Poema sobre la ira

El siguiente poema sobre la ira, lo escribió el monje budista Thich Nhat Hanh, durante la guerra de Vietnam, después de saber que la fuerza aérea de los EEUU bombardeara la ciudad de Ben Tre, hogar de una de sus más fieles colaboradoras.

Las fuerzas estadounidenses destruyeron por completo el pueblo, solo por que buscaban 5 o 6 guerrilleros. Más tarde un oficial declaró que se había visto forzado a bombardear y destruir la ciudad para salvarla del comunismo. Es sabido que el budismo nos enseña a controlar nuestras reacciones más internas, para no dejarnos llevar por las emociones destructivas y es por ello que el siguiente poema habla sobre controlar la ira.

Cada vez que sintamos que la ira aflora en nosotros, podemos recordar este poema. Es fácil dejarnos llevar por las emociones, pero ¿eso nos distingue de los animales?. Nosotros podemos ser personas con grandes valores, con un espíritu trabajado gracias a la meditación y al mindfulness en general. Maestros como “Thay” nos enseñan esto constantemente, ya sea en forma de libros, charlas o poemas.

Poema sobre la ira

Sostengo mi rostro entre mis manos.

No, no estoy llorando.

Sostengo mi rostro entre mis manos para mantener calmada mi tristeza

dos manos que protegen, dos manos que nutren

dos manos que impiden que mi alma me deje sumido en la ira.

 

Fuente: For Wamth, Call Me by My True Names (Berkeley, Parallax Press, 1999)

Deja un comentario