Saltar al contenido
Meditación y Psicología

Aceptar lo que suceda sin resistirse

noviembre 7, 2019
aceptar

Aceptar lo que sucede sin resistirse significa controlar nuestro estado de ánimo ante un suceso. La primera reacción, la primera etiqueta que le ponemos a lo que nos sucede. Somos los responsables de ello. Posteriormente se desencadenará una emoción o un sentimiento negativo y nuestro estado de ánimo cambiará. Pero no será el hecho acaecido lo que lo ha ocasionado, realmente hemos sido nosotros mismos al crear esa resistencia.

Resistirse es no tolerar que algo suceda, es oponerse a que ciertas circunstancias que se creen injustas den cabida en la vida de una persona, por ende es otra forma de decir que no a algo. Mientras haya resistencia hay que entender que llegará la violencia, ya que es una simple lucha de poderes, mientras una persona quiere algo, la otra, por su parte, se encuentra resistiendo mientras se produce un desacuerdo con lo que la otra persona está haciendo.

Resistencia es una palabra que se usa ampliamente cuando existen manifestaciones sociales o políticas, en las que se dice que las personas tienen una resistencia a que una ley sea aprobada porque esta no tiene fundamentos, en este sentido se puede hacer una resistencia pacífica en la que las marchas son acompañadas por cantos y consignas en contra del poder pero sin ocupar la violencia. Se observarán momentos en los que se torna agresiva, por la presencia física de personas que irán en contra del propósito

Resistir también puede hacer alusión a la idea de soportar algo, cuando una persona pasa por un mal momento en su vida, ésta se resiste a que las cosas negativas lo afecten, si no por lo contrario enfrentan estas situaciones desde una visión más positiva en las que toleran lo que le está pasando con tolerancia.
También se puede decir que cuando una persona está muy enferma en su lecho de muerte, ésta se resiste a morir, aquí puede ser por que la persona tal vez no se encuentra preparada para dar ese paso y lo que desea es dejar las cosas claras antes de fallecer.

Por ende resistir es una situación de fuerza en la que la persona no desea que algo ocurra y por ello se pone en contra de ciertas acciones que tienen los demás. La resistencia es una lucha a largo plazo, no es algo que pase de un momento a otro si no que se niega en varias ocasiones.

¿Que significa aceptar sin resistirse?

La aceptación es la facultad por la cual una persona admite a otra persona, animal, objeto, pensamiento o acción de manera voluntaria. Se trata de un término íntimamente ligado al mundo de la psicología y la autoayuda, haciendo en este último caso referencia a la idea del auto aceptación, reconociendo todo lo positivo o negativo que tengamos, aceptando los fallos y afrontándolos de manera sana y positiva, siempre como un aprendizaje para no volver a caer en los mismos errores.

La aceptación también puede referirse al hecho de admitir un acontecimiento ocurrido en el pasado, buscando su superación y poder continuar viviendo mirando hacia el futuro.

¿Como puedo aprender a aceptar lo que sucede sin resistirme?

Evita el querer tener el control:

¿Has intentado controlar a los demás?, ¿lo has logrado?, ¿sientes que puedes controlar a la sociedad, o la economía mundial?, ¿controlas el clima o a la naturaleza?… La respuesta es NO, un NO rotundo. Está claro que lo único que controlamos realmente es nuestro estado de ánimo y nuestras reacciones frente a los estímulos del exterior, entonces, ¿qué sentido tiene aferrarnos al control? La necesidad de controlar radica en el miedo; miedo a lo desconocido, a lo nuevo, a lo diferente, a lo que no encaja con mis planes o expectativas, etc. y esto queridos amigos, solo nos desgasta y deja nuestra energía vital por los suelos, nos conduce a perder la claridad mental, la alegría de vivir, de disfrutar lo simple de la vida, y sobretodo, nos lleva a perder nuestra paz interior.

No estés a la expectativa:

Piensa lo maravilloso de poder dejar fluir con la vida y disfrutar de todo y todos naturalmente, sin esperar nada, simplemente enriqueciéndonos compartiendo con los otros, valorando todo lo que sucede. Eliminar las expectativas nos ayuda a aceptar todo lo que sucede sin juzgar ni etiquetar. “La Toxicidad de las Expectativas”. Entrega todo lo que tienes para dar a todos los que se crucen en tu camino, dales lo mejor de ti sin esperar nada de regreso. No tengas miedo, la contabilidad de la vida es perfecta y todo lo que entregues con buena intención y sin esperar nada a cambio, regresará a ti multiplicado.

En todo ve una Enseñanza:

Lo que pasa en nuestras vidas, sin excepción, es perfecto tal y como es. La mejor herramienta para transformar lo que no nos gusta es el aprendizaje, sácale el jugo a todo lo que desde tu percepción es negativo aprendiendo y corrigiendo. De esta forma desaparecerá lo que no quieres en tu vida; no tiene sentido repetir una lección que ya ha sido aprendida. Recuerda que nuestra realidad es una proyección de lo que tenemos dentro. “Ley de Causa y Efecto” y valorar cada experiencia por la sabiduría que te aporta te llevará a aceptar cada una de las situaciones que vivas en tu día a día.

NO RESISTIRSE, NO RENDIRSE

Nos resistimos a lo que sucede. Nos negamos a aceptar lo que pasa o a las personas que nos rodean. Y creemos que, con ello, estamos transitando el camino hacia nuestro bienestar…

Quizá pienses que aceptar es igual a resignarse. Pero no es así. Aceptar es saber decir «sí» a lo que es. Primer paso para hacerle frente si es posible. Aceptar es la forma de eliminar sufrimiento de tu vida. Porque la mayor parte de este, viene de la actitud de resistencia ante el dolor. Aceptar es fluir con la vida. Es remar en el sentido del viento. No a contracorriente, gastando energía en cosas que no dependen de nosotros, como ciertos sucesos y ciertas personas. ¿Lo ves? ¿Ves la necesidad de asentir a lo que es? ¿O sigues luchando por que las cosas «no son como deberían ser»? Tú decides.

Resistir o bailar con la vida.