Qué es el modelado

Qué es el modelado 1

 

¿Qué es exactamente el modelado y cuáles son sus beneficios? Esta es una pregunta que muchos estudiantes y profesionales de la psicología se hacen. En este blog, explicaremos qué es el modelado en psicología, cómo funciona y los beneficios para sus usuarios. Así que si estás interesado en saber más, sigue leyendo.

Beneficios de acudir al psicólogoBeneficios de acudir al psicólogo

Entendiendo el modelado

El modelado es un paradigma de investigación efectivo y profundamente arraigado en la psicología. Su origen se remonta a mediados del siglo XX, cuando se empezó a usar para estudiar comportamientos aprendidos. Hoy, su utilidad ha evolucionado y se usa también para ilustrar comportamientos sociales más complejos. El modelado también se ha convertido en una herramienta útil para proporcionar respuestas a preguntas sobre la adaptación humana, el desarrollo de la conducta y otros campos más.

En resumen, el modelado es un proceso que emplean los psicólogos para evaluar o estudiar el repertorio de respuestas a ciertas cualidades o circunstancias del comportamiento humano. Está diseñado para predecir qué estímulos causan determinadas respuestas en un individuo determinado basadas en las experiencias previas de ese individuo, así como en características biopsicosociales únicas. El modelador busca entender cómo los cambios en el comportamiento individual reflejan los factores externos relacionados con entornos informativos e interpersonales diversificados (tales como escuela o vida familiar). El objetivo es identificar patrones y mecanismos subyacentes que promueven el aprendizaje humano y explican la variabilidad interindividual en el control mental y acciones futuras.

Expertos en modelado

El modelado es una técnica utilizada por psicólogos y profesionales de la salud mental para ayudar a los niños y adultos a desarrollar habilidades positivas. Esto implica asignar responsabilidades, ofrecer ayuda y motivación, tener expectativas adecuadas e implicar al paciente en el proceso de cambio. A medida que crecen las experiencias anteriores de modelado, los psicólogos se han vuelto más expertos en identificar cuándo utilizar esta herramienta.

Cada vez más profesionales eligen especializarse en modelado, ya que los buenos resultados generalmente se obtienen rápidamente. Esta variedad de desempeño habilita a los profesionales a ofrecer a cada paciente un tratamiento personalizado para abordar sus necesidades individuales. El modelado sirve como herramienta útil para promover el bienestar mental y mejorar la autoestima y automotivación del individuo.

La terapia basada en el modelado se centra principalmente en la descripción y demostración del comportamiento necesario para lograr un resultado óptimo o éxito deseado. Es fundamental identificar primero las conductas no productivas o problemáticas antes de ir más allá con el uso del modelado como herramienta terapéutica. Después de establecer metas individualmente acordadas entre el paciente y el psicólogo, ​​el próximo paso es buscar ejemplos adecuados de comportamientos moralmente correctos relacionados con aquellas metas.

Por lo tanto, con un compromiso adecuado y una metas reales, se procede a reprimir las conductas previstas inadecuadas, creando un compromiso mutuo y un marco conjunto entre terapeuta/paciente e incentivando a este último, el modelado lo empoderará para tomar posiciones reflexivas responsables sobre su comportamiento o para evitar acciones futuras potencialmente inapropiadas. En resumen, el modelado permite que el profesional diseñe comportamientos positivos que previamente han sido mal comprendidos o mal configurados.

Experimentos sobre modelado en animales

El modelado es un término clave en la teoría de la psicología conductual, que se refiere a la capacidad de un individuo para aprender comportamientos nuevos y adquirir nuevos conocimientos mediante la observación. El modelado se investiga en estudios con animales que intentan descifrar cómo los seres humanos (y otros animales) adquieren conductas o recuerdos. Esta rama de la psicología conductual es expandida a partir del uso experimental e instrumental del modelaje sobre los animales y su impacto en el desarrollo cognitivo y emocional de los mamíferos y, especialmente, del ser humano.

Los estudios realizados con animales ayudan a ilustrar el proceso de modelado que conduce al aprendizaje, se nutre de lo anteriormente aprendido para desarrollar habilidades nuevas. El modelado relaciona la observación directa con las experiencias subjetivas para formar patrones etológicamente significativos. Las teorías modernas proponen que el comportamiento conductual es producto del cambio organizacional comenzando desde un principio puramente tendencial hacia una dirección conducida por situaciones inmediatas relevantes.

La investigación animal sobre el déficit derivado del modelaje explica por qué existen diferencias entre individuos y podrían ayudarnos a entender mejor la innovación social y evolutiva mediante el establecimiento basado en comportamientos individuales comunicándose entre sí. Se hace uso principalmente de datos predictivos derivados en diferentes estilos comportamentales cuando se investiga este área; sin embargo, hay evidencia limitada que respalde tal teoría debido principalmente al diseño experimental no riguroso aplicado al estudio realizado con animales en entornos controlados. Es decir, el eterno problema de trasladar el experimento en el laboratorio a la vida real.

Entrada anterior
Alexia
Entrada siguiente
Lo que el estoicismo todavía tiene que enseñarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.