El Mindfulness reduce la tensión alta

Si sufres de tensión alta (presión arterial alta), te interesa saber un poco sobre el Mindfulness y lo mucho que te puede ayudar. Como te puedes imaginar, no existe una solución mágica ni un mantra para ello, simplemente es necesario un poco de voluntad y perseverar en ello.

Llamamos presión arterial alta (o hipertensión) cuando los resultados de las lecturas de tensión arterial muestran una presión sistólica (la que llamamos “alta” en España) mayor de 140 o si la presión diastólica (la baja) es superior de 90.

Estudio sobre la tensión alta y el Mindfulness

En un estudio reciente, se ha demostrado (de nuevo) que el Mindfulness sirve para controlar la tensión alta, es decir, se comprobó gracias a un grupo de individuos que sufrían de hipertensión, que se puede llegar a controlar de una forma más efectiva la presión arterial por medio del Mindfulness.

Por regla general, si sufres de hipertensión, te recomendarán hacer una serie de actividades para que introduzcas en tu rutina. Entre ellas podemos encontrar el ejercicio físico, una buena dieta y descansar cada vez que tengas oportunidad (por ello es tan beneficiosa la mal reputada siesta española).

El hecho incurre en que el Mindfulness te invita, a través de ejercicios de concentración y la misma
meditación, a ser aún más riguroso, ya que no solamente estás tomando medicinas, estás
siguiendo un estilo de vida más sano. Es decir, los voluntarios del estudio que practicaban Mindfulness, en contraposición al grupo que no lo hacía, tuvo más éxito al bajar su presión arterial, entre otras cosas, por que fueron más perseverantes en seguir todas las pautas recomendadas por los médicos.

Un dato interesante sobre este estudio es que se inscribieron más de 40 individuos para poder hacer el estudio adecuado respecto al Mindfulness y lo que arrojó fueron resultados formidables. Los resultados demostraron claramente, como hemos dicho anteriormente, que el grupo que practicaba Mindfulness logró reducir su hipertensión de manera significativa con respecto al otro grupo. Por lo que podría decirse que se puede regular la tensión haciendo una efectiva rutina de Mindfulness.

Llévatelo a tu día a día

Una vez más aclaramos que no hay que dejar las medicinas ni los ejercicios que ya conocemos,
simplemente se trata de introducir nuevas rutinas. Ya que el mas característico de todos los ejercicios del Mindfullness es la meditación sentada, hay que recordar que por medio de la meditación se pueden evitar ciertos trastornos como la ansiedad o bien controlar la misma tensión ya que estamos haciendo ejercicios de respiración y estos a su vez ayudan al cuerpo a relajarse y regularse (homeostasis).

Hay que recordar también que si se practica este estilo de vida o bien ciertos ejercicios, la química del
cerebro cambia, ya que no solamente por medio de los medicamentos los neurotrasmisores se pueden aumentar (como los inhibidores de la recaptación de la serotonina, o los de noradrenalina, dopamina, etc.), sino también a través de las emociones. ¿Cómo puede ser esto? Simplemente con la práctica continuada de la meditación. De esta forma podemos “soltar” emociones y pensamientos negativos que nos producen problemas a largo plazo.

Al poder manejar de forma más precisa y calmada las emociones estás empiezan a regularse y acto
seguido también tu cuerpo tiene más control desde todos los aspectos posibles. Si esto lo llevamos a tu vida cotidiana, podemos incluso lograr grandes cosas ya que al disponer de un grado de concentración mayor y un control de nuestras emociones se incentivará que tu mente pueda incluso superar cualquier clase de obstáculo.

Recuerda que con un buen enfoque, concentración y paz en nuestros corazones podremos lograr lo que nos propongamos.

Deja un comentario

¡No te lo pierdas!
Suscríbete a nuestro Blog
Sé el primero en tener todas las noticias y actualizaciones de Meditación y Psicología.
Suscríbeme
Si no te interesa, puedes darte de baja en cualquier momento
close-link

Comparte!

¡Comparte este contenido con tus amigos!