Cómo interpretar sueños

Cuando la gente piensa en interpretar sueños, normalmente piensa en psíquicos con bolas de cristal, diccionarios de sueños, o tumbados en un sofá mientras un psicólogo al estilo de Freud les dice precisamente lo que sus sueños significan. Pero el análisis de los sueños no es ninguna de estas cosas. Y en realidad es una forma valiosa de entenderse mejor a sí mismo.

Para mucho de nosotros, cómo dormir bien ya puede llegar a ser un problema como para poder interpretar nuestros sueños pero es cierto que dentro de nuestros sueños se encuentra una puerta abierta a nuestro inconsciente, a veces demasiado extraña para ser comprendida.

A continuación, el psicoterapeuta clínico Jeffrey Sumber explica por qué soñamos, por qué el análisis es importante y cómo empezar a interpretar tus sueños.

¿Qué significan los sueños?

“Soñar no es esencial cuando se trata de la supervivencia como cuerpo, pero es esencial con respecto a nuestro desarrollo y evolución como seres metafísicos”, según Sumber, que estudió la mitología del sueño global en la Universidad de Harvard y la interpretación de los sueños de Carl Jung en el Instituto Jung de Zurich.

Soñar es la comunicación entre nuestra mente consciente y nuestra mente inconsciente, ayudando a la gente a crear la totalidad, dice. “Los sueños son el puente que permite el movimiento de ida y vuelta entre lo que creemos saber y lo que realmente sabemos”.

Los sueños nos permiten jugar con emociones o experiencias dolorosas o desconcertantes en un lugar seguro. “Los sueños también nos permiten procesar información o eventos que pueden ser dolorosos o confusos en un ambiente que es a la vez emocionalmente real pero físicamente irreal.”

“El análisis de los sueños es un componente clave en el proceso de convertirse en una persona completa”, explica Sumber. Los sueños revelan los “deseos más profundos y las heridas más profundas” de una persona. Así que analizar tus sueños te ayuda a obtener una comprensión más profunda de ti mismo.

Cómo analizar los sueños

Uno de los mayores mitos sobre el análisis de los sueños es que hay un conjunto de reglas estrictas que la gente debe seguir. Pero cada persona es única, así que no hay fórmulas o prescripciones.

Los sueños “sólo pueden ser entendidos en el contexto más amplio del despliegue y auto-descubrimiento del individuo”, dice Sumber. Sin embargo, hay varias pautas que pueden ayudar a ver los sueños más cuidadosamente y profundizar en su significado.

Registra tus sueños.

Este es el primer y más importante paso en el análisis de tus sueños, dice Sumber. “Tomar notas, incluso unas pocas frases que encapsulen el sueño, literalmente saca el contenido del inconsciente al reino de lo concreto”.

¿Crees que no sueñas o no puedes recordar tus sueños? Prueba simplemente a llevar un diario al lado de tu cama, y escribir “No hay sueños que registrar” cada mañana. “Dentro de las dos semanas de este proceso, la persona comenzará a recordar sus sueños.” (De hecho, “¡podrías abrir las compuertas!”)

Identifica cómo te sentías en el sueño.

Por ejemplo, Sumber sugiere preguntarse a sí mismo: “¿Estaba asustado, enfadado, con remordimientos, etc.? ¿Sigo sintiendo esos sentimientos la mañana siguiente? ¿Cómo de cómodo estoy sintiendo esos sentimientos?”

C.G. Jung se refirió a los sueños como “complejo de ideas con tonos de sentimientos”. En otras palabras, según Sumber, “Siempre estamos siendo llamados por nuestro yo inconsciente a sentir en nuestras ideas, pensamientos y acciones para ganar un sentido más profundo de quiénes somos y hacia dónde vamos en nuestras vidas”.

Identifica los pensamientos recurrentes en tus sueños y en tu vida diaria. Sumber da estos ejemplos de pensamientos recurrentes: “Me van a matar”. “No lo entiendo”. O “No voy a lograrlo”. A continuación, pregúntate si has tenido estos pensamientos a lo largo del día. Si es así, ¿en qué situaciones has tenido estos pensamientos?

Considera todos los elementos de un sueño.

Puedes aparecer en tus sueños de varias maneras. Muchas veces, “podemos encontrarnos a nosotros mismos, nuestras personalidades, en muchos elementos de un sueño, incluso si hay una clara distinción entre nosotros y otro personaje en el sueño.”

Pueden hacerse estas preguntas, dijo Sumber: “¿Cómo es ser el villano en el sueño? ¿Qué se siente ser el agresor o ser pasivo?”

Deja los diccionarios de sueños.

Probablemente te has encontrado con diccionarios de sueños que tienen significados específicos para cada objeto que aparece en los sueños. Como señala Sumber, aunque puede haber algún significado universal para estos símbolos, la clave es averiguar lo que el sueño significa para ti.

“Aunque puede haber un rastro de significado colectivo para ciertos símbolos universales que tienen alguna relación con nuestro análisis interno y crecimiento, estoy mucho más interesado en dónde va el soñador con el símbolo y con qué se conecta el soñador como resultado del sueño”.

Así que, aunque puede haber algunos elementos universales, los símbolos tienen diferentes significados para diferentes personas. “Creo que todos somos únicos y llevamos historias muy personales que impactan en los símbolos, objetos, gustos y olores que asociamos con una historia o evento particular del sueño.”

Recuerda que tú eres el experto.

“No hay más expertos que tú mismo cuando se trata de tu propia psique, así que no dejes de confiar en tu propia guía interior hacia tu inconsciente”, dice Sumber.

Añade que “los terapeutas necesitan poner a un lado toda su información, herramientas y asociaciones para los símbolos universales y la interpretación de los sueños con cada nuevo cliente y tratar a cada persona como un mundo único y nuevo por descubrir”.

Puedes aprender mucho incluso de los sueños más mundanos. Puedes pensar que tus sueños no son lo suficientemente fascinantes, llamativos o profundos para explorar. Pero incluso soñar con comer determinado alimento para el desayuno puede dar resultados meditados, cree Sumber.

Como ejemplos, enumera las siguientes preguntas que puedes hacer:

“¿Estoy comiendo solo? ¿Estoy dentro o en una terraza con una suave brisa? ¿Cómo es mi desayuno? ¿Está demasiado hecho? ¿Hay animales cerca? ¿Qué opino de este desayuno? ¿Qué simboliza para mí? ¿Hay algún recuerdo que pueda relacionar? ¿Cuándo fue la primera vez que recuerdo haber desayunado esto? ¿Cómo hacía mi madre este desayuno?”

 

 

Para saber más:

Recuerdos, sueños, pensamientos de Carl G. Jung 

 

Deja un comentario