Saltar al contenido
Meditación y Psicología

La Esketamina para la depresión

marzo 15, 2019
ketamina

La esketamina está tomando cierta trayectoria y fuerza con el pasar del tiempo. Pues esta medicina busca solventar aquellos problemas relacionados con la depresión persistente y el suicido. Pues se sabe que es un tema de mucha polémica hoy en día. Puesto que las industrias farmacéuticas no han tenido mucho avance en los últimos años con referencia a tratar el tema de la depresión. Este fármaco es el gran descubrimiento en décadas.

Lo más importante es que la esketamina dispone de un efecto en el que inhibe la dopamina. La federación de Food and Drug Administration ha aceptado y aprobado el uso de la esketamina pues aun después de haber tenido un sinfín de debates, aunque no todos, si en su mayoría quedaron convencidos con la aprobación de este fármaco el cual está siendo elaborado por Johnson & Johnson en colaboración con Janssen.

Otro gran punto a su favor es el tiempo de eficacia. Podemos ver que los resultados de la esketamina han tenido cierto impacto positivo, puesto que los resultados que se esperaban ver en semanas se ajustaron solamente a unas horas. Tomaron un numero de adultos menores a 65 años en los que se vieron expuestos a este fármaco. Acto seguido en un mes se notó un avance muy importante del 70% de los sujetos de prueba, respondiendo de forma muy favorecedora.

Todo está tomando mucha forma gracias a este producto farmacológico. Sin embargo, un tema controversial también ha sido el precio de su tratamiento. Pues se dice que cada sesión podrá oscilar entre 600 a 900 euros. Sin embargo, en cierta manera es favorable para todos aquellos que recibían ketamina para tratar su depresión. Pues estos ya gastaban cientos de miles de dólares en tratamientos en hospitales. Todavía no sabemos el precio del tratamiento en países como España, donde la ketamina estaba prohibida para uso psiquiátrico, por lo que la esketamina (que sí tiene la aprobación) deberá ser subvencionada por el sistema de salud público.

Problemas de la esketamina

Sin embargo, no todo es color de rosa. Pues se estima también que el uso inapropiado de la esketamina pueda provocar un riesgo de quedar sedados. O tener problemas para enfocar la atención. Teniendo cierto riesgo de utilizarse como droga recreativa. Nublando también las decisiones, el juicio y el pensamiento. Se indica para aquellos que estén por recibir el tratamiento de la esketamina que no conduzcan ese día al hospital y que, por el contrario vayan acompañados pues se dice que pueden tener ciertos problemas debido a la droga te desinhibe provocando que seas menos consciente de todo. De todas maneras, se está probando el uso de la esketamina en aerosol nasal para no tener que trasladarse a ningún centro médico, como el spravato, el cual más adelante comentaremos.

Este es un nuevo rayo de luz para las personas que sufren de depresión pues se toma mucho en cuenta que Johnson & Johnson cada vez está más cerca de lograr su cometido que sin duda alguna es tratar a los pacientes con depresión y tendencia suicida. Se espera mucho acerca de esta increíble medicación con el paso del tiempo.

La esketamina no es realmente nueva

La esketamina no es una medicina nueva, sin embargo, está siendo promovida como un nuevo fármaco, como un nuevo y revolucionario fármaco. Pero no lo es.

El Comité Asesor de Medicamentos Psicofarmacológicos de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y el Comité Asesor de Seguridad y Gestión de Riesgos de los Medicamentos han votado a favor de recomendar el aerosol nasal CIII de Spravato (esketamina) para su aprobación. El aerosol ha sido desarrollado y probado como una terapia para adultos que viven con depresión resistente al tratamiento.

Se cree que la esketamina, un modulador del receptor de glutamato, trata el trastorno depresivo mayor a través de un nuevo mecanismo de acción que ayuda a restaurar las conexiones sinápticas entre las neuronas. Si se aprueba, será el primer mecanismo de acción novedoso para tratar la depresión en 30 años.

Como decíamos, la FDA ha concedido la Designación de Terapia de Avance en aerosol nasal de esketamina para su uso en la depresión resistente al tratamiento, así como para una segunda indicación, el trastorno depresivo mayor con el riesgo inminente de suicidio.

Los medicamentos son moléculas complejas y las moléculas complejas pueden tener formas tanto para diestros como para zurdos. La misma fórmula química – sólo formas de imagen reflejada. Así es como funciona la naturaleza. La esketamina es el subtipo zurdo del medicamento ketamina, muy antiguo, muy barato y muy disponible genéricamente.

No es una medicina nueva. Es sólo la mitad de lo que era la antigua medicina.

El uso de Esketamina para tratar la depresión no es un descubrimiento revolucionario

Se conoce a la perfección que, al menos desde el 2006,  la ketamina (ketamina antigua, barata y genérica) reduce rápidamente los síntomas depresivos. La respuesta antidepresiva ocurre en cuestión de horas y puede durar hasta una semana después de una sola dosis. Este hecho ha estado en la literatura médica durante unos 13 años.

Hay una tasa de suicidio del 10 por ciento en la depresión severa. Y aproximadamente la mitad de los pacientes con depresión no responden a los tratamientos de primera línea. Había una necesidad urgente (literalmente de vida o muerte) de trasladar la ketamina genérica a la práctica clínica. Durante 13 años, se podría haber ofrecido este tratamiento a gran escala, salvando vidas en el proceso. El hecho de que no se haya hecho esto lo dice todo.

¿Por qué la mayoría de los pacientes no podían obtener ketamina para la depresión?

La mayoría de los médicos no se enteraron de la historia de la ketamina durante muchos años. Los datos de ketamina fueron publicados en el tipo de revistas que la mayoría de los médicos no leen. Organizaciones profesionales como la Asociación Americana de Psiquiatría podrían haber difundido la historia de la ketamina. Incluso podrían haber presionado para que las compañías de seguros cubrieran el tratamiento e indemnizaran a los médicos. Pero no pasó nada.

Como un movimiento de negocios, esto es brillante.

Como una historia sobre cómo trasladar rápidamente los tratamientos de la ciencia a la clínica, revela un problema.

¿Por qué se necesitó la esketamina para que la gente se tomara en serio el uso de la ketamina para la depresión?

Así es como funciona la medicina en la era moderna.

  • Sin la aprobación de la FDA, las compañías de seguros encontrarán una excusa conveniente para no cubrir los tratamientos, incluso si la ciencia médica demuestra que el tratamiento es útil.
  • Sólo las compañías farmacéuticas tienen suficiente dinero para que la FDA examine los datos y opine sobre la eficacia.
  • Las compañías farmacéuticas no gastarán ni un céntimo en pedirle a la FDA que revise medicamentos genéricos como la ketamina (o productos naturales como el aceite de pescado).
  • No tenemos organizaciones que estén dispuestas a revisar la ciencia no patrocinada por la industria y a hacer recomendaciones sobre cuándo un medicamento genérico o un producto natural debe pasar a la práctica clínica.

Esta situación me parece trágica porque la literatura médica está repleta de descubrimientos que pueden resolver problemas clínicos (a menudo a bajo costo). Sin embargo, es una batalla cuesta arriba para llevar este conocimiento a la práctica clínica.

Necesitamos establecer comisiones que puedan revisar los datos existentes y hacer recomendaciones similares a las de la FDA sobre el uso de medicamentos genéricos y productos naturales fuera de las indicaciones de la etiqueta. Le sorprendería saber cuántas enfermedades podrían tratarse mejor si creáramos este tipo de proceso. No debería llevar 13 años obtener el siguiente tratamiento de la revista de ciencias clínicas en el servicio clínico.

Más datos sobre la esketamina

Todos recordamos la historia de 2018 de los niños tailandeses que se quedaron atrapados en una cueva. ¿Sabías que a esos niños se les administró ketamina mientras estuvieron encerrados? El motivo fue claro, que no entraran en ataques de pánico ni tuvieran claustrofobia durante las dos semanas que duró la desgracia.

La esketamina es la esperanza de muchas personas. Solo en Estados Unidos hay más de 4 millones de personas con depresión resistente a todo tipo de antidepresivos. La esketamina trabaja de una forma distinta de la que trabajan otros. El problema es que es una sustancia que estimula diversas zonas del cerebro y debe administrarse con mucho cuidado.

Fuentes:

https://www.kevinmd.com/blog/2019/03/esketamine-is-not-a-breakthrough-new-drug-why-the-nasal-spray-for-depression-is-old-news.html