El tartamudeo en la niñez

La tartamudez es un problema del habla y ocurre cuando el flujo normal del habla se interrumpe. Un niño que tartamudea repite o prolonga los sonidos, las sílabas o las palabras. El tartamudeo es diferente a la repetición de palabras cuando se aprende a hablar. El tartamudeo puede dificultar la comunicación del niño con los demás, por ello es muy positivo aprender sobre psicología y poder aplicar lo aprendido, para así poder evitar futuros problemas.

Existen varios tipos de tartamudez:

  • Tartamudez de desarrollo. Este es el tipo más común de tartamudez en los niños. Puede ocurrir cuando el desarrollo del habla y el lenguaje de un niño van descompensados, el niño piensa más rápido de lo que puede hablar.
  • Tartamudez neurogénica. El tartamudeo neurogénico puede producirse después de un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral. Ocurre cuando hay problemas de señales entre el cerebro y los nervios y músculos involucrados en el habla.
  • Tartamudez psicógena. La tartamudez psicógena no es común. Puede ocurrir después de un trauma emocional. O puede ocurrir junto con problemas de pensamiento o razonamiento.
    Causas

Los médicos no saben la causa exacta del tartamudeo. La tartamudez en el desarrollo es más común en algunas familias. Puede transmitirse de padres a hijos.

Factores de riesgo para el tartamudeo

Un niño es más probable que tartamudee si:

  • Existe historial familiar de tartamudeo
  • Tartamudeó durante 6 meses o más durante el desarrollo
  • Padece otros trastornos del habla o del lenguaje
  • Los familiares le trasmiten fuertes emociones sobre la tartamudez con miedos o preocupaciones.

Síntomas de la tartamudez en los niños

El desarrollo de cada niño es diferente. Un niño puede tener síntomas de tartamudez que forman parte de su desarrollo normal del habla y el lenguaje. Si los síntomas duran de 3 a 6 meses, puede tratarse de tartamudez en el desarrollo. Los síntomas del tartamudeo pueden variar a lo largo del día y en diferentes situaciones. Los síntomas de su hijo pueden incluir

  • Repetición de sonidos, sílabas o palabras, por ejemplo, la repetición de un sonido como en Q-Q-Q-QUÉ
  • Prolongar los sonidos, por ejemplo, MMMMamá
  • Usando interjecciones como “um” o “como”, por ejemplo, voy a… um um como…
  • Hablando despacio o con muchas pausas
  • Parada o bloqueo del habla. La boca está abierta para hablar, pero no dice nada.
  • Estar sin aliento o nervioso al hablar
  • Parpadeo rápido de los ojos o temblores o sacudidas de los labios al hablar.
  • Aumento del tartamudeo cuando está cansado, excitado o bajo estrés
  • Tener miedo de hablar

Los síntomas de la tartamudez pueden ser parecidos a otras condiciones de salud. Asegúrate de que su hijo vea a su pediatra para que le haga un diagnóstico.

Diagnóstico de la tartamudez infantil

Su pediatra le preguntará sobre su historial familiar. También le preguntará sobre los síntomas del tartamudeo de su hijo. Por lo general, el pediatra le sugerirá que su hijo vea a un logopeda si observa que la tartamudez no obedece simplemente al desarrollo normal del niño. Este especialista puede diagnosticar y tratar problemas del habla y del lenguaje. El logopeda:

  • Hará muchas preguntas sobre el habla de su hijo.
  • Evaluará la capacidad de su hijo para hablar con diferentes técnicas y en diversas situaciones.

Tratamiento para la tartamudez infantil

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general de tu hijo. También dependerá de la gravedad de la afección.

No existe una cura para la tartamudez. El tratamiento temprano puede evitar que la tartamudez continúe en la edad adulta. Se utilizan diferentes técnicas para enseñar a tu hijo habilidades que pueden ayudarlo a hablar sin tartamudear. Por ejemplo, el logopeda puede enseñar a tu hijo a disminuir la velocidad del habla y a aprender a respirar mientras habla.

Complicaciones con la tartamudez infantil

Las complicaciones del tartamudeo pueden incluir:

  • Participación limitada en algunas actividades
  • Baja la autoestima
  • Malos resultados escolares
  • Problemas sociales

Convivir con un niño tartamudo

A continuación se ofrecen consejos para ayudar a tu hijo a controlar la tartamudez:

  • Intenta proporcionarle un ambiente relajado.
  • Reserva tiempo para hablar con tu hijo.
  • Anima a tu hijo a hablar contigo sobre temas divertidos y fáciles.
  • Trata de no reaccionar de manera negativa. En lugar de ello, elogia a tu hijo por hablar correctamente.
  • No interrumpas a tu hijo mientras habla.
  • Háblale lentamente. Esto puede ayudar a que él o ella también hable despacio.
  • Presta atención a tu hijo cuando hable. Recuerda estar presente.
  • Espera a que tu hijo diga palabras u oraciones sin decirlas por él o ella.
  • Habla abiertamente sobre el tartamudeo si el niño saca el tema. Que no sea un tema tabú.
  • Trata el tema con los profesores de tu hijo para proporcionarle un entorno escolar que sea aceptable y esté a salvo de la intimidación.
  • Comparte tu historial familiar de trastornos del habla y el lenguaje (si lo conoces) con el pediatra o el logopeda.
  • Es posible que tu hijo necesite una terapia del habla de seguimiento para evitar que vuelva a tartamudear. También puede beneficiarse de un psicólogo infantil o de grupos de autoayuda.

Cuándo acudir al pediatra

Coge cita con el médico si tu hijo:

  • Tiene un tartamudeo que dura más de 6 meses
  • Tiene miedo de hablar
  • No está hablando en absoluto
  • Desarrolla problemas en la escuela

Puntos clave sobre la tartamudez infantil

  1. La tartamudez es un problema del habla en el que se interrumpe el flujo normal del habla.
  2. Los tres tipos de tartamudez son la tartamudez de desarrollo, la tartamudez neurogénica y la tartamudez psicógena.
  3. Se desconoce la causa exacta de la tartamudez.
  4. Un pediatra o un logopeda pueden diagnosticar la tartamudez evaluando las habilidades del habla y el lenguaje de tu hijo.
  5. No existe una cura para la tartamudez. Sin embargo, el tratamiento temprano puede evitar que la tartamudez continúe en la edad adulta.
  6. Es muy importante que un niño que tartamudea se sienta aceptado y apoyado por los adultos con los que conviven.

Pasos a seguir para la visita al médico

Consejos para ayudarle a sacar el máximo provecho de una visita al médico, no se limita solo al tema del tartamudeo, se puede extrapolar a cualquier otro problema:

  • Debes entender el motivo que te lleva a la consulta y si requiere de asistencia médica. Ante la duda, siempre es mejor visitar al especialista.
  • Antes de la visita, escribe las preguntas que quieres que te respondan.
  • En la visita, escriba el nombre de las palabras que desconoces y de aquellas cosas que te parezcan interesantes. Es importante adquirir conocimiento para después poder ayudar a tu hijo en casa.
  • Si tu hijo tuviera que tomar algún medicamento, debes saber por qué se prescribe este tratamiento y cómo ayudará a tu hijo. También debes conocer los efectos secundarios.
  • Pregunta si el problema de tu hijo puede ser tratado de otras maneras.
  • Pregunta por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados. También es importante saber qué esperar si tu hijo no toma el medicamento o no se somete a la prueba o el procedimiento.
  • Si tu hijo tiene una cita para hacerle el seguimiento, anota la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Por último, debes saber dónde acudir si tu hijo empeora y consideras que tienes que acudir de urgencias. O incluso donde llamar si tienes preguntas o necesitas asesoramiento.

Fuentes:

https://www.stlouischildrens.org/

Deja un comentario