Kriya Yoga

kriya yoga

La primera vez que oí hablar del Kriya Yoga me sorprendió que no hubiera ninguna técnica descrita en el texto. Pregunté al que era mi maestro en aquel entonces y me sugirió que siguiera buscando. Internet estaba en pañales me pude contactar con una organización que me impartió un curso durante varios años.

Sin embargo, tampoco aprendí ninguna técnica nueva. Solo relajación y meditación.

Solo pasando dicho curso, podría asistir a un retiro de yoga donde me podría iniciar en Kriya Yoga.

Por fin recibí la invitación para ir, todo el tiempo habría valido la pena. Pero poco antes descubrí que ese no era el único Kriya Yoga que se enseñaba. ¿Había esperado tanto tiempo cuando lo tenía realmente al alcance de la mano?

Antes de que llegará el esperado curso, asistí a una conferencia de uno de los alumnos de Yogananda, de quien leí por primera vez acerca del Kriya Yoga. Simultaneamente recibí un correo de un yogui italiano quien también me revelaba los secretos del Kriya.

Índice()

    ¿Qué es el Kriya Yoga?

    Años después me di cuenta que todos enseñaban el mismo método. Un pranayama avanzado que no se se recogía en ningún texto. Todas las escuelas concuerdan en que la tradición llegó imperturbable hasta Lahiri Mahasaya, tras él, sus discípulos crearon sus correspondientes escuelas.

    Sí es cierto que es muy profundo y que es necesario que sea impartido por un maestro. Por lo que siempre eché en falta que actualmente solo haya cursos esporádicos donde se imparten estas técnicas. No es justo que este conocimiento sea tan esquivo, pero nadie enseña Kriya Yoga en la actualidad de manera continua.

    Investigando un poco más encontré a Prajnanananda, un díscipulo de un discípulo directo de Mahasaya. Ansioso, busqué más información sobre su Kriya Yoga, pero volví a encontrarme con el mismo resultado, en sus conferencias solo acaricia el Kriya, nunca lo explica.

    El primer Kriya Yoga por Rangin Mukherjee

    Según Rangin Mukherjee (libro más abajo), en la actualidad, algunas personas han comenzado a hacer negocios en India y Occidente bajo el nombre de Kriya Yoga (y también bajo el nombre de Kriya Yoga Original) y para mostrar su superioridad sobre los demás, han agregado muchas técnicas innecesarias y difíciles a este sencillo Kriya Yoga. Por lo tanto, solicito a los lectores que no caigan en estas trampas comerciales.

    1. Todos los días se debe practicar kriya a la misma hora y por la misma cantidad de tiempo.
    2. Uno no debe practicar Kriya dentro de las 5-6 horas luego de haber comido
    3. Uno debería leer el Bhagavad Gita todos los días.
    4. En general, uno debe ser ciego, sordo y tonto. Esto significa que uno no debe ver nada malo, no debe hablar nada malo ni escuchar nada malo. Puede ser difícil, pero es posible. Además de lo anterior, el celibato (Brahmacharya) también es importante. De lo contrario, uno no podrá percibir las sutiles sensaciones espirituales del mundo interior.

    El Primer Kriya incluye:

    ● Asana (Sentarse en la postura correcta, ver variantes más abajo)

    ● Pranayama (Kriya para el control de la fuerza vital)

    ● Yoni Mudra

    kriya yoga

    ● Maha Mudra

    kriya yoga
    Maha Mudra

    ● Paravastha (comienza con pratyahara –desconexión de la mente de los sentidos externos–, pero continúa a las demás las etapas superiores).

    Asana

    Hablemos ahora sobre asana (postura para sentarse durante sadhana). Hay muchas variedades. Sin embargo, para la práctica de kriya, siddhasana o swastikasana es lo mejor y lo más fácil.

    Kriya Yoga

    Pranayama

    Aunque hay muchas clases de pranayama, el pranayama natural que se obtiene desde el nacimiento (Sahaja Pranayama) es el mejor pranayama. Este pranayama fue dado por el Señor Sri Krishna a su discípulo más querido, Arjuna. Inicialmente, en este pranayama, Pranab significa recordar en cada chakra el mantra (OM) haciéndolo con inhalación y exhalación natural. Esto significa que se debe cantar mentalmente Om seis veces en la inhalación (natural), y cantar mentalmente Om seis veces más en la exhalación (natural). La mente y la mirada interna deben fijarse en Kutastha, que es el punto central del chakra Ajna. Ajna chakra se encuentra en el entrecejo. Al comienzo es muy difícil ubicar el punto central del Ajna chakra o Kutastha, por lo que el punto de concentración debe fijarse en el entrecejo, y la atención debe mantenerse en el centro de las figuras o formas que aparecen allí, en la visión interior (todo esto con los ojos cerrados).

    El número de pranayamas debe ser fijo todos los días durante la práctica de kriya. Por ejemplo, si tomas como regla 108 ciclos de pranayama, debes practicar la misma cantidad de pranayamas todos los días. En general, se observa que para aquellos que practican 108 pranayamas todos los días a la misma hora, la mente se calma al llegar a los 70 u 80 pranayamas. Este es el efecto de practicar pranayama a una hora fija con un número fijo de pranayamas.

    Mudras

    Hay algunos mudras y técnicas especiales incluidas en Kriya Yoga para el beneficio de la práctica de kriya. Desde el Patravali (Colección de correspondencia) de Lahiri Mahasaya, encontramos que le ha escrito a uno de sus discípulos que “Todo se puede lograr con el Primer Kriya. Paravastha (samadhi) y la intoxicación Divina, todo está allí en el Primer Kriya”. El Gurú de Mukherjee también dijo que uno puede alcanzar samadhi solo con el Primer Kriya.

    Libro sobre Kriya Yoga

    Recientemente adquirí un libro traducido a varios idiomas, afortunadamente disponible en español, donde se "revelan" los secretos del Kriya Yoga. Debo decir que casi todas las técnicas descritas en el libro son las mismas que se imparten en los cursos de Kriya Yoga. Pero debo advertir algo importante. ¡No se deben realizar sin la supervisión de un maestro! Podría tener efectos negativos. Queda en cada uno tomar la decisión, el libro se titula:  Secretos Revelados de Kriya Yoga: Lecciones Completas, Manual de Tecnicas y Cuaderno de Actividades de J.C. Stevens

    También he encontrado más recientemente, aunque no lo he leído en profundidad: Kriya Yoga Original - Volumen I - Prácticas esenciales: Guía paso a paso para la salvación de Rangin Mukherjee

    El Kriya de Prajnananda

    El Kriya Yoga de Babaji y de Lahiri Mahasaya que solo puede aprenderse de un maestro autorizado, y enseñado en la actualidad por Paramahamsa Prajnanananda, sucesor de Paramahamsa Hariharananda.

    El Kriya Yoga descrito por Paramahansa Yogananda en Autobiografía de un yogui no puede aprenderse  solo a través de los libros expuestos anteriormente, sino a través del principio del Gurú que se transmite a través de una auténtica sucesión o Guru Parampara constituida por Maestros autorizados.

    No tiene relación alguna con un "Shiva Kriya Yoga" ni con el "Atma Kriya Yoga" ni el "Kundalini Kriya Yoga", términos creados recientemente por instructores de Yoga que han realizado un refrito de técnicas de Kundalini y le han puesto el nombre de Kriya, sin serlo en absoluto.

    Explicación del Kriya Yoga por Prajnanananda

    El río está fluyendo. ¿Es algo continuo o no? La respuesta es Sí. No hay interrupción. No hay pausa. Es un fluir constante. Si observan el río desde arriba, lo verán como una línea recta y continua. Si tuvieses la visión verías, si te elevases más y más, una línea que va desde el Himalaya hasta Gangasagar. El Ganges, una línea continua. Similarmente, este principio del Gurú es una línea continua, que va desde Dios hasta mi presente Gurú. Es una línea continua. Aunque el fluir es continuo, pero, si pudieran verlo a un nivel muy microscópico verían una gota tras otra, una gota tras otra, fluyendo una tras otra. Es una continuidad. Similarmente, piensen: Estamos practicando Kriya Yoga.

    ¿De quién lo aprendí? Y él, ¿de quién lo aprendió? Y él, ¿de quién lo aprendió? Y él, ¿de quién lo aprendió? Es una enseñanza. A veces la gente pregunta. Me preguntan: ¿Podría usted responder? ¿Practican o enseñan ustedes la misma técnica que enseñó Babaji? Yo les respondo: Estoy practicando y enseñando la misma técnica que enseñó mi gurú. Algo muy simple. Él aprendió de su gurú, el cual aprendió de su gurú, el cual aprendió de su gurú, lo que yo aprendí de mi gurú. Y proviene también de Babaji, proviene también de Dios. Fin. Nada en lo que ponerse a cuestionar

    ¿Es el mismo Kriya Yoga?

    ¿Es ese? En la actualidad la gente está confundida. Vean, les contaré una historia. Había un sadhu. Un sadhu errante, tenía un bolso, en ocasiones mendigaba, por lo que en su bolso había algunas cositas útiles. Llegó a un valle de montaña, y había un arroyo. Dejó su bolso allí. Quería lavar su cuerpo, orar, meditar y comer. Estaba allí un pastor. El pastor estaba sentado y observando al sadhu. El sadhu había llegado, se había quitado su ropa de hilos, y juntaba agua para higienizar su cuerpo.

    ¿Qué hizo luego? Secó su cuerpo, se puso otra ropa seca, ¿Qué hizo luego? Tenía algo... para preparar... no pasta de sándalo, porque para eso necesitas de roca. Ellos utilizan gopi chandan. Simplemente con agua, es una arcilla especial. Puedes frotar y allí estará. Haces esto y listo. Él lo hizo. ¿Qué hizo luego? Tomándose su nariz hizo un poco de pranayama. Luego cerró los ojos y se inclinó. Este muchacho le observaba meticulosamente con curiosidad. Luego de eso abrió su bolso, tenía algo de comida, la ofreció a Dios y comenzó a comer. Luego cerró su bolso y cuando estaba a punto de partir este joven muchacho u hombre se acercó y se inclinó ante él. Le dijo: Señor, tengo una pregunta. Él respondió: ¿Cuál? ¿Qué hizo con los ojos cerrados? Él le dijo, por ejemplo: Con los ojos cerrados me incliné ante Dios, inhalando, reteniendo, inclinando el cuerpo, y estaba viendo a Dios, me inclinaba ante Dios. No le preguntó nada. Gracias. Así que se fue.

    ¿Y entonces qué hizo? Fue e higienizó su cuerpo. Tras higienizar su cuerpo... él no tenía gopi chandan. Tomó un poco de arcilla blanda del suelo. Lodo. Lo trajo y se lo colocó aquí, aquí y aquí... y se sentó con los ojos cerrados. Y con los ojos cerrados solo veía oscuridad. Retenía, y Dios no venía. Retenía: Dios no venía. Retenía, Dios no venía. ¿Él veía a Dios? Yo no veo a Dios. No respiraré hasta que Dios venga. ¿Saben qué sucedió? Oyó que alguien venía y le decía: Hey, levántate, estoy aquí. ¿Quién eres? Soy Dios. Y él... Él volvió a sentarse y dijo: ¿Cómo puedo saber que eres Dios? Él dijo: ¡Yo soy Dios! Quién podría... Le preguntó: ¿Realmente eres Dios? Le dijo: Sí, soy Dios. ¿Cómo puedo saber si en verdad eres Dios? Le dijo: Realmente no acepto completamente que eres Dios. Tú lo dices, está bien, pero necesito confirmarlo.

    ¿Quién lo confirmará? Espera. ¿Quieres traer a alguien? Sí, quiero traer a mi gurú. Él lo confirmará. De acuerdo, esperaré, y tú ve. Él dijo: Oh, eres tramposo. Si me voy, podrías desaparecer, o te irás. Hagamos algo: Si has venido, recuéstate contra el árbol, y yo te ataré. Era un pastor, así que tenía soga. Entonces ató a Dios a un árbol. Luego se fue corriendo. Mientras corría, llamaba a su guruji: Guruji, Guruji, ¡deténgase, deténgase, deténgase! Y ese monje pensaba... Se decía: Tal vez este muchacho haya visto que hay algo de comida en mi bolso, y quiere esa comida. Pero si le doy esa comida, ¿qué comeré por la noche? Así que caminaba más rápidamente. No se detenía. Y este muchacho, corrió y le atrapó. ¿Sabe? Dios está de pie... venga y vea si es Dios o no. Y ahora este monje pensaba: ¿Qué? ¿Dios está de pie y esperando? Este muchacho está loco. Por favor, por favor, ¡venga! Era fuerte este pastor. El monje era un poco débil. Entonces, el monje pensó: No puedo escaparme de él. Sea lo que sea iré y le diré ;Sí, sí, sí es Dios;. Solo para liberarme de este muchacho.

    Él fue y se detuvo frente al árbol. El joven veía a Dios, atado con la soga. Y el sadhu veía solamente el árbol y la soga. Dígame, ¿es Dios o no? Él no veía a nadie. Pensó: Mi camino para irme es decir ;Sí, sí, sí;. Dijo: Sí, sí, sí, es Dios. Debido a que respondió que sí, que era Dios, el muchacho se acercó para desatarlo. Dios le dijo: Él no me ha visto, está mintiendo. Él no podía creerlo. Miró al monje y le dijo: Mi maestro, ¿dice usted la verdad al decir que vio a Dios? ¿O está mintiendo? Se le humedecieron los ojos y dijo: Mira, no he visto a Dios. Si has visto a Dios, ¿no puedes decirle que se revele ante mí? El muchacho le dijo a Dios: ¿No podrías revelarte a él? Dios dijo: Él no es apto. No es apto. Alguien que ha estado siguiendo este camino no es apto. Este muchacho que no conoce el abc de la espiritualidad, apenas un inocente pastor...

    Le preguntó: Mira, ¿yo soy apto? ¿Soy digno? Él dijo: Sí. Si soy digno de verte, es gracias a él. Si piensas que soy digno de verte es gracias a él. Si no le hubiera visto a él, mi mente no se hubiera dirigido hacia ti. Si en verdad me amas, revélate a él. Esta es mi sincera plegaria. ¿Saben? Dios se le reveló. Cuando este monje tuvo la visión de Dios fue completamente transformado. Eso ocurre. Vivimos con ego. Vivimos con ego. El ego es la causa de la ignorancia. ¿Cómo podemos realizarnos?

    Libro Gratis Kriya Yoga PDF

    He hablado con el creador de este libro para solicitarle permiso para colgar gratuitamente este trabajo. Se llama Ennio Nimis y es italiano. Su historia es fascinante. Mantenemos una correspondencia digital desde hace una década y ha aceptado de buen grado esta idea. Solo ha traducido una parte al español, la que él considera la más importante. Y ahora os la ofrecemos totalmente gratis. Espero que lo disfrutéis:

    Libro Kriya Yoga Español

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nos obligan a molestarte con las Cookies. Más info