líder

Los líderes están en todas partes a nuestro alrededor y, en muchos sentidos, son héroes. Puede que no sean capaces de moverse más rápido que una bala o levantar un automóvil con un solo brazo, pero cambian el mundo. Marcan la diferencia, influyen en vidas y crean historia. Operan en todos los medios de la vida humana: negocios, deportes, entretenimiento, política y especialmente la vida diaria. La historia nos muestra voluminosos registros de grandes líderes como Sócrates y Alejandro Magno, y más recientemente, Nelson Mandela y la Madre Teresa, quienes dejaron sus marcas indistinguibles en este mundo. A pesar de lo diversos que eran, todos tenían dentro de sí una capacidad intrínseca para superar sus circunstancias, superar sus limitaciones, silenciar a los críticos y seguir su verdadera vocación y convertirla en realidad.

Características de un líder

Las habilidades de liderazgo han sido objeto de intenso enfoque y estudio durante muchas décadas. Mucha gente dice que los líderes nacen y no se hacen, mientras que el liderazgo en sí mismo se considera tanto un arte como una ciencia. Pero este es un concepto erróneo común porque, si bien los líderes tienen ciertos rasgos de personalidad únicos o carisma que no se pueden suplantar, todos tienen ciertas cualidades universalmente reconocibles que se pueden estudiar, practicar e inculcar. En este artículo veremos algunos de estos rasgos:

Carácter

Todo comienza con el carácter. Un líder puede tener talento en múltiples áreas, pero será absolutamente inútil si no tiene un carácter fuerte. «Carácter» es un término cargado y abarca varios aspectos como: Honestidad, Integridad y Humildad. El carácter de un líder es crucial, ya que afecta todos los demás aspectos de su liderazgo y sus habilidades para relacionarse.

Visión

Un líder sin visión es como un barco sin velas. Un líder debe saber intuitivamente exactamente lo que quiere lograr, por qué quiere lograrlo y cómo va a lograrlo. Como fuerza impulsora detrás de una empresa, proyecto o causa, el líder debe tener un fuerte sentido de visión y propósito que inspire a todo el equipo.

Comunicación

Tener la visión correcta es una cosa, pero poder comunicar eso de manera efectiva a sus compañeros y colegas es otro elemento crucial por completo. La comunicación eficiente que se filtra desde el líder es vital si todos necesitan estar en sintonía. La responsabilidad de esto recae directamente sobre los hombros del líder. A veces, los detalles importantes pueden perderse en las complejidades de la visión y estos deben ser cuidadosamente establecidos de una manera simple y clara para facilitar la comprensión.

Atención o concentración

Lo más importante para la eficiencia de un líder es su capacidad para ejecutar sus visiones con un enfoque decidido e inquebrantable. A menudo, hay numerosos aspectos que se interponen en el camino o son una distracción para el objetivo final. Y con la misma frecuencia es necesario que el líder diga «no» para poder concentrarse y decir «sí» a los detalles cruciales y más relevantes. La capacidad de atención entra en juego especialmente cuando los tiempos son difíciles y caóticos y la capacidad de concentrarse durante tiempos difíciles es lo que distingue a un líder.

Pasión

Si bien el líder es la fuerza impulsora del proyecto, los líderes deben estar motivados y necesitan su propio «combustible» y pasión para seguir adelante. Es esta pasión la que, en última instancia, es crucial para todo el proyecto. A menudo habrá momentos desafiantes o contratiempos y es durante estos momentos cuando la pasión del líder servirá como impulso. Naturalmente, la pasión del líder se filtrará al equipo, inspirándolos con su optimismo y celo. Solo si el líder es apasionado, el equipo sentirá el peso y la energía de esa pasión.

Conclusiones

Las habilidades de liderazgo son fundamentales para desarrollar la próxima generación de líderes en grupos, equipos o empresas de todo el mundo. Las empresas están comenzando a comprender la importancia de los rasgos invaluables que una persona debe haber desarrollado para convertirse en un líder eficiente.

Menú