¿Cómo superar una ruptura amorosa? 10 pasos a seguir

Una ruptura amorosa es una de las situaciones más comunes y dolorosas para hombres y mujeres. Las causas se asocian a factores como: la rutina, la “demoledora convivencia” y la disminución de la pasión.

Se calcula que más del 80 por ciento de las personas que acuden una consulta de psicología, lo hacen por este motivo, señala Sergio García, psicólogo, colaborador de varios espacios radiofónicos, quien reflexiona sobre este asunto:

“Nos cansamos cuando el pacto que se hizo con la pareja ya no es el mismo y varía la situación, entonces se opta por la decisión de mejorar o de deshacer el compromiso de seguir caminando juntos.»

Según explica, los cambios en las sensaciones “amor-pasión” y la extinción de la intensidad en el sentimiento (como mariposas en el estómago), hacen inevitable que se pasen momentos de tristeza, generalmente porque buscamos  “jugarnos” toda la alegría en la carta del amor.

¿Que debes hacer si sufriste una ruptura amorosa?

El primer paso para empezar una buena recuperación es aceptar que la relación se terminó.

¿Qué quiere decir aceptar?

Aceptar quiere decir reconocer, tanto con la mente como con el corazón, que la relación se terminó y que no hay posibilidad de que nuestra pareja regrese.  Es estar conscientes de que cuando nuestra ex pareja nos aseguró que ya no nos ama, que ya no quiere vivir con nosotros o que tiene otra relación, lo dijo en serio y la relación ya se acabó.

Mientras no lo aceptamos y de alguna manera, muy dentro de nosotros, sigamos  pensando o esperando que en algún momento llegue a cambiar de opinión y regrese, no vamos a poder salir adelante. Además una cosa es incuestionable: No por no aceptar una realidad, ésta va a cambiar.

Aceptar la realidad es saber que lo que es, es, nos guste o no nos guste.

El segundo paso es: Si tu pareja ya tomó la decisión y te dijo que ésta es final, no sigas presionándola y persiguiéndola, si él o ella ya está convencido/a no vas a lograr nada, más que sentirte peor.

Tercer paso: Para algunas personas estar triste es tan desagradable que no se lo permiten. Incluyendo el discurso de él o ella no lo merece ya que podemos hacer que fluyan de manera natural de nuestros sentimientos, y esto es meramente necesario.  En una ruptura se produce una pérdida, no solo de la pareja sino también de un estilo de vida. Es necesario que te dejes sentir y aceptar esta pérdida. Esforzarte en estar bien no te permite procesar lo que estás viviendo y además implica un desgaste emocional al forzarte a no sentir; incluso puede que tomes decisiones de las que no te enorgullezcas posteriormente.

Cuarto paso: No es el momento de endiosar a tu ex pareja o recordar exclusivamente los mejores momentos con él o ella. Se trata de ser justo y comprender que siendo yo o siendo la otra persona quien finalice la relación, esta o estaba fallando algo, ese algo no iba bien, o puede que se tratase de una relación tóxica. Esto es más justo que torturarte o torturar a tu pareja, tampoco pensar que tú eres el bueno o lo es el otro.

Quinto paso: Necesitas expresar lo que sientes y lo que te está pasando. Puedes hacerlo de 2 formas:

  1. a) Elige 1 o 2 personas en quienes confíes, que te escuchen con respeto, no te compadezcan y no aumenten tu malestar y con quienes puedas hablar, en algunas ocasiones.
  2. b) Escribe en un cuaderno a alguien con quien compartas y en quien confíes, aunque ya no esté presente, escritos que no serán enviados, puedes quedártelos o deshacerte de ellos luego de escribirlos.

Sexto paso: Intenta ser comprensivo y respetuoso con sus amigos y familiares. A ti también te gusta que tu gente te apoye y a veces es complicado apoyar a los dos después de una ruptura sentimental. Habrá quien se posicione de tu parte y quien se posicione de la suya. Intenta que esto no te haga más daño del necesario y para ello comprende que es algo normal.

Séptimo paso: Las redes sociales. A través de ellas puedes obtener cierto nivel de información pero seguramente tu imaginación ponga el resto y lo haga de una manera cruel y dolorosa. Mejor mantener límites con estas redes si quieres sobrepasar la ruptura lo mejor posible. Evita controlar a tu pareja, es más necesario que empieces a preocuparte  por ti.

Octavo paso: Vuelve a tus actividades que antes realizabas, aunque de momento no tengas el ánimo y también realiza aquellas cosas que alguna vez imaginabas que te gustarían probar, aunque en un principio te las tengas que imponer. No olvides que es necesario que estés activo casi todo el tiempo y que trates de pensar en otras cosas.

Noveno paso: Aunque a veces no tengamos claro cómo superar una ruptura, y como en cualquier situación conflictiva, ten paciencia y se tolerante contigo mismo. No te pongas una fecha límite para encontrarte bien y no desesperes si pasado cierto tiempo siguen existiendo momentos de recuerdo y melancolía. Es lógico que esto suceda, ya que has compartido un tiempo y vivencias muy privadas con esta persona pero llegará el día en que el recuerdo no escueza tanto. Si tienes experiencias previas en rupturas sentimentales o pérdidas de alguien o algo de valor, sabrás que esto es así, tenlo presente.

Décimo paso: Si tu ex pareja está saliendo o viviendo con otra persona, nunca te compares con ella. Esa persona no es mejor que tú, simplemente es diferente y los gustos, necesidades, expectativas y valores de tu pareja, en estos momentos, son distintos a los que tenía cuando empezó su relación contigo.

Consejo final:

Si a pesar de poner en marcha estas pautas, y si habiendo trascurrido cierto tiempo no consigues remontar, no dudes en contactar con un psicólogo que te ayude a reinterpretar esta experiencia de una manera positiva que te permita seguir adelante y sobrepasar  este sentimiento.