Razonamiento basado en principios y decisiones éticas

  1. Inicio
  2. Sociedad
  3. Razonamiento basado en principios y decisiones éticas
decisiones éticas

A medida que el mundo se vuelve más complicado, la necesidad de elecciones comerciales éticas pasa a primer plano. Las decisiones de una gran empresa (apple, google, microsoft, facebook) pueden afectar al mundo de manera positiva o negativa en una escala cada vez mayor. Los cinco pasos del razonamiento de principios dan cierto orden y sentido a un tema que puede estar demasiado abierto a la interpretación. Tener un proceso claro para las decisiones éticas elimina el sesgo y proporciona un camino simplificado hacia mejores decisiones.

5 Pasos del razonamiento basado en principios

La forma más sencilla de diseñar este proceso es acortarlo a cinco pasos y tres preguntas sencillas. Los cinco pasos son:

1. Aclarar

2. Evaluar

3. Decidir

4. Implementar

5. Supervisar y modificar

Las tres preguntas para la evaluación

Las tres preguntas para la evaluación son:

¿Tratas a los demás como te gustaría que te trataran a ti?

¿Te sentirías cómodo si tu razonamiento y tu decisión se hicieran públicos?

¿Te sentirías cómodo si tus hijos te estuvieran observando?

(Instituto de Ética Josephson, 1999)

Puede resultar complicado equilibrar las presiones del crecimiento y las ganancias de la empresa con la toma de decisiones que beneficien a todos y no solo a unos pocos. En Ethics Scorecard Rule Book, un proyecto de ProEthics, del Josephson Institute of Ethics se describen cinco pasos principales en la toma de decisiones éticas. Lo que complica aún más la situación es tratar de garantizar que todos los miembros de tu empresa operen teniendo en cuenta sus ideales éticos. Al utilizar las pautas de los Institutos Josephson, uno puede comenzar a desarrollar un estándar para la toma de decisiones éticas y, a su vez, crear un modelo para que otros lo sigan.

«La base de la toma de decisiones éticas implica la elección y el equilibrio; es una guía para descartar las malas elecciones en favor de las buenas» (Chmielewski, 2004).

El primer paso es aclarar cuál es la decisión que estás tomando. ¿Cuáles son todas tus opciones para resolver el problema? Primero elimina cualquiera de las opciones ilegales o inviables. Luego, decide tres opciones éticamente claras. Examínalas y decide cuáles son los principios éticos involucrados en cada una de tus opciones.

A continuación, evaluarás y verás si alguna de las opciones requiere el sacrificio de algún principio moral. Mira cada opción y decide cuáles son los beneficios, las cargas y los riesgos para la empresa y los consumidores. Decide si tus evaluaciones se basan en hechos o creencias, conclusiones u opiniones sin fundamento. Determina si todas las fuentes de información son creíbles.

Una vez que hayas evaluado minuciosamente todas tus opciones, es hora de decidir cuáles son las mejores opciones en el futuro. Piensa en las opciones restantes según tu conciencia. Prioriza tus valores para que puedas decidir cuáles de esas opciones presentar y cuáles descartar. Averigua quién se beneficiará más y quién resultará menos perjudicado por tu elección. Piensa en el peor de los casos y cómo evitarlo.

Una vez que hayas examinado en profundidad todos los aspectos de tus opciones, hayas tomado una decisión y hayas establecido una dirección, implementarás esa elección. La implementación se realiza mejor desarrollando un plan sobre cómo actualizar tu decisión y seguirla hasta el final.

Los pasos finales en la toma de decisiones éticas son monitorear y modificar. Esto se puede hacer monitoreando los efectos de la decisión que hayas tomado. Una parte importante de la modificación es estar dispuesto a cambiar tu plan o probar otra idea por completo. Seguir tu plan te permitirá adaptarte en consecuencia a cualquier información eventual y/o adicional. Proyectar los problemas potenciales no es infalible y reaccionar a los problemas en tiempo real es la única forma de garantizar que tus intenciones mejor planteadas tengan éxito.

Las tres preguntas son una rápida prueba de fuego de cómo se siente la gente acerca de las decisiones que potencialmente está tomando. Al revisarlas y evaluar sus sentimientos hacia las respuestas, pueden determinar rápidamente si las decisiones que están tomando se sienten como una mala elección moral. Puede generar una señal de alerta y permitirles reducir la velocidad y estudiar más a fondo sus posibles opciones.

Es casi imposible saber a partir de las solicitudes o la experiencia laboral si un posible empleado compartirá la misma ética empresarial que el empleador. Por lo tanto, es responsabilidad del empleador educar a sus empleados detallando sus propias expectativas y procedimientos para lidiar con la toma de decisiones éticas. Ayudarlos a comprender y utilizar este método mantendrá a tu empresa en la misma línea con respecto a los estándares éticos (Mayhew, 2017).

 

Fuentes:

Chmielewski, C. (2004). Valores y cultura en la toma de decisiones éticas. Recuperado el 16 de noviembre de 2017, de https://www.nacada.ksu.edu/Resources/Clearinghouse/View-Articles/Values-and-culture-in-ethical-decision-making.aspx

Ethics Scorecard Rule Book, un proyecto de ProEthics, Ltd. Instituto de Ética Josephson. «Cinco pasos del razonamiento basado en principios». 1999.

Mayhew, R. (2017). ¿Qué desafíos enfrenta una empresa en relación con la ética? Recuperado el 16 de noviembre de 2017, de http://smallbusiness.chron.com/challenges-business-face-involving-ethics-20160.html

Menú