Saltar al contenido
Meditación y Psicología

¿La ansiedad engorda?

octubre 13, 2019
la ansiedad engorda

Todos en algún punto de nuestras vidas hemos llegado a sentir ansiedad, sobre todo cuando nos sentimos presionados por alguna situación. La ansiedad en una emoción común que todos llevamos, y que nos permite adaptarnos a ciertos escenarios de la vida. Cabe destacar que no es nada común que una persona padezca de ansiedad todo el día y todos los días, ya que la aparición de sus síntomas de manera constante puede suponer un peligro. Además, en el argot popular todo el mundo piensa que la ansiedad engorda. ¿Es esto cierto?

Es evidente que la ansiedad genera malestar, pero es realmente tomado como un problema al momento que varios de sus síntomas afectan a la persona, llegando así a ocasionarle angustias e incomodidades. Las emociones que presenta una persona con ansiedad son: nerviosismo, episodios de terror o pánico.

Un trastorno de ansiedad es diagnosticado cuando una persona realiza las siguientes acciones:

  • Tiene respuestas extremas, tales como mucho miedo o nerviosismo, ante ciertas situaciones.
  • Sus reacciones son incontrolables la mayor parte del tiempo.
  • Su cotidianidad es alterada. Por ejemplo no sale a la calle, o no le gusta estar en público.

Causas de la ansiedad

La ansiedad no se desarrolla por una causa especifica, pero ciertas experiencias traumáticas pueden hacer que estas emociones invasivas aparezcan, sin embargo, no se descarta la posibilidad de que sea hereditaria.

El trastorno de ansiedad no se puede prever, pero si se pueden tomar ciertas medidas para evitar ansias:

  • Pide ayuda a tiempo. Si tardas mucho tiempo en comunicar que estas sufriendo ansiedad, esto podría acarrear otros trastornos mentales que a su vez podrían ser difíciles de tratar.
  • Mantente activo. Intenta mantener tu mente ocupada en algunas actividades, de esta manera lograrás sentirte bien contigo mismo. Disfruta la interacción social y tus afectos, de esta manera podrás aliviar tus preocupaciones.
  • Evita el consumir alcohol o drogas. El consumo de sustancias podría causarte ansiedad. En este caso si eres adicto y la razón de la ansiedad es que no puedes dejar de consumir, lo ideal es consultar un medico o un grupo de apoyo para que recibas apoyo.

Tratamiento para la ansiedad

El tratamiento dependerá de los síntomas que manifieste la persona, si estos se consideras muy extremo se deberá usar ansiolíticos y psicoterapia. En ocasiones el no afrontar la realidad de las situaciones es la causa de la ansiedad, por lo tanto mantener a las personas educadas corregirá a tiempo las situaciones.

Es importante abordar a las personas cuando presentan los primeros episodios de ansiedad, debido a que esta se asocia directamente con la depresión, es relevante evitar que las personas lleguen a un punto extremo. 80 % de las personas que sufren de ansiedad y no son tratadas, siguen presentando los síntomas, incluso años después de sufrir el primer episodio.

Realmente hay muchos factores que llevan a que una persona engorde debido a la ansiedad. Se ha estudiado que la ansiedad es la manifestación del estrés, por lo tanto las preocupaciones constantes, los temores, inseguridades, cuestiones laborares o académicas, entre otras cosas pueden generar la ingesta excesiva de comida o sustancias.

Los estudios realizados han dado como resultado que la ansiedad genera un malestar general en las personas, por lo tanto estas buscan implementar hábitos que alteran su vida y en ocasiones sin darse cuenta afectan la salud.

Los alimentos calóricos son aquellos que brindan mas placer a nuestro cuerpo. Por otro lado, debido que la ansiedad puede causar insomnio y a su vez alterar las  hormonas, puede que los deseos de consumir alimentos calóricos aumenten constantemente.

¿Cómo reducir la ansiedad y no engordar?

  • Entrenar: el entrenamiento puede ser útil para quemar las calorías que has consumido, y a la vez podrás mantener tu mente ocupada en otras actividades. Para que el entrenamiento de resultados es necesario realizar una dieta hipocalórica.
  • Organízate y establece prioridades: como lo mencionamos anteriormente es ideal que te mantengas lleno de obligaciones y actividades, sin agobiarte, de esta manera podrás dejar de pensar en esas situaciones que te producen ansiedad. Realiza una lista de actividades, con horarios y fechas y ve tachando cada vez que culmines las tareas.
  • Lleva una alimentación saludable: la alimentación es muy importante para evitar que subas de peso. Debes visitar a un nutricionista para que este te guie en lo que debes y no debes consumir, de esta manera podrás tener en cuenta aquellos alimentos que no son recomendables para ti.
  • Evita el tabaco y otras drogas: generalmente la ansiedad se relaciona con los malos hábitos, por lo tanto, no es recomendable consumir sustancias ya que agrava la ansiedad.
  • Saca fuera tus emociones: la carga emocional puede hacer que la persona entre en estado de ansiedad, por eso lo mejor es que converses con tus amigos y familiares sobre lo que está ocurriendo, también puedes tomar psicoterapia, de esta manera obtendrás la respuesta de un especialista y te ayudará a liberar las emociones que te causan ansiedad.
  • Realiza actividades relajantes: el realizar actividades que te ayuden a relajar tu mente es primordial, enfócate en leer un libro, escuchar música suave, aliviar el estrés, ir a la playa, etc.
  • Descansa lo mejor posible: es vital recuperar energía y reducir el estrés para que así no aparezca la ansiedad y cuidar nuestra salud.

Más consejos para no engordar por ansiedad

Es fácil reconocer cuando una persona aumenta de peso debido a la ansiedad, ya que esta intenta refugiarse en los alimentos pensando que es una solución para sus problemas. No es fácil controlar la ingesta de comida por ansiedad, pero si podemos tomar en cuenta algunas iniciativas para mejorar este comportamiento.

  • Evita los alimentos altos en grasa y azucares. Mantén tu refrigerador lleno de comida saludable y bajos en caloría.
  • Practicar ejercicios de respiración ayudarán a controlar los nervios.
  • La ingesta abundante de agua ayudará a saciar la sensación de comer algo.
  • Consume cantidades pequeñas, pero procura que sea de manera frecuente, así no tendrás ganas de comer.
  • Evita beber bebidas estimulantes, tales como el café o los energizantes, ya que estos aumentan tus nervios y ganas de comer.
  • Duerme todo lo que puedas y mantén una higiene del sueño que te permita levantarte descansada y con energía.

 

Fuentes:

https://www.vitonica.com/prevencion/el-estres-engorda-aumento-de-peso-por-ansiedad-lo-que-dice-la-ciencia-al-respecto

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/anxiety/symptoms-causes/syc-20350961