¿Qué es la Psicofísica?

psicofísica

Se trata de una ciencia que ha tenido algunos tropiezos desde su surgimiento, sin embargo, en los últimos años ha alcanzado una importante relevancia como rama de la psicología experimental.

La psicofísica se encarga de estudiar la forma cómo se relacionan los estímulos físicos y las respuestas sensoriales de cada persona. De hecho, básicamente estudia la forma y la intensidad con la que percibimos los estímulos, por ejemplo, la intensidad de la luz o la potencia de un sonido y como se reacciona sensitivamente ante estos.

Por lo general existen percepciones que solo nosotros podemos sentir, como por ejemplo el dolor, que a pesar de que es un síntoma que lo podemos expresar nadie más que nosotros sabemos cuánto nos duele.

Con la psicofísica se puede determinar esas sensaciones a través de una serie de pruebas científicas intentando cuantificar lo subjetivo a través de umbrales. De modo que, la finalidad de esta ciencia es la de estudiar el tiempo de respuesta y la forma a la que respondemos ante ciertos estímulos.

De esta manera, se obtiene información interesante que ayuda entender al ser humano, siendo importante en algunos casos como por ejemplo para determinar la capacidad que se requiere para poder ingresar a ciertos tipos de puestos de trabajos.

Índice

    Historia de la Psicofísica

    Son muchos los autores que coinciden que el precursor formal de la Psicofísica fue Gustav Fechner, un médico y físico alemán, quien se interesaba en explicar cómo ocurría el fenómeno de la estimulación física y las sensaciones.

    A través de la publicación de unas de su obra titulada Elements of psychophysicm, pudo mostrar cómo se podía estudiar la mente humana aplicando la matemática y los estudios experimentales. Posteriormente, fue su exalumno Wilhelm Maximilian Wundt, quien fundó el primer laboratorio de psicología experimental en donde se realizaban investigaciones sobre las sensaciones, la memoria y los procesos mentales; siendo considerados en la época como unos de los mejores laboratorios del mundo.

    De hecho, no cabe duda de que existieron muchos otros pioneros que han estudiado desde la antigüedad a la psicofísica. Sin embargo, actualmente se consideran a Weber y Fechner como uno de los principales investigadores de esta ciencia.

    Por un lado, Weber quien fue un prestigioso médico alemán, tuvo un gran reconocimiento por sus estudios experimentales sobre el umbral de los estímulos. A través de sus experimentos pudo determinar la capacidad que tenían las personas para detectar los estímulos llamados “umbral de detección dual”.

    Se describe a través de las literaturas que, para ello, usaba la punta de un compás y de esta manera podía determinar cuándo la persona podía detectar sobre su piel uno o varios estímulos por separados.

    Por su parte, Fechner posteriormente profundizó sobre esta técnica creando la reconocida ley de Weber-Fechner. En donde analizó distintos fenómenos relacionados con el umbral como, por ejemplo: el tiempo de respuesta ante un estímulo o el umbral mínimo para la percepción de ciertos impulsos.

    Ley de weber-Fechner

    Weber fue unos de los principales investigadores que se centró en estudiar, desde un enfoque científico la diferencia existente entre plano físico y psíquico. Determinó que si existen dos estímulos simultáneos con la misma magnitud estos pueden ser discriminados, pero si por el contrario existe un cambio en la magnitud de los mismos se produce una modificación en la percepción.

    De esta forma, se pudo demostrar que para diferenciar dos estímulos solo falta una modificación en la intensidad de los mismos. Por ejemplo, si se presentan dos estímulos diferentes con la misma intensidad es común que no se pueda distinguir entre ambos, pero si por el contrario uno de ellos aumenta su magnitud existe mayor probabilidad de que se puedan percibir ambos estímulos por separados. Tal como ocurre cuando sentimos las gotas de agua caer sobre nuestra piel.

    Gracias a todos estos descubrimientos se pudo llegar a la conclusión que el comportamiento humano puede ser explicado a través de principios físico-químicos. Permitiendo entonces que se considerara a la psicofísica como una ciencia naciente.

    Ley Potencial de Stevens

    El estudio sobre la psicofísica fue continuado posteriormente por Stevens en el siglo XX basando su investigación en la relación no matemática de estímulo-respuesta. En este caso la respuesta ya no se centraba en una sensación subjetiva como en la ley de Weber-Fechner, sino más bien en la reacción observable para calcular la intensidad de un estímulo.

    Utilidad de la psicofísica en la actualidad

    Hoy en día la psicofísica constituye un método importante para evaluación de las aptitudes psicológicas y el estado físico de las personas. Por lo general, es utilizado como evaluación pre empleo para determinar si el postulante cumple con las condiciones que exige el cargo.

    A través de la evaluación psicofísica se puede obtener información sobre la inteligencia, la personalidad y las habilidades cognitivas de las personas. Por lo tanto, su aplicación ha sido incluida cada vez más en distintos campos.

    Un ejemplo de ello, es en el área de la tecnología, en donde se utiliza la ley de weber-flechner para determinar las características físico-químicos del reconocimiento de imágenes por las personas.

    O en el caso del estudio del trastorno del espectro autista en donde se presentan diferencias sensoriales importantes. Determinándose a través de la psicofísica que las personas con esta condición poseen una mayor agudeza visual, presentan una disminución en la percepción de los estímulos visuales en movimientos, así como tienen preferencias entre algunos olores y sabores.

    Además, resulta muy interesante la función de esta área de la psicología en el campo de la optometría; como es el caso del laboratorio de percepción visual y psicofísica de la Universidad de Montreal quienes han desarrollado unas gafas con sonido capaces de ayudar a caminar.

    Durante un estudio determinaron la relación que existe entre los ruidos aleatorios y la capacidad de mantener una mejor estabilidad postural. Además, se pudo demostrar que a través de la emisión de estímulos auditivos aleatorios se podía obtener mejores resultados en la percepción de las imágenes.

    Conclusión

    En resumen, resulta fascinante el uso de la psicofísica como un método de estudio capaz de ayudar cada vez más a entender cómo funciona la mente del ser humano. Además de ser un importante complemento en la actualidad para el desarrollo de nuevas tecnologías representando un gran avance para el mundo de la ciencia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nos obligan a molestarte con las Cookies. Más info