Las mujeres son más celosas que los hombres (según un estudio)

  1. Inicio
  2. Relaciones
  3. Las mujeres son más celosas que los hombres (según un estudio)
Las mujeres son más celosas

La eterna pregunta, ¿las mujeres son más celosas que los hombres? o ¿son los hombres mucho más celosos?… la verdad que hay distintas opiniones, por ello hoy presentamos un nuevo estudio que arroja algo de luz sobre el tema.

Publicado recientemente en la revista Ciencias evolutivas del comportamiento, la investigadora Alyssa M. Sucrese y sus colegas investigaron los celos románticos en el contexto de las amistades extramatrimoniales (del sexo opuesto). Los resultados muestran que, contrariamente a los resultados anteriores, las mujeres tienden a ser más celosas que los hombres en relación a la amistad del sexo opuesto de su pareja y están más preocupadas por la infidelidad sexual que por la infidelidad emocional.

Hay muchas investigaciones que muestran diferencias de género en los celos románticos, generalmente en el contexto de posibles parejas rivales. Las investigaciones muestran que los hombres tienden a estar más celosos/molestos por la infidelidad sexual (si/cuando tu pareja tiene relaciones sexuales con otro hombre) porque la certeza de paternidad del hombre se ve amenazada y corre el riesgo de ser engañado para criar una descendencia que no es genéticamente suya.

Por otro lado, las mujeres tienden a estar más celosas/molestas por la infidelidad emocional, ya que el acceso de esa mujer a los recursos para ella y sus hijos está amenazado de ser entregado a otra mujer en quien él pueda invertir. El grado de celos que siente la pareja está parcialmente influenciado por el atractivo de la pareja rival, siendo los rivales más atractivos los que provocan mayores niveles de celos. Hay poco trabajo sobre los celos románticos en el contexto de las amistades cercanas de sexo contrario informadas por la pareja.

Dado que los amigos pueden requerir mantenimiento y compromiso, los amigos del sexo opuesto pueden causar celos en el cónyuge. Sucrese y sus colegas, estudiaron los celos románticos en el contexto de las amistades platónicas informadas por la pareja.

Estudio sobre celos de pareja

En el estudio, 364 participantes fueron reclutados a través de Amazon Mechanical Turk. Todos los participantes estaban casados, vivían en los Estados Unidos, tenían al menos 18 años y hablaban inglés como primer idioma. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a uno de cuatro grupos en los que leyeron diferentes escenarios sobre imaginar a su cónyuge formando una nueva amistad con personas del sexo opuesto.

Los resultados de este estudio muestran que los sentimientos de celos fueron mayores cuando el amigo del cónyuge era del mismo sexo que el participante. Sorprendentemente (para los investigadores), las mujeres reportaron niveles más altos de celos en general que los hombres al imaginar a la amiga de su cónyuge. Este hallazgo sugiere que los sentimientos de celos de las mujeres están más asociados con el atractivo.

Los resultados también sugieren que el éxito reproductivo de las mujeres se ve más amenazado por la amiga de su cónyuge, independientemente de la intención romántica, probablemente porque la amiga del hombre requiere un mantenimiento similar (como tiempo y recursos) que las mujeres tienden a pedir a sus parejas. A diferencia de trabajos anteriores que muestran que los hombres son generalmente más celosos de la infidelidad sexual, este estudio no encontró diferencias de género en los celos por preocupaciones sexuales. Sucrese y sus colegas postulan que puede haber ciertos contextos en los que los celos sexuales de las mujeres sean más altos que los de los hombres.

Otro hallazgo sorprendente fue que los hombres, no las mujeres, estaban más molestos emocionalmente cuando el amigo de su cónyuge era atractivo, independientemente del género del amigo. Sucrese y sus colegas sugieren que este es el caso porque a los hombres les puede preocupar que el amigo atractivo sea una pareja potencial y que una amiga atractiva pueda servir como una «mujer auxiliar».

Una limitación de este estudio es que todos los participantes eran personas casadas, puesto que no se estudiaron parejas sin casar. Estos investigadores tampoco evaluaron la cantidad de amigos extramatrimoniales que tenía su cónyuge. Los participantes cuyo cónyuge no tiene amigos del sexo opuesto pueden haber sido menos específicos al identificar su grado de celos. Finalmente, solo los participantes que informaron algún grado de celos completaron los ítems de atribución de celos, lo que puede haber reducido el poder en el análisis.

El estudio, «¿Solo amigos? Los celos de las amistades extramatrimoniales fue escrito por Alyssa M. Sucrese, Erica E. Burley, Carin Perilloux, Sarah J. Woods y Zack Bencal.