¿Qué es la neuropsicología?

La Neuropsicología se encarga de estudiar la relación entre los procesos mentales del cerebro, el medio ambiente y el comportamiento, es una disciplina que se encuentra dentro de las neurociencias cognitivas. Es decir, es el punto donde se conecta la neurología y la psicología.

Esta disciplina tiene como objetivo fundamental estudiar y explicar cómo se relacionan en el sistema nervioso los procesos cognitivos tales como: memoria, lenguaje, atención, praxias, gnosias, entre otros.

Con la neuropsicología se estudia el estado cognitivo de una persona que ha sufrido una lesión cerebral  o que por alguna razón se le nota un desgaste en su función cognitiva, con el fin de determinar las capacidades preservadas y alteradas de esta persona.

Según el resultado obtenido, el neuropsicólogo elabora un plan de tratamiento de forma individual, que permita mejorar su autonomía y adaptación, así como también mejorar la calidad de vida del paciente y de sus familiares.

¿Qué son las funciones cognitivas?

Se trata de unos procesos mentales superiores que permiten a un individuo afrontar de forma eficaz las actividades y exigencias del día a día, a las que se encuentra expuesto a lo largo de su vida.

Desde la neuropsicología se trabajan las siguientes funciones cognitivas:

  • Orientación temporal y espacial: esta orientación es necesaria para conocer en qué momento y donde se encuentra una persona. De ese modo el individuo sabe identificar en qué lugar se encuentra (trabajo, casa, calle, plaza) y cuál es el día y año actual.
  • Atención: es la capacidad que tiene una persona para atender y concentrarse en una o varias actividades durante un tiempo determinado. Cuando existe un daño cerebral o un caso de hemiplejia, la persona no puede mover un lado de su cuerpo, lo que causa dificultad para atender lo que se le presente por el lado paralizado.
  • Memoria: es la capacidad que posee un individuo para retener, registrar y procesar toda la información su historia de vida. Una de las patologías con características relacionadas a la memoria es el Alzheimer, causando un desasosiego y desorientación a las personas que lo padecen.
  • Lenguaje: para todas las personas es el medio que sirve para poder comunicarse de manera verbal con los demás, tanto para comprender cuando otros hablan, como para producir lenguaje. Asimismo, el lenguaje es imprescindible para poder memorizar, pensar, planificar y realizar cualquier actividad intelectual. Otro tipo de lenguaje es el no verbal, el que se realiza mediante movimientos corporales y gestos. Así como el timbre, tono y entonación de la voz.

Una de las alteraciones del lenguaje y habla más comunes se les llama afasias y son de varios tipos dependiendo de la función alterada o de donde se localice el daño cerebral.

  • Visopercerpción/ habilidades visoespaciales/ habilidades visoconstructivas/ organización del acto motor: estas habilidades son muy necesarias en un individuo para interpretar señales, dibujos, advertencias, interpretar e imitar gestos, etc. Si una persona tiene esta habilidad dañada, no podrá interpretar un mapa o señales de tráfico, ensamblar objetos, entre otras.
  • Velocidad de procesamiento de la información: se trata de la agilidad mental o la capacidad de establecer la relación entre el tiempo invertido y la ejecución cognitiva cuando se realiza una tarea. Es importante tener en cuenta esta propiedad del sistema al momento de evaluar la forma en que opera una persona.
  • Funciones ejecutivas: son las que permiten al cerebro actuar de manera flexible en ambientes propensos a cambios. Con la flexibilidad cognitiva un individuo es capaz de planificar, tomar decisiones y resolver problemas, permitiéndole una conducta eficaz y el alcance de sus metas.
  • Habilidades en la lectura: algunos pacientes que sufren lesión cerebral o tienen una enfermedad neurodegenerativa, las funciones de leer, escribir y efectuar cálculos matemáticos se les ven alteradas. Alexia, agrafia y acalculia, son los nombres de las incapacidades para realizar estas habilidades comunes.

¿A qué pacientes se dirige la Neuropsicología?

La neuropsicología está dirigida especialmente a pacientes que hayan sufrido alguna lesión cerebral, ya sea adquirida o congénita, tales como:

  • Traumatismos craneoencefálicos (TCE), tumores cerebrales, accidente cerebro vascular (ictus, aneurismas, derrames, coágulos, trombos), enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, Epilepsia) y patologías del desarrollo como el Autismo, entre otros.
  • Personas de la tercera edad que por su envejecimiento comiencen a presentar problemas de atención y de memoria.
  • Enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, trastorno obsesivo-compulsivo, brotes psicóticos, trastorno bipolar, depresión, los cuales comprometen las funciones cognitivas.
  • Otras patologías crónicas donde suelen verse alteraciones cognitivas, como diabetes, hipotiroidismo, lupus, etc.
  • Y por último la neuropsicología infantil que se encarga de estudiar trastornos de lenguaje, hiperactividad y neuropsicología del lenguaje en pacientes infantiles.

¿Qué hace un Neuropsicólogo Clínico?

Es un profesional de psicología que se especializa en la relación que tienen el cerebro y su conducta. Se encarga de estudiar, evaluar, diagnosticar y tratar a pacientes con daños cerebrales, tomando en consideración las posibles alteraciones médicas, neurológicas de neurodesarrollo y psicopatología; adicional a otras alteraciones del comportamiento, emocionales, de aprendizaje y cognitivas.

El especialista en neuropsicología debe conocer las áreas cerebrales y como implican en el cerebro las funciones cognitivas, asimismo las manifestación de los trastornos y características clínicas.

Con toda esta información y con la que le proporcionan otros profesionales, identificará, evaluará y diagnosticará las alteraciones neuropsicológicas del paciente, con la finalidad de planificar la estrategia de intervención y rehabilitación del mismo.

Evaluación Neuropsicológica

Esta evaluación consiste en observar clínicamente al paciente y aplicarle pruebas neuropsicológicas estandarizadas, asimismo, se valora la información proporcionada por otros profesionales de la salud para proceder a identificar, evaluar y diagnosticar cual es la alteración neuropsicológica del paciente para finalmente intervenirlo y rehabilitarlo.

La evaluación neuropsicológica tiene como objetivo principal:

  • Identificar el perfil conductual, cognitivo, funcional y emocional del paciente.
  • Diagnosticar clínicamente.
  • Diferenciar el envejecimiento patológico del normal.
  • Detectar el deterioro cognitivo precoz.
  • Valorar el alcance del daño cerebral o lesión.
  • Cuantificar las capacidades preservadas y las alteradas del paciente, para diseñar un tratamiento adecuado.
  • Pronosticar la evolución y el seguimiento de resultados del tratamiento.

Rehabilitación Neuropsicológica

Se trata de un proceso terapéutico que incrementa y mejora la función de los procesos cognitivos, conductuales y emocionales de un paciente, potenciando su funcionamiento en su vida cotidiana. La rehabilitación neuropsicológica se apoya en el concepto plasticidad cerebral, el cual se provecha para que el paciente mejore su funcionalidad.

Las principales técnicas a seguir para una rehabilitación neuropsicológica son las siguientes:

  • Para recuperar las funciones alteradas emplear la estimulación cognitiva.
  • Utilizar estrategias de compensación de las funciones alteradas.
  • Mantener y estimular las capacidades preservadas.
  • Tratar las alteraciones de conducta y emocionales asociados a la lesión cerebral, ayudando al paciente en el proceso de adaptación.

https://www.sicologiasinp.com/neurociencias/que-es-la-neuropsicologia/

https://blog.cognifit.com/es/neuropsicologia/

Deja un comentario