¿Qué es la psicología forense?

Cuando hablamos de la psicología, tomamos en cuenta su definición como la investigación o estudio acerca de la conducta humana y como los procesos mentales proporcionan un patrón de conducta. Que a su misma vez arrojan resultados sobre la personalidad de la persona. Pero, ¿qué pasa con la psicología forense? ¿Acaso tiene que ver con la psicología de las personas fallecidas? Por supuesto que no…

¿Qué es la psicología forense?

La psicología forense es una rama que se encarga por velar por los procesos judiciales. Es decir, intervienen en los mismos para ayudar a entender la conducta en casos criminalísticos para que sean resueltos. En base a esto, existen varias fases como:

Recopilación de información

Interpretación de la conducta, teniendo en cuenta el mayor número de variables.

Diagnóstico del profesional.

¿Cómo interviene en materia judicial la psicología forense?

La psicología forense se encarga en materia de derecho de hacer un servicio e peritaje. En el que se investigue los factores que pueden afectar (consciente o inconscientemente) a cometer un delito, también podremos encontrar atenuantes, agravantes y eximentes.

Una de las características muy practicas del psicólogo forense es el hecho de que puede interpretar la norma judicial como si fuera un abogado cualquiera. Sin embargo, tomando en cuenta la norma la puede aplicar al estudio de la conducta humana y así de forma más certera dar ciertas conclusiones que son de extremo impacto en un caso.

Una función totalmente fundamental del psicólogo es tomar en cuenta a los testigos y a los afectados o sujetos pasivos del derecho. De tal manera que por medio de recursos, herramientas y estudios podrá vislumbrar ciertos rasgos o hasta qué punto pudo haber afectado dicho delito a este tipo de personas.

¿Cómo ser psicólogo forense?

En primer lugar se tiene que cursar la carrera universitaria de psicología, para posteriormente hacer un postgrado de especialización en psicología forense. También se puede trabajar de manera privada o para la fiscalía. El psicólogo debe de ayudar a aclarar la sentencia. Por supuesto, no es el que juzga. Como ejerce su trabajo de peritaje, asistiendo por medio de su trabajo hace más fácil el proceso de ejecutar una sentencia, lo que conlleva que el psicólogo también posea unos conocimientos importantes sobre derecho.

¿Cómo es el trabajo del psicólogo forense?

El trabajo de psicólogo forense en ciertos casos tiende a ser un poco polémico. Pues si hablamos en cuanto a una defensa. El imputado se le puede hacer ciertos exámenes o bien utilizar los recursos psicológicos ante su conveniencia. Por ejemplo, si en un caso en el que se demuestre que la persona no tenía el completo uso de sus funciones, si no que su estabilidad emocional estaba siendo entorpecida por sustancias psicotrópicas o bien el sujeto activo de derecho sufre de esquizofrenia. Y en ese breve periodo perdió consciencia de lo que hizo, se puede alegar un veredicto en el que beneficie al imputado, eximiéndole de toda responsabilidad.

Uno de los casos más recurrentes es el de imputar a una persona un asesinato o un homicidio. En el primer caso existe dolo, es decir, intención manifiesta de hacerlo. En el segundo caso, no es la intención principal pero acaba ocurriendo. El psicólogo forense intentará aportar un informe en el cual se ayude a esclarecer estos supuestos.

En resumidas cuentas. Se pueden utilizar ciertos recursos y herramientas psicológicas como armas de doble filo. En la que puede ejecutarse una buena defensa o puede también inculparse de forma más eficiente y eficaz.

Deja un comentario

¡No te lo pierdas!
Suscríbete a nuestro Blog
Sé el primero en tener todas las noticias y actualizaciones de Meditación y Psicología.
Suscríbeme
Si no te interesa, puedes darte de baja en cualquier momento
close-link

Comparte!

¡Comparte este contenido con tus amigos!