Gracias al libro «La culpa es de la vaca» he encontrado relatos bastante interesantes. Recomiendo el libro cien por cien, espero que el par de relatos que he compartido sean suficientes para que el lector compre el libro. Puede seguir el enlace del final del artículo si está interesado en conseguir el libro. La carreta es, bajo mi punto de vista, una obra maestra.

La carreta

Cierta mañana, mi padre me invitó a dar un paseo por el bosque y yo acepté con placer. Se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó:

—Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas algo?
Agucé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
—Estoy escuchando el ruido de una carreta.
—Eso es —dijo mi padre—. Es una carreta vacía.
—¿Cómo sabes que está vacía, si aún no la vemos? —le pregunté.


Y él respondió:
—Es muy fácil saber que una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto menos cargada está una carreta, mayor es el ruido que hace.

Me convertí en adulto y aún hoy, cuando veo a una persona hablando demasiado, a una persona inoportuna, que interrumpe la conversación de todo el mundo, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo: Cuanto menos cargada está una carreta, mayor es el ruido que hace.

Fuente: La culpa es de la vaca

 

¿Te ha gustado? ¡Suscríbete al blog!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Meditación y Psicología will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.