Los beneficios del sexo

No hace falta llevar una vida sexualmente activa para conocer todos los beneficios del sexo cuando este es practicado en pareja, consensuado y con una buena dosis saludable.

Desde el punto de vista de la Organización Mundial de la Salud, la sexualidad es fundamental para todos los seres humanos, esta encierra los roles del género, placer, erotismo, intimidad, reproducción y orientación sexual.

Visto desde esta perspectiva, sin lugar a dudas, el sexo en parejas es importante, pero ¿realmente conoces los beneficios del sexo que repercuten positivamente en tu salud?

Tener Buen Sexo

El tener una o varias sesiones de buen sexo en la semana mejora considerablemente el sistema inmune y esto se traduce en el incremento de los niveles de anticuerpos que son los encargados de protegernos contra el resfriado común y la gripe.  Vamos a pasar a explicar el resto de beneficios:

Beneficios del sexo

Según los expertos en esta materia, ya sea que se practique de manera individual o compartida, el buen sexo es una fuente inagotable de bienestar tanto físico como psicológico, tal y como se lo detallamos a continuación:

Beneficios Físicos del Sexo

Se ha demostrado científicamente que los beneficios del sexo se pueden evidenciar en las personas que lo tienen frecuentemente, entre ellos se encuentran:

Mejor estado de la piel

Se obtiene lozanía de la piel, debido a que el sudor que se genera durante una sesión de buen sexo es un coadyuvante en la limpieza de los poros, lo que se traduce en la mejora sustancial de la dermatitis y el acné.

Mejor aspecto del cabello

El brillo del cabello es otro de los beneficios del sexo, porque durante el acto sexual liberamos estrógenos que actúan directamente sobre el mismo, otorgándole la suavidad y brillo que le dan una apariencia más saludable.

Salud bucal

Los besos que da y recibe durante el acto sexual resultan muy beneficiosos para la higiene bucal, porque la saliva que entra en juego facilita la limpieza de sus dientes reduciendo en gran manera el ácido que deteriora el esmalte de los mismos. Esto quiere decir, que además de placenteros, resultan también provechosos para nuestra salud dental.

Mejora las funciones del organismo

No obstante, los beneficios del sexo no sólo radican en nuestra apariencia externa, ya que también influyen positivamente en la musculatura y sistema inmune del cuerpo humano.

Los estudios han demostrado que es un potente analgésico,  esto se debe a la famosa oxitocina, también conocida como la hormona del amor, la cual se transfiere a la hipófisis que le permite almacenarse en el cerebro y se secreta cuando la necesitamos.

Si tienes una jaqueca persistente o los dolores menstruales son una molestia para ti, tener una o varias sesiones de buen sexo reducen la percepción del dolor, y lo cambian por satisfacción, es decir, que tienes el remedio en tus manos.

En este mismo orden de ideas, otro de los beneficios del sexo que influyen directamente en nuestro cuerpo, específicamente en nuestra musculatura. Pues bien, tanto las articulaciones como los músculos juegan un papel importante, lo que se traduce en una mejora considerable de la flexibilidad, sin dejar de mencionar el gasto calórico producido.

Tomando en cuenta lo antes expuesto, resulta mucho más placentero tener una o varias sesiones de buen sexo, que tener que acudir al gimnasio a quemar calorías. Además durante el ejercicio no se produce la testosterona que emerge con el deseo y la actividad sexual, la cual también es responsable de fortalecer tus huesos y musculatura.

Otro de los maravillosos beneficios del sexo para la salud del ser humano, es que cuando se practica con frecuencia se puede disminuir los índices de la presión arterial, esto se debe a que cuando tenemos relaciones placenteras, se reducen considerablemente los niveles de estrés y de ansiedad, que en muchos casos son detonantes en quienes padecen de esta enfermedad.

Asimismo, al mejorar la salud vascular se reduce el riesgo de sufrir ataques cardíacos, no sólo en los hombres cómo se había estimado, sino también en las mujeres.

De igual manera, se ha demostrado recientemente que otro de los beneficios del sexo cuando se practica de manera regular y satisfactoria, es que puede reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, debido a que su constante vaciado elimina los productos potencialmente cancerígenos que pueden existir tanto en el espermatozoide como en el semen.

Pero no sólo el hombre resulta favorecido con las relaciones sexuales satisfactorias, porque la vagina y el suelo pélvico de la mujer también se benefician con la liberación de estrógenos, porque estos frenan considerablemente el proceso de deterioro natural del tejido vaginal.

Beneficios Psicológicos del Sexo

Como ya le hemos comentado algunos de los beneficios del sexo a nivel corporal, ahora es el turno de resaltar todo el bienestar que nos puede aportar  disfrutar de unas relaciones sexuales placenteras a nivel psicológico y relacional.

Pese a que muchas veces es considerado un tema tabú, no existe en este campo nada más sano que el autoerotismo, porque este te va favorecer no solo en el conocimiento de tu cuerpo, sino también de tus sensaciones y reacciones frente a los estímulos sexuales.

Sólo cuando una persona conoce qué es lo que le agrada y lo que le desagrada, puede tener una sexualidad placentera con otras personas, esto resulta obvio, porque ¿Quién mejor que tú? para conocer tu cuerpo y lo que te hace sentir bien.

Una de los principales beneficios del sexo a nuestra manera de ver, es que una buena sesión ya sea en pareja o individual, incrementa la autoestima de cualquier ser humano porque genera una sensación de placer y bienestar que influye de manera inmediata en el estado de ánimo, que casi ninguna otra cosa en este mundo puede lograrlo.

Según los especialistas en esta materia, no hay nada que inhibe más la respuesta de la ansiedad que un buen orgasmo. Por esta razón, muchas personas concluyen que quienes están perennemente estresados o amargados, es porque carecen de relaciones sexuales placenteras.

Sexo en Pareja

Cuando se disfruta de una sexualidad compartida, esto repercute favorablemente en la pareja, ya que los besos, caricias y otro contacto físico estimulan la liberación de la hormona del amor, reduciendo el estrés y aumentando la sociabilidad con las demás personas. Sin duda el sexo en pareja es el mejor tipo de sexo que podamos tener. Aunque se elimine el morbo de estar con una persona apenas conocida, se incrementan todos los vínculos de pareja y ayuda a afianzar una relación.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico es una antigua práctica hindú que se remonta a más de 5.000 años en la antiguedad, y significa “la ola y la expansión de la energía”.

Es una forma lenta de sexo que se dice que aumenta la intimidad y crea una conexión mente-cuerpo que puede llevar a poderosos orgasmos.

El sexo tántrico, o Tantra como se conoce a menudo, puede ser realizado por cualquier persona interesada en reiniciar su vida sexual y encontrar una nueva profundidad en la sexualidad

Quitándole toda la magia oriental, podríamos decir la siguiente analogía: si el sexo rápido es el equivalente sexual de una comida en un Mcdonalds, el sexo tántrico es una comida en un restaurante con varias estrellas Michelin, preparada lenta y amorosamente y aún más deliciosa gracias a la espera.

sexo

Mejorar la libido

Si buscas mantener la actividad sexual en la cama toda la noche, tenemos algunos consejos para ti.

Muchas personas buscan maneras de mejorar su desempeño sexual. Esto puede incluir la mejora de los problemas existentes o la búsqueda de nuevas formas de mantener a su pareja feliz.

Hay muchas pastillas para mejorar la libido en el mercado, pero hay muchas formas sencillas de mantenerse activo y durar más tiempo sin tener que visitar la farmacia.

Te en cuanto que cuando se practica el sexo se trabaja con la presión sanguínea, y si te aseguras que tu sistema circulatorio funciona a pleno rendimiento te aseguras que el sexo vaya bien. Básicamente, lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu salud sexual.

Mantenerse activo

Una de las mejores maneras de mejorar tu salud es el ejercicio cardiovascular. El sexo puede aumentar el ritmo cardíaco, pero el ejercicio regular puede ayudar a tu desempeño sexual al mantener tu corazón en forma.

Treinta minutos al día de ejercicio que rompa el sudor, como correr y nadar, pueden hacer maravillas para aumentar tu libido.

Comer frutas y verduras

Ciertos alimentos también pueden ayudarle a aumentar el flujo sanguíneo. Entre ellos se incluyen:

Cebollas y ajo. Estos alimentos pueden no ser muy buenos para su aliento, pero pueden ayudar a su circulación sanguínea.

Plátanos. Esta fruta rica en potasio puede ayudar a reducir la presión arterial, lo que puede beneficiar sus partes sexuales importantes y aumentar el rendimiento sexual.

Pimientos. Los alimentos picantes totalmente naturales ayudan a la circulación de la sangre al reducir la hipertensión y la inflamación.

Comer carnes y otros alimentos

Aquí hay algunos alimentos más que pueden ayudarle a conseguir un mejor flujo sanguíneo:

Ácidos grasos omega-3. Este tipo de grasa aumenta el flujo sanguíneo. Se puede encontrar en el salmón, el atún, los aguacates y el aceite de oliva.

Vitamina B-1. Esta vitamina ayuda a que las señales del sistema nervioso se muevan más rápido, incluyendo las señales del cerebro al órgano sexual. Se encuentra en la carne de cerdo, los cacahuetes y los frijoles rojos.

Los huevos. Altos en otras vitaminas B, los huevos ayudan a equilibrar los niveles hormonales. Esto puede disminuir el estrés que a menudo inhibe la erección.

Reducir el estrés

El estrés puede afectar a todas las áreas de su salud, incluyendo tu libido.

El estrés aumenta la frecuencia cardíaca (en el mal sentido) y aumenta la presión arterial. Ambos son perjudiciales para el deseo y el rendimiento sexual. El estrés psicológico también puede afectar a la consecución de una erección o al logro de un orgasmo. El ejercicio es una gran manera de reducir el estrés y mejorar su salud. Hablar con tu pareja acerca de tu estrés también puede calmarte, y al mismo tiempo fortalecer tu relación.

El estrés también puede desencadenar malos hábitos, como fumar o consumir alcohol, que pueden perjudicar tu desempeño sexual.

Deja los malos hábitos

Lo que se necesita para relajarse, como fumar y consumir alcohol, también podría afectar el desempeño sexual. Mientras que los estudios sugieren que un poco de vino tinto puede mejorar la circulación, demasiado alcohol puede tener efectos adversos. Los estimulantes estrechan los vasos sanguíneos y se han relacionado con la impotencia. Reducir o dejar de fumar es uno de los primeros pasos para mejorar el rendimiento.

Reemplazar los malos hábitos por otros saludables, como el ejercicio y la buena alimentación, puede ayudar a mejorar la salud sexual.

Toma un poco de sol

La luz del sol detiene la producción de melatonina del cuerpo. Esta hormona nos ayuda a dormir pero también calma nuestros impulsos sexuales. Menos melatonina significa tener potencial para un mayor deseo sexual.

Salir al exterior y dejar que el sol golpee tu piel puede ayudar a despertar tu deseo sexual, especialmente durante los meses de invierno, cuando el cuerpo produce más melatonina.

Presta atención a tu pareja

El sexo no es una calle de un solo sentido. Prestar especial atención a los deseos de tu pareja no sólo hace que el sexo sea placentero para él/ella, sino que también puede ayudar a excitarte o ralentizarte. Hablar de esto de antemano puede ayudar a aliviar cualquier incomodidad si necesitas ir más despacio en un momento de tensión.

Alternar el ritmo o concentrarte en tu pareja mientras te tomas un descanso puede hacer que la experiencia sea más agradable para ambos.

Busca más ayuda si la necesitas

Si tiene disfunción eréctil, enfermedad de Peyronie u otros trastornos diagnosticados, puede necesitar tratamiento médico. No dudes en hablar con tu médico sobre cómo puede mejorar tu rendimiento sexual.

Masturbación

Si no duras tanto como quisieras en la cama, podrías necesitar algo de práctica. Aunque el sexo es la mejor manera de practicar el sexo, la masturbación también puede ayudarte a mejorar tu longevidad.

Sin embargo, la forma en que te masturbas podría tener efectos perjudiciales. Si te precipitas, podrías disminuir inadvertidamente el tiempo que pasas con tu pareja. El secreto es hacer que dure, como quieres hacerlo cuando no estás solo.

Fuentes:

Deja un comentario