Saltar al contenido
Meditación y Psicología

¿Qué significa Namaste?

septiembre 27, 2019
namaste

La palabra Namaste (pronunciado Namasté), viene del lenguaje sánscrito antiguo y debe su remoto origen a la cultura hindú. El sánscrito es un idioma santo por ser un idioma litúrgico del hinduismo y también es considerado un lenguaje filosófico para el budismo y el jainismo. Los lingüistas lo consideran un lenguaje perfecto y completo desde el punto de vista gramatical. También es muy utilizada dentro de la practica del yoga.

Significados de la palabra Namaste

1- Namaste es una palabra que resulta de la mezcla entre el término namas que significa saludo, que proviene etimológicamente de nam, que quiere decir “postrarse” o “inclinarse”. El sufijo te habla de pertenencia personal, que significa a ti. Su significado es Te saludo o Te reverencio.

2- A pesar de su gran antigüedad, se aplica hoy día de manera muy frecuente como saludo en la India y en el Nepal, en especial en el Himalaya. Los hindúes utilizan la palabra Namaste como forma de saludo y despedida, para dar las gracias y como muestra de respeto.

3- Debido a las peculiaridades del sánscrito y lo amplio de su concepto, en una traducción aproximada, el significado de la palabra Namaste podría ser “lo divino dentro de mi saluda a lo divino dentro de ti”, o “el Espíritu dentro de mí honra y respecta al tuyo”.

4- La palabra “espíritu” o “lo divino” no tiene un significado religioso se refiere más bien a nuestra esencia. Podríamos sustituirlo por corazón, alma, o cualquier otra palabra que te resulte más cercana a esta explicación.

5- Lo esencial es reconocer “mi interior vive constantemente deseando lo mejor a mi semejante”. Su significado profundo es siempre el mismo lo usemos en el contexto en el que lo usamos, y se basa en el conocimiento de que todos estamos hechos de la misma conciencia positiva.

6- Namaste representa la creencia de que existe una chispa de divinidad (o de componentes que transcienden nuestro cuerpo y mente), dentro de cada uno de nosotros, por lo que al realizar este saludo, transmitimos y reconocemos el conocimiento de un alma hacia otra.

7- Cuando se dice “Namaste”, generalmente se acompaña de un gesto que se considera un “mudra”, o posición simbólica de las manos con las palmas juntas en forma de rezo y en el centro del pecho y haciendo una ligera inclinación con la cabeza cerrando los ojos. Las manos se colocan frente al pecho ya que es el lugar en el que hayamos el chakra del corazón. Este saludo también se puede hacer mediante la colocación de las manos juntas delante del tercer ojo (frente a la cabeza) y es una forma especialmente profunda de respeto.

8- En esta posición hayamos cierto equilibrio que permite reposar y hacer fluir nuestra energía. El lado derecho e izquierdo de tu cerebro cuando se encuentran en esta posición, se equilibran entre sí volviendo a su estado más original. Cuando las manos se unen en el centro del corazón, significa que nuestras acciones tienen que estar en armonía y gobernar con el correcto conocimiento.

9- En su significado para el hinduismo, esta posición representa lo divino: la palma derecha simboliza la planta de los pies de Dios, y la palma izquierda la cabeza de quien reza. En otros contextos religiosos, la persona que hace el gesto de unir las dos manos elimina sus diferencias con la persona a la que reverencia, estableciendo así una conexión con ella, donde la mano derecha representa la naturaleza más elevada (profunda, espiritual), mientras que la izquierda representa el ego (lo corporal, lo mundano).

10- Aunque en Occidente la palabra “Namaste” por lo general se utiliza en conjunto con el gesto, en la India, se entiende que el mismo gesto significa Namaste, y no es necesario decir la palabra mientras se inclina la cabeza. Al juntar las manos cerca del chakra del corazón, la creencia afirma que aumentamos el flujo de energías positivas, y al inclinar la cabeza y cerrar los ojos nuestra mente se centra en el flujo de tal energía que hace crecer el amor por los otros y la mente por un momento se rinde a favor del corazón. Esta inclinación de la cabeza es una indicación simbólica de respeto universalmente reconocida también en otras muchas culturas.

Namaste
Como aplicar la técnica del NAMASTE en tu vida

Algunas interpretaciones de “Namaste” que pueden transformar positivamente tu vida:

1. El Espíritu y mi espíritu son uno.

Esta regla de oro nos anima a tratar a los demás como queremos ser tratados. Si reconocemos nuestra unidad con Namaste, es fácil de tratar a las personas con el respeto que deseamos.

2. Todo lo mejor y más elevado en mí saluda a todo lo mejor y más elevado en ti.

¿No sería increíble centrarse en lo mejor que hay en los demás? Eso significaría menos chismes, menos juicio y más compasión. En vez de responder a lo que alguien dice y que pueda hacer daño o desencadenar una respuesta no positiva, lo mejor es adoptar una actitud normal, y su yo superior. Quizá esa persona que nos hiere tiene miedo o está triste. Ten siempre en cuenta que tu reacción puede cambiar el curso de cualquier relación.

3. Honro el lugar en ti en cuál mora el universo entero, honro el lugar en ti en el cual está el amor, la verdad, la luz y la paz. Cuando estás en ese lugar dentro de ti y yo estoy en ese lugar dentro de mí, somos uno.

Hay un lugar divino dentro de todos nosotros, donde el amor, la verdad, la luz y la paz viven.

La próxima vez que el profesor de yoga termine la clase con un Namaste, responde a la intención y sácala contigo al mundo. Lo puedes decir en silencio antes o después de una reunión con la gente. Lo más importante es que estés atento y veas si usarlo mejora tus interacciones diarias.

A partir de ahora, querido lector, cuando escuches o digas la palabra namaste, recuerda que, según esta cultura ancestral, estarás participando conscientemente en el proceso de evolución espiritual que esta palabra tan especial busca estimular en tu interior.

Con la pronunciación de esta palabra, acompañada de su particular gesto, transmitirás que tu deseo es favorecer un encuentro real, impregnado de respeto a la otra persona, sea de la raza o edad que sea, ya que namaste solo entiende desde el ser.