Un nuevo medicamento podría eliminar la depresión en solo unas horas

Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes se preocupan por él o ella. La depresión es una enfermedad común pero grave y la mayor parte de quienes la padecen necesitan tratamiento para mejorar.

La depresión afecta a 2,6 millones de personas en España y a 350 millones en todo el mundo. Lo que la coloca como la principal causa incapacitante global, según la Organización Mundial de la Salud. Los medicamentos actuales, requieren largos periodos de tratamiento para empezar a notar una mejoría clara. Pero parece que un nuevo horizonte se vislumbra:

Esta semana pasada ha salido un estudio que, de ser cierto, se convertirá en el mayor bombazo en la investigación psiquiátrica de los próximos años. Investigadores de la Universidad de Medicina de Maryland, Baltimore, han identificado un nuevo fármaco que podría curar la depresión en cuestión de horas.

Este estudio, publicado en la revista Nature, muestra que la hidroxinorquetamina (metabolito de la degradación de la quetamina) podría revertir la depresión en solos unas horas. La quetamina, de por si, es rápida para curar la depresión pero tiene efectos secundarios muy graves (alucinaciones). Por lo que su uso está limitado solo a la anestesia.

La hidroxinorquetamina, sin embargo, tiene el mismo efecto para eliminar la depresión que la quetamina, pero sin sus fuertes efectos adversos. Este compuesto (CGP93466B) ya ha sido probado en humanos y hay plenas confianzas para su utilización en los próximos años.

El compuesto CGP3466B, que aún está en sus primeras fases experimentales y carece de nombre o ‘principio activo’, es el fruto de un estudio sobre la ketamina, fármaco que a altas dosis actúa como anestésico para la cirugía y que, a bajas dosis, tiene un rápido efecto antidepresivo. Sin embargo, como recuerda el Dr. M. Snyder, autor del estudio: “la ketamina es adictiva y puede provocar síntomas similares a los de la esquizofrenia, por lo que su uso prolongado resulta inviable”.

“El CGP3466B actúa sobre la misma red de proteínas de la ketamina. Pero como su efecto tiene lugar en una fase tardía de la cadena, presentan menos efectos secundarios”, explica Maged Harraz, coautor del estudio.

De confirmarse todo esto, estaríamos pronto librándonos de uno de los males más acuciantes de nuestra sociedad. Pero también abre un debate: si la depresión es una respuesta de nuestro organismo ante un problema que requiere aprendizaje… ¿estaríamos limitando nuestra capacidad como seres humanos de aprender y de recomponernos de ciertos problemas?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: