Emergencia espiritual

emergencia espiritual
Índice
  1. Riesgos con el surgimiento espiritual
  2. Competencia cultural, espiritual y religiosa

Tal como lo definió Stanislav Grof en 1989, una emergencia espiritual es un proceso que involucra experiencias de percepción extrasensorial, comportamiento desorganizado y pensamientos y creencias inusuales o ilógicos que contienen un fuerte contenido espiritual. Estas presentaciones perturbadoras pueden ocurrir cuando las experiencias espirituales no están bien integradas o progresan demasiado rápido, lo que genera dificultades psicológicas.

La gran mayoría de las experiencias espirituales no son problemáticas. Prácticas como la meditación, el yoga, el tai chi, el chi gong y el uso de drogas psicodélicas han sido durante mucho tiempo parte de las prácticas espirituales y místicas de las culturas asiática e indígena. Estas técnicas están destinadas a inducir un despertar espiritual y una expansión de la conciencia llamada emergencia espiritual: un aspecto del desarrollo humano que mejora la vida a través del cual buscamos significado y conexión más allá de nuestras identidades personales.

Beneficios y desventajas de la marihuana para la salud mentalBeneficios y desventajas de la marihuana para la salud mental

Riesgos con el surgimiento espiritual

Las personas utilizan cada vez más estas prácticas espirituales tradicionales para aliviar el estrés o hacer ejercicio; sin embargo, la persona promedio que se involucra en estas prácticas puede no ser consciente de los riesgos involucrados. Cuando ocurre un surgimiento espiritual, puede causar angustia, incluso urgencia espiritual, debido a la confusión que acompaña a la falta de contexto para estas prácticas.

Muchos profesionales de la salud mental pueden identificarse como ateos o agnósticos sin antecedentes religiosos o espirituales y tienen poca o ninguna capacitación formal para tratar la afección. Sin embargo, el 89% del público estadounidense en general dijo tener algún tipo de creencia religiosa o espiritual. Cuando la espiritualidad se cruza con los modelos modernos de salud mental, los pacientes pueden terminar con un apoyo inadecuado o verse afectados negativamente por la experiencia del tratamiento. Un paciente describe su experiencia de sentirse rechazada por sus creencias espirituales:

Estuve lleno de ansiedad durante la mayor parte de mi vida. Aprendí meditación y me ayudó. He tenido vastas experiencias de felicidad, paz y satisfacción. Con la experiencia de la unidad, también sentí que las flores, los árboles, los objetos estaban vivos y me hablaban. Aunque tenía problemas para dormir, me sentía feliz, con un nuevo sentido de propósito. Cuando le conté a mi familia sobre mis experiencias, me hospitalizaron, me drogaron y me diagnosticaron un episodio maníaco-psicótico.

Kylie Harris, investigadora independiente de psicología y escritora, comparte su perspectiva sobre la salud mental y la espiritualidad:

Cuando las personas pasan por estas experiencias, pueden parecer caóticas, aunque la situación tiene un significado simbólico para ellas. Las personas en emergencias espirituales necesitan espacio para explorar el significado de sus experiencias sin juicio o sin que se les diga que necesitan ser institucionalizados y medicados. Esto es muy diferente de la psicosis típica en la que generalmente se pasa por alto una actitud exploratoria positiva, una comprensión de la propia experiencia y un significado significativo para la propia vida. Las interpretaciones de profesionales psiquiátricos o líderes espirituales pueden conducir a un diagnóstico psiquiátrico o, por el contrario, a un deseo de explorar los significados ocultos de la vida.

En algunas comunidades tradicionales, las personas en emergencia espiritual son conducidas a un chamán o sacerdote que contextualiza sus experiencias y las ayuda a integrarlas. A menudo, están lejos de los demás por un tiempo y luego regresan cuando han integrado completamente esas experiencias. Harris explica:

Las culturas indígenas tratan estas experiencias como un llamado para convertirse en sanador o chamán. En las culturas indígenas tradicionales, estas personas son reverenciadas en lugar de patologizadas, como es la norma en la cultura occidental.

Competencia cultural, espiritual y religiosa

Las emergencias espirituales pueden ocurrirles a creyentes, ateos y agnósticos. Muchos ocurren espontáneamente en el curso natural de la vida. Existe una necesidad de competencia cultural, espiritual y religiosa entre los profesionales de la salud mental, incluida la capacidad de tratar a los clientes teniendo en cuenta sus creencias y el significado que derivan de ellas, lo que puede beneficiar las terapias de resultados.

David Lukoff, profesor, investigador, psicólogo clínico y coautor de la sección de Asuntos Religiosos y Espirituales del DSM , ha trabajado durante 30 años para crear conciencia sobre estas condiciones. En una entrevista, comparte:

En las sociedades tradicionales, a las personas que han tenido estas experiencias de emergencia espiritual les va mucho mejor con el apoyo de la comunidad en contextos espirituales y religiosos que comprenden y apoyan mejor estas experiencias. Los profesionales de la salud mental necesitan saber el papel que juegan las creencias y prácticas religiosas y espirituales en la vida de sus clientes y cómo identificar y ayudar a sus clientes a lidiar con estas experiencias difíciles.

Lukoff es actualmente parte del grupo de trabajo para educar y promover las competencias espirituales, religiosas y culturales de psicólogos y psiquiatras.

Queda un margen muy pequeño para saber cuando una emergencia espiritual precisa de ayuda de un profesional de la salud mental o es realmente un sentimiento positivo de un ser humano que busca perfeccionarse-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Nos obligan a molestarte con las cookies Más información