Este libro de Carl Gustav Jung ha permanecido inédito hasta 2009, porque el autor dejó dicho en sus memorias que jamás se publicara. Siempre ha reconocido que ese libro es depositario de sus reflexiones más íntimas pero que prefería que se quedaran ocultas para siempre. Sin embargo los herederos decidieron publicarlo casi cien años después de que se empezara a escribir.

En los círculos de Jung, este libro ha sido el mayor tesoro que podrían obtener. El Libro Rojo o Liber Novus (en latín “Libro Nuevo”), como lo conocen sus discípulos, fue creado por el psicoanalista y teórico suizo Carl Jung durante un período principal de seis años a partir de 1913. Como un cruce entre un manuscrito iluminado, un diario personal y un tomo de mini mandalas budistas. El Libro Rojo proporciona una singular y extraordinaria visión de una de las mentes más célebres del siglo XX. Es más, documenta lo que sucedió cuando uno de los principales psicoanalistas del mundo perdió su alma, según algunos relatos…

El proceso de escribir el Libro Rojo

Jung describió el proceso que llevó a la creación del Libro Rojo como “mi experimento más difícil“. Se refería a su respuesta sostenida a una serie de “asaltos” de su inconsciente que temía que lo abrumaran. Estas experiencias comenzaron después de la ruptura de Jung con Sigmund Freud. Jung las registró en una serie de cuadernos que luego usó como base para el Libro Rojo.

Como recordó en las autobiográficas Memorias, Sueños, Reflexiones: “Se había liberado una incesante corriente de fantasías… Me encontraba indefenso ante un mundo extraño; todo en él parecía difícil e incomprensible“. En medio de esta confusión psíquica, Jung resolvió “encontrar el significado de lo que estaba experimentando en estas fantasías” – un proceso que requería tanto comprometerse y distanciarse de su efecto, como describirlas, comprenderlas y transformarlas para un propósito constructivo.

El material del Libro Rojo provenía de la exploración de Jung de su inconsciente y de sus encuentros con las obras de muchas figuras culturales, incluyendo al pionero filósofo y psicólogo americano William James (1842-1910). El formato del Libro Rojo se asemeja a la obra del poeta y pintor británico William Blake (1757-1827), que también registró sueños y visiones en texto e imágenes combinadas y con cuya obra Jung estaba familiarizado.

Jung sostenía que las experiencias descritas en el Libro Rojo eran los cimientos de las teorías distintivas de su psicología analítica, diciendo, “Todas mis obras, toda mi actividad creativa, ha venido de esas fantasías y sueños iniciales que comenzaron en 1912”. A medida que Jung refinaba sus métodos analíticos, desarrolló los temas que exploró por primera vez en el Libro Rojo a través del estudio de las religiones orientales y occidentales, los fenómenos psicológicos sin explicación científica, la mitología, la alquimia y la física, y los sueños de las mujeres y hombres contemporáneos.

Anotaciones de El Libro Rojo

“Alma mía, ¿dónde estás? ¿Me oyes? Te hablo, te llamo… ¿estás ahí?”

¿No resuenan profundamente estas simples preguntas de alguna manera? ¿No son eternas, perennes, universales?

Estas líneas poéticas pertenecen a las anotaciones de El Libro Rojo.

Jung decía a menudo que todo lo que escribió y desarrolló en su pensamiento a lo largo de los años, incluyendo sus principales teorías de los arquetipos, el inconsciente colectivo y el proceso de individuación – provenía de un largo e intenso período visionario de ruptura espiritual y de avance antes de la Primera Guerra Mundial. Jung creó el Libro Rojo, como decíamos en la introducción, a partir de la primera gran guerra, relatando majestuosamente una multitud de estas experiencias, observaciones e insinuaciones oraculares.

El Libro Rojo original es, en sí,  es un magnífico volumen de gran tamaño encuadernado en cuero rojo, repleto de muchas maravillas… todas ellas documentan este extraordinario viaje psico-espiritual personal.

El Libro Rojo cautiva y transporta completamente a sus lectores. La escritura de Carl Jung es hermosa, su caligrafía exquisita en los lugares, y las imágenes de colores brillantes son impresionantes. Algunas páginas parecen un manuscrito iluminado o una antigua biblia visionaria, mientras que otras muestran sus dibujos visionarios, algunos de los cuales tienen una calidad de mandala.

Las frases del diario continúan así:

“He vuelto. Estoy aquí de nuevo… Después de largos años de vagabundear he vuelto a casa, a ti [mi alma] otra vez. ¿Debo contarte todo lo que he visto, experimentado y bebido?”

El Libro Rojo es un ejemplo sorprendente de cómo ver la luz en otro puede ayudarnos a encontrar la luz que ya está ardiendo suavemente, ardiendo brillantemente dentro de nosotros. Algunos de los dibujos multicolores del Maestro parecen intentar ascender desde los colores oscuros hacia la luz, como de la ignorancia a la sabiduría y de la muerte a la inmortalidad – para analizar las líneas de la oración favorita de Mahatma Gandhi, de la antigua escritura hindú llamada Upanishads.

Otros lo atraen a uno como si fuera a lo largo de un sendero de túnel cada vez más profundo, a través de un vórtice de energía psíquica y en el laberinto interior de la conciencia y la luz clara de la mente espiritual superior y sus misterios recónditos.

De vuelta a la exhibición, su anotación en el diario continuó:

“Pero una cosa que tú [mi alma] debes saber: lo único que he aprendido es que hay que vivir esta vida. Esta vida es el camino, el largamente buscado camino a lo insondable, que llamamos divino.”

Aquí, en palabras occidentales, escritas alrededor de 1913, es una expresión sublime del Tantra budista: Es a través de esta vida que podemos encontrar lo insondable, lo divino. Podemos encontrar lo sagrado, nos dice, y como nos muestra tan generosamente en el Libro Rojo, si continuamos en nuestro viaje psico-espiritual y profundizamos en nuestras propias profundidades.

Los Mandalas del Libro Rojo De Jung

Algunas de las ilustraciones del Libro Rojo de Jung se parecen a mandalas tibetanos, una forma simbólica y circular, generalmente con divisiones simétricas y figuras de deidades en el centro. Los mandalas se usan en el budismo y otras religiones como una representación del universo y una ayuda para la meditación. Jung creía que el mandala era uno de los símbolos religiosos humanos más antiguos, que se encuentran en todo el mundo. Algunos de sus pacientes dibujaron imágenes parecidas a los mandalas, al igual que el propio Jung, incluso antes de aprender sobre la tradición asiática. Jung comentó que “La “cuadratura del círculo” es uno de los muchos motivos arquetípicos que forman los patrones básicos de nuestros sueños y fantasías… …incluso podría llamarse el arquetipo de la totalidad”.

libro rojo

En Bolligen, Jung creó un “monumento de piedra para expresar lo que la Torre significa para mí”. Por un lado, Jung esculpió en latín “En recuerdo de su setenta y cinco cumpleaños, C. G. Jung hizo y colocó esto aquí como ofrenda de agradecimiento en el año 1950”. En el lado que se muestra en esta fotografía, Jung creó un mandala centrado en Telesphorus, el semidiós griego de la curación, rodeado de una inscripción griega, parte de la cual dice, “Este es Telesphorus, que vaga a través de las regiones oscuras de este cosmos y brilla como una estrella en las profundidades. Señala el camino a las puertas del sol y al país de los sueños.”

Más allá de El Libro Rojo

La torre de Carl Jung

el libro rojo

En 1923, Jung comenzó su “Torre“, un retiro solitario a orillas del lago de Zurich donde se marchó para renovarse y descansar. Construyó la casa en secciones, añadiendo la última en 1955 en respuesta a la muerte de su esposa. En Memorias, sueños, reflexiones, Jung dijo que la casa era “una representación en piedra de mis pensamientos más íntimos y de los conocimientos que había adquirido y una concretización del proceso de individuación”. Jung sentía que en Bollingen “Estoy en medio de mi verdadera vida, soy profundamente yo mismo”. La Torre inspiró el nombre de la Fundación Bollingen, creada en 1945 para difundir las ideas de Jung. En 1973 la fundación donó sus registros a la Biblioteca del Congreso.

Para comprar el libro, pincha en la imagen:

El libro rojo

Para saber más:

https://www.loc.gov/exhibits/red-book-of-carl-jung/the-red-book-and-beyond.html

¿Te ha gustado? ¡Suscríbete al blog!

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Meditación y Psicología will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.