Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
img

Los efectos del estrés crónico

/
/
279 Vistas

El estrés crónico puede afectar negativamente a tu sistema inmune, haciéndote más vulnerable a distintos tipos de enfermedades e infecciones. Las reacciones químicas iniciadas por las situaciones estresantes provocan una producción de hormonas del estrés hacia todas las partes del cuerpo. También se reducen los glóbulos sanguíneos, se produce daño en tejidos y una alta probabilidad de contraer enfermedades.

¿Por qué es tan negativo el estrés crónico?

No siempre ha sido negativo. En la época en que los seres humanos éramos cazadores y recolectores este sistema era muy útil, la mera visión de una amenaza hacía que el hipotálamo estimulara las glándulas adrenales para producir adrenalina “a mansalva”. La adrenalina le proporcionaría la energía suficiente para poder huir de la amenaza y ponerse a salvo.

Pero esta utilidad hoy día no es prácticamente necesaria y la conexión del estrés con el sistema inmune produce una inflamación general en el cuerpo. Por ello el estrés puede afectar a tu cuerpo principalmente de dos maneras:

  1. Creando una inflamación crónica que puede dañar los tejidos internos.
  2. Reduciendo el número de células inmunes necesarias para defender nuestro organismo.

Una exposición prolongada a ciertos conflictos sociales puede causar estrés, lo que provoca el mal funcionamiento del sistema inmune. Todo esto incrementa la vulnerabilidad a contraer infecciones y enfermedades (incluidas las autoinmunes), debido que el estrés crónico reduce nuestra capacidad defensa para luchar contra los antígenos, los cuales son los causantes de que contraigamos enfermedades infecciosas.

Cuando estás estresado tu cuerpo comienza a producir la hormona del estrés: cortisol o hidrocortisona. Para conseguir esto, inhibe el sistema inmune y esto da como resultado la bajada de la cantidad de linfocitos, que son las células encargadas de señalar los antígenos y de combatirlos. Por todo ello el cuerpo se encuentra vulnerable y, además, se hacen más frecuentes los dolores de cabeza. Pero además, también puede llegar a producir problemas cardiovasculares, asma, diabetes y úlceras gástricas.

Para tener una vida totalmente alejada del estrés, te recomendamos que sigas nuestros artículos sobre meditación y relajación, que hemos preparado para ti.

 

Para saber más:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1361287/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2676338/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10951892
http://www.apa.org/research/action/immune.aspx
https://www.simplypsychology.org/stress-immune.html
https://adrenalfatiguesolution.com/stress-immune-system/ 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!