Dolor en el pecho, ¿es ansiedad?

Los síntomas que suelen presentarse cuando una persona padece de ansiedad son muchos y muy variados, en algunos casos pueden provocar: dolor de cabeza emocional, hiperventilación, sensación de ahogo, mareos; pero sobre todo existe un síntoma que es el que causa mucho temor y es el dolor en el pecho por ansiedad.

Muchas personas sienten un gran temor porque confunden el dolor torácico con un infarto al miocardio, agravando tanto el miedo como el malestar. Pero lo que algunos no conocen es que el dolor en el pecho es un síntoma común en el trastorno de ansiedad, por tal motivo es necesario reconocerlo para tratar de aliviarlo.

Algunos síntomas que se experimentan cuando se sufre un dolor en el pecho por ansiedad.

Este tipo de dolor suele experimentarse como una sensación punzante algo incomoda, se perciben como pinchazos en distintas partes del tórax. Otras personas también sienten como una opresión o un peso en el pecho que no les permite respirar.

El dolor en el pecho por ansiedad aparece de forma repentina y también desaparece rápidamente, con una duración no mayor a los diez minutos.

Incluso este dolor de pecho también se presenta con otros signos de ansiedad, tales como: mareos, dificultad para respirar normalmente, sensación de desmayo, cambios en la temperatura corporal, temblores, sensación de que la situación está fuera de control, entumecimiento de pies y manos, sudoración de pies y manos, taquicardias, etc.

Diferencias entre un dolor de pecho por ansiedad y un dolor por infarto.

Como ya sabemos uno de los síntomas de las anginas o infartos al miocardio es el dolor de pecho, por ello es muy confundido con el dolor de pecho por ansiedad, pero realmente ambos problemas tienen sus diferencias:

Dolor de pecho por ansiedad

  • Suele aparecer cuando el cuerpo está en reposo.
  • Este dolor se siente solo en la zona torácica.
  • Este dolor se manifiesta rápidamente y se desvanece en poco tiempo.
  • Se alivia rápidamente cuando el cuerpo se relaja.

Dolor de pecho por infarto

  • Suele aparecer cuando el cuerpo se encuentra activo.
  • Este dolor se extiende desde el pecho, hacia la mandíbula, brazos y hombros.
  • El dolor comienza de forma lenta y va aumentando gradualmente.
  • El dolor persiste al transcurrir el tiempo y empeora si se realiza esfuerzo físico.

Es importante tomar en cuenta que en cualquiera de los dos casos es muy conveniente acudir al servicio médico lo más pronto posible, ya que son ellos quienes garantizan realmente si se trata de un dolor provocado por ansiedad o de un problema cardiaco.

Diversas causas cuando se sufre dolor en el pecho por ansiedad.

Este tipo de dolor se trata de una respuesta psicosomática; quiere decir que es un reflejo físico de lo que ocurre en la mente, aunque eso no implica que el dolor solo se encuentre en la mente.

La respuesta fisiológica del estrés se activa con la ansiedad provocando de manera inmediata cambios psicológicos, fisiológicos y emocionales en el cuerpo preparándose para enfrentar la supuesta amenaza.

El tensar los músculos del cuerpo es uno de esos cambios para que resista de mejor manera el daño, incluyendo los músculos del pecho y de la caja torácica; reflejando un dolor en el pecho debido a la tensión de los músculos torácicos.

 Cuando el estrés transcurre en un largo tiempo, el cuerpo no se recupera del todo y se mantiene en estado constante de tensión, haciendo que el organismo se encuentre semi-hiperestimulado motivado a la liberación de adrenalina y cortisol (hormonas del estrés), cuando el cuerpo se mantiene de esa forma responderá a ciertas situaciones o síntomas que se activarán ante un momento especifico de estrés.

Asimismo, la hiperventilación que es uno de los cambios que provoca el estrés, contrae vasos sanguíneos que causan dolores en el pecho.

Las alteraciones de la motilidad gástrica, son otra causa de dolor en el pecho por ansiedad, causando en algunos casos pinzamiento en los nervios del torso. Del mismo modo, cuando se dilata el tubo digestivo puede causar acumulación de gases que pueden subir hacia el pecho causando ese dolor.

Tratamiento del dolor en el pecho por ansiedad

Es necesario que el dolor en el pecho por ansiedad se combata desde su origen, por tal motivo, es necesario analizar los factores internos y externos que causan esa respuesta.

Una persona que padezca dolor en el pecho por ansiedad, debe obligatoriamente realizarse un trabajo profundo psicológico, analizar su estilo de vida y los posibles factores que le generen estrés y angustia.

5 formas para aliviar el dolor en el pecho por ansiedad

Existen diversas técnicas que se pueden utilizar, con la finalidad de aliviar de forma rápida el dolor en el pecho por ansiedad.

  1. Aplicar técnicas de respiración: existen diversos ejercicios de respiración que son muy útiles, solo se debe buscar el que mejor se adapte. Para ponerlo en práctica se debe ubicar un lugar tranquilo y comenzar a inhalar contando hasta diez y exhalar suavemente contando hasta diez. Dedicando 8 minutos al día de respiración con el fin de que la función cardiovascular y respiratoria se regulen.
  2. Poner las cosas en perspectiva: es necesario que la persona comprenda que se trata solamente de un dolor en el pecho por ansiedad y que por esa razón no se morirá y que puede tomar el control de esta situación cuando lo desee.
  3. Evitar la lucha contra los pensamientos negativos: es necesario evitar el impulso de contener pensamientos negativos y rechazar emociones desagradables que generan el problema. Pero esta estrategia suele ser equivocada ya que genera más ansiedad. Lo mejor es estar consciente de emociones y pensamientos negativos sin resistirse. Cuando se acepta lo que ocurre esas emociones se desvanecen solas.
  4. Usar la visualización: cuando una persona sienta ansiedad, se le recomienda que visualice un lugar que le agrade y que le procure calma. Lo ideal es tratar de visualizar muchos detalles de ese lugar, si ocurre un momento de desconcentración, reconducir el pensamiento suavemente a la visualización.
  5. Aplicar técnicas de relajación: además de aliviar el dolor en el pecho por ansiedad, estas técnicas permiten disminuir los niveles de estrés cotidiano. Son diversas las opciones, tales como: yoga, meditación mindfulness, entrenamiento autógeno de Schultz, etc.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: