La importancia de la psicología en el trading

trading
Índice
  1. Psicología en el mercado de divisas
    1. Como enfrentar las emociones en el trading
  2. CONSIDERACIONES CLAVE
  3. Comportamiento del inversor
  4. Mercados alcistas y bajistas
  5. Mala sincronización
  6. Teoría de la prueba del tiempo
  7. Estrategias para eliminar la emoción de la inversión
  8. La clave, la diversificación
  9. ¿Por qué las emociones son tan importantes para la psicología del mercado?
  10. ¿Cómo se puede medir el nivel de miedo o codicia en el mercado de valores?
  11. ¿Cuáles son algunas de las estrategias de inversión para mantener las emociones bajo control?
  12. El resultado final

La psicología en el trading o más conocido como psicotrading, es un factor muy importante a la hora de hacer inversiones en bolsa. Ahora bien, ¿Qué es trading? Básicamente es comerciar, ahora si lo relacionamos al mundo financiero, tendríamos una definición más clara, “Comerciar en los mercados financieros”.

 

Psicología en el mercado de divisas

Antes de empezar a hablar sobre la psicología en el mercado de divisas, déjame contarte un poco más acerca de ¿Qué es el mercado de divisas y cómo funciona?, te pondré una definición sencilla: básicamente el mercado de divisas o también llamados forex, es un mercado donde se negocian divisas de todo el mundo, obteniendo así un beneficio si se compra las divisas barato para después venderlas a un precio más alto.

lenguaje corporalComprender el lenguaje corporal

¡Muy bien! ¿Entonces que tiene que ver la psicología en todo eso?, ¡En el mundo de las inversiones como en este caso son las inversiones en el mercado de divisas, las emociones juegan un papel muy importante! Ya que al tranzar dinero real estas expuesto a todo tipo de emociones, desde angustia, ansiedad, frustración, euforia, etc.

Como enfrentar las emociones en el trading

La solución para este tipo de emociones cuando comienzas a invertir dinero real, es simplemente desapegarse de todo tipo de resultados al comenzar, ya que, si eres nuevo en esto, ponerte metas como, “este mes voy a ganar 2 mil dólares” y al no cumplirlo lo único que causaras es una frustración por no tener esa meta realizada y eso será un factor de declive en tu trading.

La supervisión activa de una cartera es importante para navegar por las cambiantes mareas de los mercados financieros. Sin embargo, también es esencial que los inversores individuales gestionen los impulsos conductuales de compra y venta emocional que pueden surgir al seguir las subidas y bajadas del mercado. De hecho, los inversores parecen tener la costumbre de invertir en los máximos del mercado y de vender en los mínimos, ya que no es raro dejarse llevar por el bombo y platillo de los medios de comunicación o por el miedo, comprando inversiones en los picos y vendiendo en los valles del ciclo.

¿Cómo pueden los inversores sortear la volatilidad de los mercados y, al mismo tiempo, mantener la estabilidad y la diversificación de la cartera para obtener los mejores rendimientos generales en todo tipo de entornos de mercado? La clave está en comprender las motivaciones que subyacen a la inversión emocional y evitar las trampas de inversión, tanto eufóricas como depresivas, que pueden llevar a una mala toma de decisiones.

CONSIDERACIONES CLAVE

  • Invertir basándose en la emoción (codicia o miedo) es la principal razón por la que tanta gente compra en los máximos del mercado y vende en los mínimos.
  • Subestimar los riesgos asociados a las inversiones es una de las razones por las que los inversores toman a veces decisiones poco óptimas basadas en la emoción.
  • Durante los periodos de volatilidad del mercado y de subida de los tipos de interés, los inversores suelen retirar fondos de las acciones más arriesgadas y dirigirlos a valores con tipos de interés más bajos.
  • El promediado del coste del dólar y la diversificación son dos enfoques que los inversores pueden aplicar para tomar decisiones coherentes que no se dejen llevar por la emoción.
  • Mantener el rumbo a través de la volatilidad a corto plazo suele ser la clave del éxito a largo plazo como inversor.

 

Comportamiento del inversor

El comportamiento de los inversores ha sido objeto de muchos estudios, y numerosas teorías intentan explicar el arrepentimiento o la reacción exagerada que los compradores y vendedores suelen experimentar cuando se trata de dinero. La realidad es que la psique del inversor puede sobrepasar el pensamiento racional en momentos de estrés, tanto si ese estrés es resultado de la euforia como del pánico. Adoptar un enfoque racional y realista a la hora de invertir -durante lo que parece ser un plazo corto para capitalizar la euforia o los temores del mercado- es esencial.

El inversor no profesional suele poner el dinero que tanto le ha costado ganar en inversiones con el fin de obtener una rentabilidad. Sin embargo, a veces ven cómo sus inversiones pierden valor debido a la evolución del mercado. Las pérdidas pueden causar estrés y dudas. Es decir, muchos inversores tienen una tolerancia al riesgo relativamente baja a la hora de invertir porque perder dinero es doloroso.

"Creo que mucha gente tiende a equiparar su autoestima con sus ingresos, o creen que las redes sociales, hoy en día, presionan a la gente para que parezca que les va mejor de lo que les va. Y por ello, la gente se siente mal", afirma Amy Morin, redactora jefe de Verywell Mind.

Pero el riesgo puede verse como un punto de referencia para la inversión y el comportamiento de los inversores. Los inversores que entran en las inversiones con un nivel básico de comprensión de los riesgos que conllevan pueden mitigar gran parte de la emoción asociada a la inversión. En otras palabras, los retos debidos a la inversión emocional pueden surgir cuando los inversores ven riesgos no identificados o más altos de lo que habían previsto en un principio.

Mercados alcistas y bajistas

Los mercados alcistas son periodos en los que los mercados suben implacablemente y, a veces, de forma indiscriminada.

Cuando los mercados alcistas arrecian y el sentimiento de los inversores se convierte en una exuberancia generalizada, los inversores pueden ver oportunidades de mercado o enterarse de las inversiones a través de otras personas -como noticias, amigos, compañeros de trabajo o familiares-, lo que puede obligarles a probar nuevas aguas. La exuberancia podría llevar al inversor a intentar obtener ganancias de las inversiones que están surgiendo debido a las condiciones alcistas del mercado.

Del mismo modo, cuando los inversores leen historias sobre una mala economía o escuchan informes sobre un periodo de mercado volátil o negativo, el miedo por sus inversiones puede alimentar la venta. Los mercados bajistas siempre están al acecho a la vuelta de la esquina y vienen con muchas advertencias propias que pueden ser importantes para que los inversores las sigan y las entiendan.

A diferencia de un mercado alcista, a veces los mercados financieros pueden tener una tendencia a la baja durante muchos meses o incluso años.

A menudo, los mercados bajistas evolucionan a partir de un entorno de subida de los tipos de interés que puede estimular la negociación de riesgo y la transición de inversiones más arriesgadas, como las acciones, a productos de ahorro de bajo riesgo. Los mercados bajistas pueden ser difíciles de manejar cuando los inversores ven que sus participaciones pierden valor mientras que los refugios seguros se vuelven más atractivos debido a sus rendimientos crecientes. En estos momentos, puede ser difícil elegir entre comprar acciones en los mínimos del mercado o comprar en efectivo y productos que devengan intereses.

Mala sincronización

La inversión emocional suele ser un ejercicio de mala sincronización con el mercado. Seguir los medios de comunicación puede ser una buena forma de detectar cuándo evolucionan los mercados alcistas o bajistas, ya que los informes bursátiles diarios se nutren de la actividad que se produce a lo largo del día, lo que a veces puede crear un revuelo entre los inversores. Sin embargo, los informes de los medios de comunicación también pueden estar desfasados, ser de corta duración o incluso carecer de sentido y basarse en rumores.

A fin de cuentas, los inversores individuales son responsables de sus propias decisiones comerciales y, por tanto, deben ser cautelosos a la hora de buscar oportunidades de mercado basadas en los últimos titulares. Utilizar un pensamiento racional y realista para entender cuándo una inversión puede estar en un ciclo de desarrollo es la clave para evaluar las oportunidades interesantes y resistirse a las malas ideas de inversión. Reaccionar a las últimas noticias de última hora es probablemente una señal de que las decisiones están siendo impulsadas por la emoción y no por el pensamiento racional.

Teoría de la prueba del tiempo

La noción de que muchos participantes en el mercado compran en la parte superior y venden en la parte inferior ha sido probada por el análisis histórico del flujo de dinero. El análisis del flujo monetario examina el flujo neto de fondos de los fondos de inversión y suele mostrar que, cuando los mercados alcanzan picos o valles, las compras o las ventas son máximas.

Las anomalías del mercado, como una crisis, pueden ser períodos de tiempo útiles para la observación. Durante la crisis financiera de 2007-2008, los inversores retiraron dinero del mercado y los flujos de dinero hacia los fondos de inversión se volvieron negativos. Las salidas netas de fondos alcanzaron su punto máximo en el fondo del mercado y, como es típico de los fondos del mercado, las ventas crearon inversiones excesivamente descontadas, lo que finalmente constituyó la base para un punto de inflexión y el siguiente ascenso del mercado.

Estrategias para eliminar la emoción de la inversión

Dos de los enfoques más populares de la inversión -el promedio del coste en dólares y la diversificación- pueden eliminar algunas de las conjeturas de las decisiones de inversión y reducir el riesgo de una mala sincronización debido a la inversión emocional. Uno de los más eficaces es el promediado del coste en dólares de las inversiones.

El promediado del coste en dólares es una estrategia en la que se invierten cantidades iguales de dólares en un intervalo regular y predeterminado. Esta estrategia puede aplicarse en cualquier condición de mercado. En un mercado con tendencia a la baja, los inversores compran acciones a precios cada vez más bajos. Durante una tendencia alcista, las acciones que se mantienen en la cartera producen plusvalías y, como la inversión en dólares es una cantidad fija, se compran menos acciones cuando el precio de la acción es más alto.

La clave de la estrategia de promediación del coste en dólares es mantener el rumbo. Establezca la estrategia y no la altere a menos que un cambio importante justifique la revisión y el reequilibrio del rumbo establecido. Este tipo de estrategia puede funcionar mejor en los planes 401(k) con prestaciones de contrapartida, ya que se deduce una cantidad fija en dólares de cada nómina y el empleador realiza aportaciones adicionales.

 

4,8 billones de dólares
El importe total de los activos de los fondos en los planes 401(k) a 30 de junio de 2021, que representa casi el 20% del total de los activos de los fondos de inversión.

La clave, la diversificación

La diversificación, que es el proceso de comprar una serie de inversiones en lugar de sólo uno o dos valores, también puede ayudar a disminuir la respuesta emocional a la volatilidad del mercado. Al fin y al cabo, sólo hay un puñado de veces en la historia en las que todos los mercados se han movido al unísono y la diversificación ofrecía poca protección. En los ciclos normales del mercado, el uso de una estrategia de diversificación proporciona un elemento de protección porque las pérdidas en algunas inversiones se compensan con las ganancias en otras.

La diversificación de una cartera puede adoptar muchas formas, como la inversión en diferentes sectores, diferentes zonas geográficas, diferentes tipos de inversiones e incluso la cobertura con inversiones alternativas como los bienes inmuebles y el capital privado. Hay condiciones de mercado distintas que favorecen a cada uno de estos grupos de inversión, por lo que una cartera compuesta por todos estos tipos de inversiones debería proporcionar protección en una serie de condiciones de mercado.

¿Por qué las emociones son tan importantes para la psicología del mercado?

Muchos inversores son emocionales y reaccionarios, y el miedo y la avaricia son los grandes protagonistas en este terreno. Cuando se trata de seres humanos y dinero, el miedo y la codicia pueden ser motivos poderosos.

¿Cómo se puede medir el nivel de miedo o codicia en el mercado de valores?

Hay varios indicadores del sentimiento del mercado que se pueden observar, pero hay dos que representan específicamente las emociones del miedo o la codicia. El índice VIX de Cboe, por ejemplo, mide el nivel implícito de miedo o codicia en el mercado observando los cambios en la volatilidad del S&P 500. El índice CNN Fear & Greed es otra buena herramienta que mide los cambios diarios, semanales, mensuales y anuales del miedo y la codicia. Se utiliza como un indicador contrario que examina siete factores diferentes para establecer cuánto miedo y codicia hay en el mercado, puntuando el sentimiento de los inversores en una escala de 0 a 100.

¿Cuáles son algunas de las estrategias de inversión para mantener las emociones bajo control?

Tener un plan de inversión y ceñirse a él es la mejor forma de actuar para evitar el influjo de las emociones en el trading. La inversión pasiva en índices, la diversificación y el promediado del coste en dólares son formas bastante sencillas de mantener la objetividad.

El resultado final

Invertir sin emoción es más fácil de decir que de hacer, pero hay algunas consideraciones importantes que pueden evitar que un inversor individual persiga ganancias inútiles o se exceda en las ventas por pánico. Comprender su propia tolerancia al riesgo y los riesgos de sus inversiones puede ser una base importante para tomar decisiones racionales. La comprensión activa de los mercados y de las fuerzas que impulsan las tendencias alcistas y bajistas también es vital.

En general, aunque hay momentos en los que la inversión activa y emocional puede ser rentable, los datos demuestran que seguir una estrategia de inversión bien definida y mantener el rumbo a través de la volatilidad del mercado suele dar lugar a los mejores rendimientos a largo plazo.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Nos obligan a molestarte con las cookies Más información