Diferencia entre querer y amar

Es complicado en el lenguaje de las relaciones personales saber el límite entre querer a alguien y amar a alguien. Querer y amar vienen siendo lo mismo. Sin embargo, hay quien no lo ve así y establece grandes diferencias. Éstas probablemente vienen del inglés donde la frase “I love you” es mucho más impactante que un “te quiero” en español.

También hay que recordar que en América Latina se suele usar el término “amar” de una manera algo diferente que en España. Por ejemplo, en latinoamérica se suele decir “Amo los libros” en vez de “Me gustan mucho los libros”, esto es debido al inglés, aunque en España nos estamos acostumbrando a marchas forzadas a estos términos perdiendo el significado original en español de algunas palabras.

Definición de querer

El término querer (del latín quaerĕre, que significa “tratar de obtener”) tiene una enorme amplitud en relación a los usos y aplicaciones que se le pueden dar en la vida cotidiana.

En general, querer consiste en apreciar, sentir cariño o tener afecto por una persona o un animal. Casi siempre se afirma que el querer es una forma de sentimiento menor que el amar, pero en algunos casos se utilizan de manera separada.

Un ejemplo de este significado del término puede ser “yo quiero mucho a mis hermanos, ya que nos criamos juntos desde pequeños”. También se utiliza el término querer como una forma de expresar deseo, la expectativa de poseer algo que se considera necesario o placentero: “quiero comprarme ese vestido, es muy hermoso”.

Definición de amar

Dependiendo de la edad y del sexo de cada una de las personas que sientan amor por otra, podrá describirse de diferentes maneras este sentimiento. Los más pequeños, aunque no puedan describir con palabras lo que es el amor, pueden expresar en acciones este sentimiento. Esto puede verse en gestos, en las mismas miradas que tienen para su persona amada.

Amar

Desde la psicología se sabe que un bebé que transita los primeros tiempos de vida en un ambiente donde se le brindan palabras de afecto, tiene mayores posibilidades de crecer con fortaleza emocional y desarrollar todas sus capacidades. Muy por el contrario, aquel pequeño que no tiene los nutrientes necesarios para el desarrollo de su cuerpo y de su psique, y tampoco es acobijado en el seno de un ambiente cálido, no tendrá los beneficios de unas bases fuertes que puedan mantener una estructura física y psíquica estable.

¿Cuáles son las diferencias entre querer y amar?

1. Cuando estás enamorado de alguien, quieres a esa persona

Cuando te sientes enamorado pasa que crees ser dueño o dueña del otro. Se dice que esta persona es tan especial que deseas que él o ella formen parte de tu vida, una parte de ti. Cuando te enamoras de una persona, sientes un impulso intenso de consumir a esa persona de cualquier manera posible.

2. Amar es necesitar a ese alguien amado

Necesitas que él o ella sea parte de tu vida de una forma u otra, no porque quieres ser dueño de un pedazo de esta persona, sino porque quieres darle un pedazo de ti mismo; amar a alguien es considerar que esa persona es digna de ser dueña de una parte tuya. No se trata de propiedad; se trata de querer lo mejor para esa persona – algo que suele significar dejar ir a tu amor.

3. Cuando estás enamorado de alguien, tus emociones están siempre en lo más alto.

Cuando estás enamorado tu cerebro está produciendo el más asombroso cóctel químico, haciendo que te sientas como si estuvieras flotando en lo alto de una nube. A pesar de no aceptar la realidad, el problema es que inevitablemente en algún momento deberás aceptar.

4. Cuando amas te dejas llevar y fluir tus emociones

Amar no es simplemente las emociones, es algo que va más allá de los pensamientos, agregando que pensar en ese alguien, querer lo mejor, hacerlo todo para que él o ella sean feliz, cuidar a esa persona tanto como a ti mismo, eso sí es amor. Las emociones que vienen con ello, son sólo beneficios.
Una vez que haya pasado la etapa de enamoramiento, amarás realmente. Tienes que aprender a dejar de lado ese estado de emoción al límite, para lidiar con emociones más estables, que algunas veces sufren fluctuaciones. Estas últimas no tienen tanto que ver con las emociones del enamoramiento.

5. Piensas en una meta en un logro

Eso es lo que hace que el enamoramiento sea tan emocionante, el anhelo constante por más. Quieres pasar más tiempo con esta persona, conocerla mejor, estar con esta persona tanto como sea posible. Siempre quieres tener más, y quieres construir una relación cada vez más seria.

6. Tomas todo con mucha calma

El objetivo que tenías ya no existe porque ya lo has alcanzado. Esto suele asustar a la gente, ya que comienza a sentir la necesidad de seguir avanzando. No sólo es comprender que lo que posees es todo lo que realmente necesitas, sino también tener las ganas de unir ese vínculo de forma duradera, estable.

7. Esa persona pasa a importarte más de lo que pensaste que te importaría

Enamorarse es mucho, mucho más fácil que amar. Cuando estás enamorado, los químicos en el cerebro y el cuerpo te hacen sentir como si esa persona fuera la mejor del mundo. Crees que esta persona es la más increíble que has encontrado. Lamentablemente, esta forma de pensar por lo general desaparece tan pronto como los químicos desaparecen. Entonces te quedas perdido y confundido.

8. Amar a alguien es necesitar su presencia

Estar enamorado es fácilmente reconocible, ya que te hace sentir un anhelo constante, una necesidad constante. Amar, por otra parte, no te dará esos recordatorios constantes. Cuando amas a alguien, en momentos de separación o pérdida que cargan con emoción. Las personas suelen olvidar lo mucho que ama a esa persona o no se da cuenta de lo mucho que la amo, hasta que la vida los lleva a recordar.

9. Si estás enamorado, también puedes fácilmente desenamorarte

El enamoramiento es en su mayoría una creación de nuestra mente. Nos permitimos enamorarnos al idealizar a la persona y a la relación. Cuando estás enamorado, la realidad no siempre se alinea con tu versión de la misma

10. Si amas, ese sentimiento jamás cambiara

Amar a alguien es aquello que te define en palabras exactas. Aquellos que amamos, por los que nos preocupamos, aquellos que significan el mundo para nosotros, y que han afectado nuestras vidas, son los que en realidad nunca nos dejan

Deja un comentario

¡No te lo pierdas!
Suscríbete a nuestro Blog
Sé el primero en tener todas las noticias y actualizaciones de Meditación y Psicología.
Suscríbeme
Si no te interesa, puedes darte de baja en cualquier momento
close-link

Comparte!

¡Comparte este contenido con tus amigos!