El yoga, beneficios y relación con la psicología

Buda decía que el cuerpo era el instrumento perfecto para conseguir la iluminación. Nosotros nos conformamos con menos, tener una salud óptima y para ello la mejor herramienta puede ser el yoga. Debido a la occidentalización de este arte, han surgido muchísimos estilos de yoga nuevos, muchos de ellos orientados para ser enseñados en los gimnasios, perdiendo su esencia. Sin embargo otros han permanecido o se han adaptado correctamente a los tiempos que corren. De entre todos nos quedamos con el yoga físico o hatha yoga. Empezamos ¡Namasté!

¿De dónde proviene el Yoga?

El yoga (unión) proviene de la India pero su origen se pierde en la noche de los tiempos de oriente. Se trasmitía de maestro a discípulo, de boca a oreja, desde hacía milenios. Etimológicamente, la palabra sánscrita YOGA significa unión. El yoga se admite, hoy día, como una disciplina psicosomática favoreciendo que los occidentales obtengamos la calma ante el ritmo infernal de la vida moderna. Patanjali ha sido a menudo llamado el fundador del Yoga tal y como lo conocemos, puesto que su trabajo para comprender mejor el funcionamiento de la mente humana estableció unas bases científicas desconocidas hasta el momento, pero hoy día el yoga ha sobrepasado la obra de Patanjali.

Al comienzo de la humanidad, no existían ni enfermedades mentales, ni terapias. Después, poco a poco, los intereses personales y egoístas prevalecieron sobre el interés colectivo, creando desequilibrios mentales y sufrimiento físico.

Los sabios hindúes intervinieron para apaciguar estos problemas y guiar al pueblo. Descubrieron que el secreto de la vida de los animales pasaba por los periodos de descanso y de sueño. De este modo fue descubierto el yoga, gracias a la observación de sus posturas. A veces denigrado y a menudo criticado por la ignorancia, el yoga es una oportunidad extraordinaria para nuestra sociedad. El principio del yoga es observar todo lo que ocurre dentro de nosotros: los pensamientos, las emociones, los miedos, los deseos, los recuerdos, los sueños, etc… para conocerse a sí mismo, encontrar la calma y la paz interior.

el yogaBeneficios del Yoga

El yoga es el cese de la fluctuación de la consciencia, para que nuestra verdadera naturaleza, la consciencia pura se revele. Además también favorece un cuerpo ágil y sano, una mente equilibrada y una personalidad serena y dinámica. Sin ser una rama de la medicina, son muchos los médicos que los practican y lo aconsejan a sus paciente. De hecho, el yoga comienza donde la medicina se detiene.

El yoga transforma la vida, mejora la salud, la flexibilidad, el dominio mental y físico. Gracias a las posturas (asanas), la respiración (pranayama), la relajación, la concentración y la meditación. Cientos de libros se han publicado sobre el yoga consiguiendo proporcionar un conocimiento abundante y fructífero.

¿Qué tiene que ver el yoga con la psicología?

Muchas enfermedades psicológicas se deben a la disociación de la mente y el cuerpo, por lo que aprender a sentir de nuevo el cuerpo es una terapia bastante efectiva. El mindfulness apuesta por esta vuelta a las raíces. Sin necesidad de estar enfermo, es 100% aconsejable reencontrarnos con nuestro cuerpo, que es el bien más preciado que tenemos. Además hay bastantes personas que debido a su mente caótica no pueden sentarse a meditar y el yoga puede ser una antesala perfecta para sus objetivos.

Yoga y Mindfulness

La clase de yoga es un gran laboratorio para ser más consciente, porque está lleno de condiciones que están más allá de tu control. En un día cualquiera, el ruido del tráfico puede ser incómodamente fuerte, puedes sentirte aburrido o inquieto, el sudor de tu vecino puede gotear en tu alfombra, tus tendones pueden sentirse tensos. Armado con técnicas de mindfulness, puedes replantear estas condiciones para sacar más provecho de tu clase de yoga y sentirte menos reactivo sobre las cosas que normalmente te resultan irritantes y distraídas.

Las opiniones de los expertos

Para la profesora de yoga Laura Neal, propietaria de Yoga at Cattitude en Bar Harbor, Maine, las técnicas de mindfulness la hicieron consciente de su tendencia a presionar demasiado en su práctica física. “Ahora es menos probable que me esfuerce más allá de mi límite y también es menos probable que me detenga antes de alcanzarlo”, dice.

Michelle Morrison, supervisora de una empresa de contabilidad de Manhattan que también enseña yoga de atención plena, siente los efectos de combinar la práctica de la atención plena con su práctica física. “Llegué a ver los diferentes tipos de cosas que sucedían: dónde me aferraba a las sensaciones placenteras, qué era lo que causaba la irritación, cómo notaba mis hábitos”, dice. “Tiendo a ser algo dura conmigo misma, y he notado que puedo tener esas sensaciones y a la vez abrirme a otras opciones”.

Anne Cushman, codirectora del Programa de Entrenamiento de Yoga y Meditación Mindfulness de 18 meses en el Centro de Meditación Spirit Rock en Woodacre, California, dice que la atención plena puede animar una práctica de yoga que funcione con piloto automático. “Es una forma de abrirse más profundamente a tu práctica de yoga y extender ese sentimiento al resto de tu vida”. Cushman también dice que puede abrir nuevas puertas para la gente que no puede hacer una práctica sentada: “Para algunas personas, la meditación sentada no es accesible en esta etapa de su práctica, ni en su temperamento ni en su físico. Esa no es su puerta.”

Si esta práctica conecta contigo, busca un maestro que haya estudiado ambas tradiciones. “Es bueno tener a alguien que pueda responder a tus preguntas y apoyarte”, dice Boccio. Hasta ahora, no hay un recurso fácil para localizar a tal persona, aunque la búsqueda debería ser cada vez más fácil. Actualmente, se está ofreciendo un programa de entrenamiento en Spirit Rock en conjunto con el Kripalu Center for Yoga & Health en Stockbridge, Massachusetts, impartido por renombrados maestros de yoga y mindfulness de todo el país. El programa integra asanas, Pranayama (técnicas de respiración), meditación mindfulness y las enseñanzas de Patanjali.

“Los maestros veteranos de Spirit Rock se dieron cuenta de que cada vez más estudiantes de yoga venían a los retiros y querían aprender sobre la meditación budista”, dice Cushman. “Vimos un afán y deseo entre la comunidad de yoga de aprender meditación de atención” (llamado vipassana).

Eso es ciertamente cierto para Rachel Lanzerotti, una consultora de organizaciones sin fines de lucro en San Francisco, que está en medio de tomar el curso. “Me ha llevado más lejos en una dirección que ya estaba tomando: una dirección de desaceleración muy profunda en la práctica y estar realmente presente con lo que surge”. Utiliza el reciente ejemplo de estar de pie en Tadasana (Pose de la Montaña) para ilustrar estos cambios: “Estaba tan increíblemente cautivada por la sensación de mis pies contra la estera, y la estera contra mis pies, y todo lo que se levantaba de allí”, recuerda. “Me sentí atraída por ese momento de sensación y respiración y observación, incluso cuando lo estaba notando. Terminé parado ahí por minutos, y fue increíblemente precioso y rico”.

Los practicantes dicen que integrar la atención plena les ha ayudado a ser más capaces de lidiar con las tensiones diarias del trabajo, las relaciones y a encontrar su lugar en el mundo. Cyndi Lee dice que la atención plena funciona porque ofrece un enfoque realista para hacer frente a los desafíos de la vida. “Es un material muy terrenal, basado en la tierra y probado por el tiempo”, dice. “No se trata de escapar, crear un estado de felicidad, y luego cuando abres los ojos, te derrumbas en la realidad. Cualquiera que sea tu situación, puedes trabajar con ella. Te da un camino para cambiar tu escenario general, alejándote del apego o la aversión, para pensar que fundamentalmente no hay ningún problema y todo funciona. Y esto es algo liberador.

 

Para saber que significa Namasté 

 

1 comentario en «El yoga, beneficios y relación con la psicología»

Deja un comentario