Saltar al contenido
Meditación y Psicología

Proverbios indios americanos

marzo 21, 2020
proverbios indios

Los proverbios indios americanos son dichos que no son demasiado conocidos para el público común. Sin embargo, guardan una sabiduría milenaria que merece ser contada…

¿Quienes son los indios americanos?

Los conocidos como indios americanos son los pueblos indígenas de América del norte. A diferencia de lo que se pueda pensar, los pueblos nativos de los Estados Unidos estaban divididos en decenas de etnias con costumbres, lenguas y estilos de vida muy diferentes. Apaches, sioux o cheyenes son algunos de los nombres de las tribus más conocidas gracias a la gran pantalla, pero existían muchas más.

Cuando el 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón desembarcó en Guanahaní (Bahamas), creyó que había llegado a la India. El navegante había partido dos meses y nueve días antes desde el Puerto de Santa María, en busca de una nueva ruta que alcanzara el país asiático cruzando el océano. No fue hasta 15 años más tarde, cuando los nuevos colonizadores descubrieron que esas tierras donde no abundaban ni el oro ni las especias no eran la India, sino un nuevo continente al que llamaron América. Así, en los primeros encuentros con los indígenas americanos, los colonizadores les nombraron indios.

Sobre los proverbios indios americanos

Los indios de Norteamérica se han representado por décadas con un estereotipo guerrero. Casi todas las películas de “indios y vaqueros” los muestran como comunidades en esencia orientadas al combate. Sin embargo, la filosofía que se desprende de sus proverbios habla de una visión del mundo orientada hacia la paz y el respeto mutuo. Aunque la mayoría de esas comunidades fueron exterminadas, buena parte de su sabiduría logró sobrevivir al genocidio. Muchas de sus enseñanzas vencieron el tiempo y la violencia. Gracias a ello, hemos hecho una selección de sus mejores proverbios para nuestro aprendizaje. Son los siguientes.

Algunos proverbios indios americanos:

El respeto a los más débiles

Este punto era bastante importante entre los indios Sioux:

“Que mis enemigos sean poderosos, para que no me sienta mal cuando los derrote”.

La elección de los pensamientos

Los Dakota aportan varios de los más bellos proverbios de los indios norteamericanos. Este es uno de los más interesantes:

“Piensa lo que quieras pensar, pero no olvides que tienes que convivir todos los días con tus propios pensamientos”.

Este aprendizaje hace recordar que somos nosotros mismos los que elegimos los pensamientos que habitan en nuestra cabeza. Y son esos huéspedes quienes nos acompañan día y noche. De cada uno de nosotros depende qué clase de ideas permitimos que habiten allí.

El respeto por el medio ambiente

Algunos de los proverbios de los indios norteamericanos se interpretan a la importancia de lo natural.
Este, por ejemplo, llama a moderar la soberbia frente a lo que nos rodea:

“Nosotros no heredamos la tierra de nuestros ancestros; solo la tomamos prestada de nuestros hijos”.

Así mismo, advierten sobre la responsabilidad del ser humano frente las demás formas de vida:

“Cuando el último árbol sea cortado, el último río envenenado, el último pez pescado, sólo entonces, las personas se darán cuenta de que el dinero no se puede comer”.

De una u otra manera, se adelantaron siglos en el tiempo con una enseñanza como esta.

Todo tiene un propósito

Las comunidades originarias proponen un sentido para todo lo que existe:

“Todo en la tierra tiene un propósito, cada hierba puede curar una enfermedad, cada persona tiene una misión que cumplir.»

Este es el concepto de los indios sobre la existencia. Esto significa que cada ser, animado e inanimado, tiene una razón para existir. Su presencia en el mundo está plenamente justificada, aunque no sea comprensible para quien la perciba. Por tanto, este proverbio de los indios norteamericanos es también una llamada al respeto y a la tolerancia.

Juzgar a otros

Así como en otras culturas, en las de los indios norteamericanos se advierte sobre ser injustos al juzgar a los otros. Así lo señala este proverbio Sioux:

“Antes de juzgar a alguien, camina 3 lunas con sus zapatos”.

La consideración con los demás no solo está en el hecho de ser cautelosos a la hora de emitir juicios. También algunos proverbios hacen un llamado directo a evitar hacerles daño a los demás, porque finalmente es un daño que uno se hace a sí mismo. Así lo señala este aforismo:

“Evita herir el corazón de las personas, el veneno del dolor que causes a otros retornará a ti. Debes ser sincero y verdadero en todas tus actuaciones. La honestidad es la gran herencia que dejaremos al universo”.

Aprende de los fuertes

Muchas de estas sociedades buscaban la paz, pero también estaban preparadas para la guerra. Por eso muchos de los pensamientos de los indios norteamericanos van a la lucha. Uno de ellos dice lo siguiente:

“El valiente muere una vez, el cobarde, muchas”.

Esta sentencia alude a que el valiente es resuelto, mientras que el cobarde duda. Por eso mismo, el padecimiento de la falta de valor equivale a morir muchas veces. Esta idea del valor se refuerza en otro bello proverbio:

“Si quieres ser fuerte como el bisonte, no comas bisonte, sino lo que él come”.

La frase es un llamado a mirar la fortaleza como un proceso que se realiza de dentro hacia fuera y no al contrario. Se complementa con otro proverbio Navajo que señala:

“Un terreno rocoso no necesita una plegaria, necesita un hacha puntiaguda”.

En este caso, exalta el valor de la acción y no de la intención.

La amistad

Las comunidades originarias de América le daban un gran valor a la amistad y a la lealtad. En este proverbio hacen hincapié en la dedicación que la amistad exige:

“Recorre a menudo la senda que lleva al huerto de tu amigo, no sea que la maleza te impida ver el camino”.

Se trata de una bella frase que llama a cultivar los vínculos de amistad. Advierte también que de no hacerlo podrían crearse barreras que después resulten difíciles de vencer. La amistad necesita interés, tiempo y proximidad. De lo contrario, difícilmente sobrevive.

Caminar juntos

En esta hermosa enseñanza de los indios Ute se condensa un verdadero catálogo de lo que significa la igualdad en las relaciones humanas:

“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez no quiera seguirte. Ven a mi lado para poder caminar juntos”.

Este, como otros pensamientos de los indios norteamericanos, es una biblioteca de sabiduría. Aunque casi todas estas comunidades representen actualmente solo una pequeña minoría, sin duda alguna, su saber tiene un alcance universal.

Si te han gustado estas frases te recomiendo el siguiente post:

Las mejores frases