La glándula pineal

Esta glándula, conocida como cuerpo pineal, esta diminuta glándula endocrina se encuentra dentro del cerebro de los vertebrados. Produce melatonina, una hormona derivada de la serotonina que afecta a la modulación de los patrones del sueño, tanto a los ritmos circadianos como estacionales. Su forma se asemeja a un pequeño cono de pino (de ahí su nombre), y está ubicada en el epitálamo cerca del centro del cerebro, entre los dos hemisferios, metida en un surco donde las dos mitades del tálamo se unen.

Casi todas las especies de vertebrados poseen una glándula pineal. La mayor excepción son los Myxini, que es particularmente considerado como uno de los tipos de vertebrados más antiguos. Aparte, en el Myxini es probable que exista una estructura (pineal equivalente) en el diencéfalo dorsal. Algunos vertebrados más desarrollados, entre ellos el caimán, carecen de glándula pineal ya que la perdieron durante el transcurso de la evolución.

Los resultados de diversas investigaciones científicas en biología evolutiva, neuroanatomía comparativa y neurofisiología han explicado la filogenia de la glándula pineal en diversas especies de vertebrados. Desde el punto de vista de la evolución biológica, la glándula pineal representa un tipo de fotorreceptor atrofiado en el epitálamo de algunos vertebrados. En especies como anfibios y reptiles, se destaca como un órgano vestigial, definido como ojo parietal activo en el epitálamo, por lo que también se le llama: “ojo pineal”.

Historia de la glándula pineal

La glándula pineal tuvo un papel importante en la filosofía de René Descartes, al considerarla, desde una perspectiva dualista, como el asiento principal del alma y el lugar en el que se forman todos nuestros pensamientos. En ese mismo sentido, Descartes especuló que su fisiología estaba involucrada en la sensación, la imaginación, la memoria y que era la causa de los movimientos corporales. Sin embargo, algunos de sus supuestos anatómicos y fisiológicos básicos estaban totalmente equivocados, no sólo de acuerdo a estándares actuales, sino también a la luz de lo que ya se conocía en su tiempo.

Los grandes misterios de la glándula pineal

Esta misteriosa y poco conocida glándula se halla alojada en la base del cerebro, pesa entre 100 y 180mg. Y no mide más de 5mm de diámetro. Pero ¿Qué tiene de misterioso esta pequeña glandulita? Como marco histórico, muchas personas se han referido a ella y vamos a esbozar algunos detalles simplemente por curiosidad y no todos (sobre todo los esotéricos) avalados por la ciencia:

  • La glándula pineal es la conexión entre el cuerpo y el alma
  • La civilización egipcia, por su gran interés por la vida después de la muerte, en el proceso de momificación algunos órganos era cuidadosamente preservados mientras que otros, como el cerebro, eran totalmente removidos. Aunque no lo crean, ésta insignificante glándula era uno de los órganos cuidadosamente conservados dentro del cuerpo de la momia; pero ¿Qué diferencias tenía ésta respecto del resto del cerebro y que relación con la muerte?
  • Para el hinduismo y algunas culturas asiáticas la representación del séptimo chakra, Sahas rara, chakra corona o coronario, son los sentidos, el chakra maestro que activa a los demás. Su localización y rol sería parecido al de la glándula pituitaria, que segrega hormonas para controlar el resto del sistema endocrinológico, y que también se conecta con el sistema nervioso central a través del hipotálamo.
  • Algunas personas en el mundo de habilidades psíquicas, hablan de cómo la glándula pineal es ese tercer ojo.
  • Según cuentan, la glándula tiene una apertura, con un lente para distinguir luz, es hueco y tiene receptores para distinguir colores y tiene una visión de 90 grados. Para único donde no puede mirar es hacia abajo. Dicen que dentro se encuentran todas las geometrías y entendimientos de cómo la realidad fue creada, en todos nosotros, grabado pero en nuestra caída lo olvidamos y sin nuestras memorias comenzamos a respirar diferente. Ahí me pregunté, que rayos tenía que ver la respiración en todo esto.
  • Resulta que según explican, la energía pránica, (energía de la vida), circulaba por el centro de la glándula pineal. Además al no dejar aplicar esta, el prana, o energía vital del universo lo llama la mayoría, no permito fluir por la misma y así caminar por todo el organismo, y empezamos a respirar por la nariz y la boca. Si nuestra energía vital no pasa por el tercer ojo, dejamos de observar las cosas como eran y lo que se nos presenta es una realidad opcional, o quizás mejor dicho una interpretación diferente, la cual se le conoce como conciencia polarizada. Los resultados de esta nos hacen pensar que estamos dentro de un cuerpo mirando hacia fuera, de alguna manera separada de lo que hay afuera.
  • La pituitaria es la “glándula maestra¨ del sistema endocrino, debido a que controla las funciones de sus glándulas hermanas. Sin su lóbulo anterior, hay biólogos que creen que la vida es imposible. La glándula pituitaria es el paje y porta luz de la pineal. Y tanto la ciencia metafísica como la médica, están de acuerdo en que de todas, es la glándula principal.
  • La pineal no necesita mucha presentación. A pesar de sus múltiples transformaciones desde lo ancestral, sigue causándonos sorpresas por sus inmensas posibilidades. Contiene una extensa variedad de sustancias neurotransmisoras como la adrenalina, la serotonina, la histamina, la melatonina, la dopamina, etc., etc. El doctor Krumm Heller, de la Universidad de Berlín, enseñaba en su cátedra que entre la pineal y la pituitaria existe un capilar muy sutil que las conecta, produciendo un intercambio bioelectromagnetico entre ambas. En conclusión es una posibilidad místico/sensorial. Al activar en conjunto estas glándulas se inicia un misterioso proceso que termina en estados elevados de conciencia. Cuando el Espíritu abandona el cuerpo, y la persona desencarna, ese capilar desaparece.
  • Esta glandulita está íntimamente relacionada con los órganos sexuales. La glándula pineal secreta ciertas hormonas que regulan todo el progreso, evolución y desarrollo de los órganos sexuales. La ciencia oficial asegura que después de que estas hormonas han logrado su objetivo, el cual es, el desarrollo total de los órganos sexuales, entonces degenera en un tejido fibroso que ya no es capaz de secretar hormonas.

Deja un comentario

¡No te lo pierdas!
Suscríbete a nuestro Blog
Sé el primero en tener todas las noticias y actualizaciones de Meditación y Psicología.
Suscríbeme
Si no te interesa, puedes darte de baja en cualquier momento
close-link

Comparte!

¡Comparte este contenido con tus amigos!