Dormir bien mejora tu salud mental

dormir bien

La salud no es únicamente ausencia de enfermedad, para considerar que estamos completamente sanos es preciso estar en un estado de bienestar. Por tanto, cuando tenemos estrés, preocupaciones en el trabajo, en la familia, cuando nos sentimos cansados y con cambios de humor frecuentes, no estamos bien. Los malestares psicológicos deterioran nuestra calidad de vida y mantienen una relación muy estrecha con el sueño.

De hecho, la relación sueño – salud mental es dialéctica, si no dormimos bien, estamos cansados y estresados, lo que dificulta darle solución a situaciones importantes. No solucionar estas situaciones causa más estrés y menos calidad de sueño. Es un círculo vicioso, pero del cual es posible salir y equilibrar nuestras horas de descanso para mantener nuestra salud mental.

Índice

    Problemas psicológicos derivados de no descansar

    Dormir no es igual a descansar. Durante el sueño, se produce un ciclo que dura alrededor de 90 minutos, este ciclo se compone de 4 fases, y es necesario que, durante la noche, este ciclo se repita al menos 4 veces. Esta es la forma en que el cuerpo descansa, pues, cada fase repone, libera y reorganiza neurotransmisores e información dentro del cerebro para que el cuerpo esté física y cognitivamente bien.

    Cuando no se produce un buen descanso, a nivel físico podemos tener síntomas como dolores de espalda y cansancio. Y, a nivel psicológico, también se pueden presentar otras dificultades como poca concentración, irritabilidad, fallas en la percepción, dificultades para memorizar, etc. En resumen, se ven afectados los procesos cognitivos y si le sumamos el malestar físico, no descansar es tremendamente perjudicial para la salud.

    En término de salud mental, no descansar adecuadamente puede incrementar la posibilidad de padecer algunos de estos problemas de salud mental:

    Estrés: el estrés es la respuesta del cuerpo ante una amenaza o situación importante. Cuando la situación nos sobrepasa, el estrés crónico puede causar problemas. Con el estrés se elevan los niveles de adrenalina y cortisol, el descanso inadecuado altera los niveles de cortisol y esta hormona genera reacciones negativas en el sistema inmunológico y en el estado de ánimo.

    Ansiedad: este es un estado de miedo e inquietud. A menudo, experimentamos ansiedad ante situaciones importantes o ante la incertidumbre. Pero esta preocupación puede volverse excesiva y causar extremo malestar ante situaciones cotidianas e incluso sin razón aparente.

    Depresión: es un estado de profunda tristeza, insatisfacción y cuestionamiento del valor personal. La tristeza prolongada puede causar grandes malestares, de hecho, la depresión genera síntomas como pérdida de la capacidad de disfrute, aislamiento, pérdida o incremento del apetito.

    La meditación como solución

    El descanso y la salud mental están íntimamente relacionados e influenciados. La ausencia de bienestar o salud mental puede causar insomnio, y el insomnio en sí mismo puede causar malestares mentales. Una alternativa que puede ayudar a ambos problemas al mismo tiempo, es la meditación.

    La meditación es una práctica para entrenar la mente de forma consciente. El objetivo final de la meditación es llevar la mente y el cuerpo a un estado de serenidad, paz y calma. El estado de calma que se induce con la meditación nos ayuda a conciliar el sueño y también ayuda  a aliviar el insomnio.

    Varios estudios científicos certifican los beneficios de la meditación, en los problemas de salud mental se ha verificado como la meditación combate los síntomas de depresión, reduce la ansiedad y ayuda a combatir los efectos del estrés.

    La alteración del sueño también afecta las funciones cognitivas, pero la meditación también ha demostrado ser efectiva en el aumento de la atención y concentración, la mejora de la memoria, el aprendizaje y otras funciones cognitivas como el fortalecimiento de la creatividad y potencia la aparición de emociones positivas que ayudan a su vez a mejorar las relaciones sociales.

    Cabe destacar que todos estos beneficios son perceptibles cuando no se padece algún trastorno psiquiátrico o cuando no hay daño orgánico, en caso contrario, la meditación puede ser contraproducente.

    ¿Cómo empezar a meditar?

    Existen diferentes tipos de meditación, varían en técnica y hasta en enfoque. Es recomendable empezar con ejercicios de respiración, meditación destinada a inducir el sueño y posteriormente otro tipo de técnicas como la visualización.

    Cuidar la higiene del sueño

    La meditación es increíble y tiene muchos beneficios para la salud en general, sin embargo, para procurar tener un buen descanso es preciso mantener una higiene del sueño que ayude al cuerpo a descansar, a cumplir con sus fases del sueño y reparar el cerebro. Para esto, aquí se exponen algunas prácticas que ayudarán a dormir mejor:

    • Establecer horas fijas para dormir y despertarse.
    • Evitar tomar siestas luego de las 3 pm.
    • No consumir nicotina.
    • Evitar la cafeína por las noches.
    • Hacer alguna actividad relajante antes de dormir.
    • Dejar de usar dispositivos electrónicos media hora antes de ir a la cama.
    • Si luego de acostarse, pasan 20 minutos y no logra conciliar el sueño, parece de la cama y realice alguna actividad sencilla como leer.
    • Hacer ejercicio durante el día.

    Conclusión

    El descanso es esencial, pero, a veces, parece que no le damos la importancia que merece. Las pocas horas de sueño pueden causar malestares físicos y emocionales que deterioran nuestra calidad de vida. Los cambios y beneficios en nuestro rendimiento mental y percepción de bienestar pueden obtenerse muy pronto haciendo algunos cambios en nuestra rutina e incluyendo nuevas actividades como ejercicio y meditación. 

     

    Artículo relacionado->  "Solo respira"

    Fuentes:

    https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/insomnia/symptoms-causes/syc-20355167#:~:text=Por%20lo%20general%2C%20se%20debe,noches%20y%20noches%20sin%20dormir.

    https://comountronco.es/blog/meditacion-guiada-dormir/

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir