X
    Categorías: Nutrición

Alimentos que aumentan la serotonina.

Es bueno conocer qué alimentos aumentan la serotonina para ayudarnos a nuestra salud. Este artículo complementa la dieta mindfulness de la que hablamos hace tiempo en el artículo: ¿Qué es el mindfulness? También podrás encontrar más consejos sobre el mindful eating en el artículo “Comer conscientemente” pero, sin más dilación, comencemos hablando de la serotonina:

¿Qué es la serotonina?

Serotonina es un neurotransmisor que se sintetiza a partir de la transformación del aminoácido triptófano. Se la encuentra en plantas y animales interviniendo en muchos procesos fisiológicos. La mayor parte de este compuesto que está en el cuerpo humano, puede verse en el tracto gastrointestinal y en las plaquetas de la sangre, lo demás es sintetizado en neuronas del cerebro. Algunos alimentos que poseen serotonina.

La serotonina, se puede llegar a encontrar entre los siguientes alimentos, que son:

La avena.

La avena forma parte de lo que se conoce como carbohidratos «inteligentes». ¿Qué significa esto? Básicamente que hay alimentos que tienen un efecto calmante en el cerebro. Uno de ellos son los carbohidratos complejos (alimentos de origen integral en su mayoría), los cuales tiene también otra excelente característica: Favorecen la producción de triptófano, un aminoácido esencial a partir del cual se sintetiza la serotonina. Asimismo, es interesante saber que la avena es una propuesta sensacional para nuestro desayuno. Nos ofrece proteínas para empezar el día con energía. La avena, además, tienen seis de los ocho aminoácidos esenciales: isoleucina, leucina, lisina, metionina, y fenilalanina. Todos esos elementos son sensacionales para mejorar el ánimo nada más empezar la jornada.

El plátano.

De entre los alimentos que aumentan tu salud, el plátano es sin duda uno de los más destacados. Por sí mismo no combate la depresión, pero lo que sí hace es darnos una inyección natural de energía, optimismo y salud. Lo consigue porque el efecto del plátano en nuestro cerebro es simplemente sensacional:
Favorece la producción de triptófano. Nos aporta vitamina A, C, K y B6, componentes básicos para favorecer la síntesis y metabolismo de múltiples neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.
También, tiene azúcares naturales, que unidos con su fibra, nos brindan un aporte excelente de potencia y energía para derrotar los momentos de tristeza.

Los huevos.

Puede que a día de hoy muchos eviten el consumo de huevos por el temor a que eleve sus niveles de colesterol. Sin embargo, el doctor Ricardo Cepero Briz de la Universidad de Zaragoza ha confirmado en uno de sus estudios que los huevos cuidan de nuestra salud porque aportan colesterol bueno o HDL.
La clave está en consumirlos con equilibrio. Asimismo, los huevos al igual que los lácteos nos ayudan a producir triptófano y vitamina B6, sustancias necesarias para la producción de este.

El chocolate.

Estamos seguros de que más de uno esperaba con impaciencia la aparición del chocolate en este listado.
Efectivamente es esto y nos lo podemos consumir a diario. Sobre todo por las mañanas. Aunque eso sí, sin excedernos de una onza diaria de chocolate negro, el más puro y sin azúcar.

Así, de entre los alimentos que aumentan la serotonina y la dopamina, el chocolate es uno de los preferidos. Además de ser uno de los alimentos más deliciosos, nos proporciona exorfina, un analgésico natural que reduce el dolor. También nos ofrece teobromina, una sustancia similar a la cafeína que nos inyecta energía.

La piña.

A veces descuidamos los beneficios que nos aportan muchas de esas frutas que tenemos a nuestro alcance. La piña es sin duda uno de esos alimentos que nunca deberían faltar en nuestra dieta. ¿La razón? Tenemos muchas:

La piña alivia la ansiedad y es antiinflamatoria.

Es rica en vitamina C, ideal para favorecer la circulación, la concentración y la motivación. Es muy adecuada en la cena, puesto que nos ayuda a producir melatonina, la hormona del sueño. La piña es diurética y desintoxicante. Como curiosidad. La piña se convirtió en uno de los alimentos más consumidos en el 2015. Tras muchas investigaciones publicadas, diciendo sus beneficios para nuestra salud, este se alzó como la fruta favorita por la mayoría. Es todo un tesoro de vitaminas B1, B6, E, potasio, magnesio, yodo, cobre ácido fólico, entre otros.

El salmón.

Pescados como el salmón o la caballa son ricos en vitaminas del complejo B. Este tipo de nutrientes esenciales son muy necesarios para favorecer la producción de este. Asimismo, como ya hemos indicado alguna vez en nuestro espacio, el cerebro necesita de forma regular ese aporte de omega-3 presente en el salmón, con el cual mejorar procesos como nuestra atención, memoria o estado de ánimo.

Los garbanzos.

Dicen de los garbanzos que son el ingrediente de la vida. Una frase muy cierta, debido que de entre los alimentos que aumenta esta, así este tipo de legumbre ha sido desde hace siglos uno de los más usados. Así, son muchos los lugares que conocían desde la época antigua sus características para mejorar el estado anímico y para transferir energía. De ahí que un buen plato de hummus acompañado de aceite de oliva, ajo y pimentón sea una de las comidas más comunes y apreciadas en Oriente Próximo.

El pimiento.

Un alimento que aumenta la serotonina y la dopamina es el pimiento. Sobre todo si es rojo. Esta tonalidad ya nos advierte de su riqueza en antioxidantes, y ello le encanta al cerebro. Asimismo, tampoco podemos olvidarnos de la capsaicina, un compuesto químico sustancia excepcional que a muchos les encanta (y otros evitan). Esa sensación de quemazón que hace que aumente nuestra producción de endorfina y mejora nuestra salud. Un secreto:

Mejor consumirlo de forma natural.

Solo un poco de pimiento en nuestras ensaladas y ayudaremos nuestro equilibrio interno y nuestro buen estado de ánimo.

Pipas (semillas) de girasol.

Las semillas de girasol tienen unas propiedades nutricionales maravillosas. Así, y por si esto no fuera poco, nuestras queridas «pipas» son ricas en triptófano, ese aminoácido esencial para producir serotonina. Además contienen un nivel muy elevado de antioxidantes y magnesio, un mineral necesario para la salud de nuestro cerebro. También, es esencial recordar que las semillas de girasol ayudan al bienestar de la persona de modo natural. Así que mejor sin sal ni otros componentes. Solo un puñado en nuestras ensaladas o batidos y podremos aprovechar todas sus virtudes.

Mindful Man: Muchos años recorriendo el camino... acompáñame.
Entrada Relacionada

Esta web usa cookies.