Cómo olvidar a alguien que amas profundamente: 8 consejos prácticos

olvidar

Cuando se producen las rupturas, parece que nos ahogamos en un oscuro mar de dolor. La impotencia comienza cuando no somos capaces de nadar a través de él e intentamos averiguar cómo seguir adelante con nuestra vida.

Queremos que el dolor de la ruptura termine pronto. Pero como todo en la vida, superar el desamor también es un proceso que lleva su tiempo. A veces lento y otras veces rápido. Pero la eterna pregunta sigue siendo la misma: "¿Olvidaré alguna vez a mi pareja?".

La pregunta, sin embargo, es: "¿Cómo superar este desamor, por quien una vez tuviste sentimientos tan profundos?". En mi opinión, no hay una respuesta sencilla para esto. Pero casi todos hemos pasado por esto y hemos seguido adelante

"Cada día es un nuevo día, y nunca podrás encontrar la felicidad si no sigues adelante".

Así que hoy...

Índice()

    Vamos a hablar de 8 formas prácticas de olvidar a alguien que amaste profundamente:

    #1. Parar, respirar y descansar

    Cuando una relación se rompe, uno no se recupera de la noche a la mañana, es un proceso. Sé amable. Las rupturas se sienten tanto que posteriormente tenemos que pasar una especie de duelo. Pero así son ciertas cosas en la vida.

    Las rupturas son difíciles de manejar. Así que lo primero que puedes hacer es respirar. Tomar un descanso. Procesarlo.

    Lo sé, es horrible. Pero hay momentos en la vida en los que la vida nos exige más y la única salida es darle una oportunidad. Exige resiliencia y coraje. El primer paso para cualquier curación es dar un paso atrás y simplemente aguantar. Cuando estás en medio de una batalla, no puedes ver tus propios movimientos ni los de los demás. Pero cuando das un paso atrás, sabes claramente a qué atenerte.

    No importa lo doloroso que sea, pero con la claridad, estás listo para el siguiente paso. Descansa después de cualquier estrago. Todos nos merecemos nuestros descansos. Tómate el tuyo.

    #2. Deja de visitar los lugares especiales

    Cuando tenemos intimidad con alguien, creamos recuerdos. Y una vez que la persona se ha ido terminamos revisando esos recuerdos. Las canciones, los restaurantes, las carreteras y todos los lugares vienen a perseguirnos. Y no importa el motivo de la ruptura, tendrás impulsos de llamar o volver. Muchas personas se rinden en esta fase y vuelven, pero se dan cuenta de que los recuerdos eran mucho mejores que la realidad. Tus lugares especiales actuarán como desencadenantes.

    Deja de ir o visitar todos esos lugares especiales o incluso esas canciones especiales. Ve a nuevos lugares, crea nuevos recuerdos. El cerebro reescribirá todo. Siempre lo hace (parece una locura, pero créeme que lo hace). Date ese período de gracia. Estarás bien.

    #3. Deja de acosar a tu ex

    Acepta que habéis roto y deja de visitar sus perfiles sociales, ¿puedes? ¿Puedes al menos bloquear durante un tiempo a tu ex en todas las plataformas de redes sociales? No sirve de nada ver lo que hacen, pero desde luego, te destroza el día. Esa bonita foto en Instagram sólo te dañará más y te hará más indefenso.

    Y créeme, saber si tiene una nueva pareja en su vida tampoco ayudará. Bloquea a tu ex durante un tiempo. Deja que tus heridas se curen. Una vez que sepas que estás bien, puedes desbloquearlo. La cosa es que una vez que sanes, su vida no te importará porque la curación te da una nueva perspectiva que es mucho más de lo que hubieras visto.

    Sé amable contigo mismo/a. Deja en paz sus perfiles en las redes sociales y sigue adelante.

    #4. No te acuestes con tu ex después de la ruptura

    Esto es un NO absoluto. No importa lo bueno que sea el sexo. Si has roto, no te acuestes con él. Sólo intensificará tu dolor. Lo que pasa con la mayoría de las mujeres es que nos cuesta mantener el sexo y el amor en dos cajas diferentes. Sólo volverás a los tiempos en que las cosas estaban bien y querrás intimidad.

    Hay cosas que es mejor no tocar. Deja que su cuerpo se vaya también. Esto te ayudará a olvidarlo y sanarás más rápido.

    #5. Intenta cualquier cosa nueva y emocionante para superar sus recuerdos

    Coge un pedazo de papel. Escribe las cosas que te da miedo hacer (o que te encantaría hacer pero nunca hizo). ¿Tal vez hacer puenting o un viaje en solitario? Pues hazlo. No hay nada que nos expanda más que hacer algo que creíamos que no era de nuestra agrado y eso también aumenta nuestra confianza.

    Una vez que haces lo que creías que no podías, te da nuevos cielos para volar y te conviertes en una nueva persona. Muchas veces las rupturas son los mejores momentos para encontrar lo que realmente queremos ser. Porque el propósito del dolor es siempre expandirnos. Confía en mí.

    #6. Quédate con tu círculo que te eleva

    Nunca podré enfatizar lo suficiente la influencia que tu círculo íntimo puede tener en ti. Quédate con los que te elevan. Quédate con los que ven lo bueno en ti. Con los que olvidas todo tu pasado.

    Mantente cerca de los que te quieren y desean que te vaya bien. Cuando la gente que te rodea ve lo bueno de ti, te conviertes en ella. Especialmente cuando estás en un momento de bajón emocional. Encuentra personas que sean tus animadoras. Alcanzarás el cénit más rápido y te mantendrás emocionalmente sano.

    #7. Aprende a seguir adelante

    A veces, los golpes emocionales son una forma de rediseñar nuestro camino en la vida. Incluso una ruptura puede mover montañas en tu vida o puede darte una inmensa pasión para hacer algo increíble en la vida.

    A veces una caída es en realidad una llamada del Universo para tomar un nuevo camino. Trata de tomar un nuevo oficio (Tal vez puedas decorar tu casa con estas ideas fuera de desperdicio o quién sabe si tienes algunas habilidades que puedes convertir en un negocio. Puedes probar algunas de estas ideas de negocio) que te ilumine. Sumérgete en ello. Y encontrarás formas de construir una nueva vida, que quizás nunca habías previsto.

    La idea no es convertirse en un maestro en esa forma de arte, sino encontrar diferentes partes de lo que eres. Quizá hoy sea el día para algo nuevo.

    #8. Perdona y olvídalo como un buen recuerdo

    Aquí está el último clavo en el ataúd de los dolores. El perdón te desintoxicará de tu pasado, ninguna clase de vida o de yoga podrá hacerlo. El perdón es la última forma de autocuidado. El perdón no justifica lo que la otra persona te hizo. Sólo quita el dolor que llevas dentro.

    El perdón te ayuda a olvidar a tu ex y te deja sin dolor. Perdónale por lo bueno, lo malo o lo que te haya hecho. Luego perdónate a ti mismo.

    La persona más difícil de perdonar es uno mismo. Perdónate a ti mismo por todo lo que crees que hiciste mal, por aquello que te trajo este desamor. Y una vez que ese perdón ocurre, estás en un nuevo camino. Puedes elegir lo que quieras.

    Por muy difícil que parezca un desamor, nunca es el final del camino.

    Hay que romper los corazones para poder encontrar las gemas que hay en ellos. La vida es como una búsqueda del tesoro, cada caída es una cola para encontrar la olla de oro al final del arco iris. Un día te darás cuenta de que tú eres esa olla de oro que estabas buscando.

    Una vez que te hayas curado, el pasado no te resultará tan atractivo, sino que los nuevos caminos son más atrayentes. Es entonces cuando puedes dejar ir u olvidar tu pasado. Si hay algo que sé con certeza es que los desamores nos dicen que aún no estamos en casa. Y que necesitamos un nuevo viaje.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nos obligan a molestarte con las Cookies. Más info