidativo. El ejercicio regular se ha relacionado con una mayor duración de la vida, menos efectos del envejecimiento y un menor riesgo de cáncer y enfermedades.
  3. No fume. Evite también la exposición al humo de segunda mano.
  4. Tenga cuidado con los productos químicos. Esto incluye limpiar los químicos, evitar la exposición innecesaria a la radiación y estar consciente de otras fuentes de exposición química, como los pesticidas usados en la comida o en la jardinería.
  5. Sea consciente del medio ambiente. Las iniciativas respetuosas con el medio ambiente, como el uso compartido del coche, ayudan a reducir la producción de radicales libres para usted y su comunidad.
  6. Use protector solar. El protector solar evita que la luz ultravioleta dañe su piel.
  7. Disminuya su consumo de alcohol.
  8. Duerma mucho. Dormir mucho es muy importante para mantener el equilibrio en todos los sistemas de su cuerpo. La función cerebral, la producción de hormonas, el equilibrio de los antioxidantes y los radicales libres, y muchas otras cosas se ven afectadas por el sueño.
  9. Evite comer en exceso. Los estudios han demostrado que comer en exceso y de forma constante mantiene a su cuerpo en un estado de estrés oxidativo con mayor frecuencia que si come a intervalos adecuadamente espaciados, y come porciones pequeñas o moderadas.

Resumen del artículo

Mientras que los radicales libres y los antioxidantes son parte del funcionamiento natural y saludable de su cuerpo, el estrés oxidativo se produce cuando los radicales libres y los antioxidantes están desequilibrados. El estrés oxidativo puede causar daño a muchos de sus tejidos, lo que puede conducir a una serie de enfermedades con el tiempo.

Aunque no se puede evitar completamente la exposición a los radicales libres, se pueden tomar decisiones sobre el estilo de vida en relación con la dieta, el ejercicio y el medio ambiente para ayudar a mantener el cuerpo en equilibrio y prevenir daños y enfermedades.

Fuentes:

https://www.healthline.com

Deja un comentario