¿Por qué existe la guerra?

guerra
Índice
  1. La guerra en los primeros tiempos de la civilización
  2. La guerra clásica
  3. La guerra actual
  4. ¿Por qué existen las guerras hoy día?

La guerra existe desde el principio de los tiempos, esto es una realidad. En el caso de los seres humanos, incluso antes de que el Homo Sapiens se alzara con la supremacía en todo el mundo, luchó innumerables batallas con sus vecinos los Neandertales, hasta la desaparición de estos. Es cierto que quizás en este punto, las guerras eran más parecidas a la selección natural en las especies, pero ya empezaban a vislumbrarse algunos puntos importantes de la deriva que conllevarían las guerras a lo largo de la historia.

Es por ello que vamos a hacer un repaso de cómo la guerra ha ido modificando sus intenciones a lo largo de la historia

Por qué la meditación es más importante hoy que nuncaPor qué la meditación es más importante hoy que nunca

La guerra en los primeros tiempos de la civilización

En este caso pondré como ejemplo la guerra sucedida alrededor del 1200 a.C. entre los pueblos del Mar y casi todas las civilizaciones mediterráneas de aquellos tiempos. Hay que aclarar que incluso hoy día se discuten quiénes eran los pueblos del mar, puesto que no eran una única civilización. Se cree que provenían de distintos sitios de Europa y del Oriente Próximo. ¿Por qué se unieron? Se cree que por dos motivos, el primero de ellos fue la escasez de alimentos. El segundo, que probablemente fueron, a su vez, desplazados por otros grupos.

Lo que se sabe a día de hoy es que este conglomerado de pueblos arrasó lo que se conocía hasta aquella época buscando Recursos y Tierras donde establecerse. En las batallas se representa a sus ejércitos compuestos no solo de hombres, sino de mujeres y niños. Y este es el punto al que queremos llegar, en los primeros tiempos se buscaban recursos y tierras. Se buscaba subsistir, principalmente. La guerra era algo natural, puesto que la supervivencia es la naturaleza misma.

La guerra clásica

Este tipo de guerra es 50% el tipo de guerra anterior y se añade un 50% de un componente nuevo. El ego humano. Conocido es el hecho de que Alejandro Magno quiso conquistar el mundo conocido para ser considerado el mas grande de todos los tiempos. Y conocemos muchos generales que fueron movidos por el mismo impulso: Julio César, Ánibal... en tiempos posteriores Gengis Khan...

En algunos casos puede ser más motivo la supervivencia y en otro más el ego, pero ya teníamos presente ambos conceptos. Este tipo de guerra se desarrolló hasta tiempos recientes. Donde hicieron su aparición nuevos personajes.

La guerra actual

Napoleón, Hitler, Putín... todos arguyeron motivos para iniciar una guerra. Motivos que el pueblo les creyó, pero que no eran ciertos. La primera guerra mundial es quizá el ejemplo más claro de todos ellos. Alemania había llegado tarde al reparto del "pastel" y no tenía tierras que colonizar. Era un país rico y necesitaba la guerra. A este tipo de guerra, le llamamos la guerra del Ego. Puede ser que en algunos casos todavía halla algo de supervivencia latente, pero la mayor parte del porcentaje se lo lleva el Ego sin duda. El ego impulsa a querer ser el mejor, a destuir a los demás, a que nuestro pueblo sea el más grande, a que nuestro nombre perdure. Lo que no sabe el ego es que la guerra produce todo lo contrario. Hace que seas el peor, que te destruyas tú mismo, que tu pueblo sea el más pequeño y que tu nombre nadie lo quiera pronunciar.

Y volvemos a la pregunta del principio:

¿Por qué existen las guerras hoy día?

Por el ego. Por culpa de la mente egoísta y egótica. Por culpa del egoismo. Todo lo demás son motivos secundarios que nacen del ego. Nadie humilde, iniciaría una guerra por nada del mundo. Nadie desinteresado buscaría hacer daño en los demás. Nadie que viva más en las emociones que en la mente disfrutaría viendo gente sufrir, gente desangrándose y muriendo en televisión. Es imposible. Solo una mente con un ego enorme e implacable puede conducir a un pueblo a la guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Nos obligan a molestarte con las cookies Más información