Parábola de la flecha y el herido

parábola

Los libros budistas aparecieron muchos años después de la muerte de Buda y, muchos de ellos, contienen muchas repeticiones (puesto que así los aprendían) que los convierten en arduos de leer. Pero ni que decir tiene que está lleno de joyas. La parábola de la flecha envenenada, aparece en el sutra 63 del Majjhima Nikaya del Canon Pali.

La parábola de la flecha envenenada

Un día, un seguidor del Buda Shakyamuni (es otro nombre de como se conoce a Sidarta Gautama) le hizo a éste una serie de preguntas metafísicas. El Buda replicó con una parábola sobre un hombre al que le habían disparado una flecha envenenada. El Buda utilizó la parábola para demostrar que no tiene sentido obsesionarse con conceptos metafísicos.

Esto es lo que oí decir: El maestro se hallaba viviendo cerca de Svatthi, en Jetavana, en el parque de Anathapindika. El anciano Malunkyaputta se había retirado por entonces del mundo, y cuando se hallaba meditando, se le ocurrió este pensamiento: “Estas teorías han quedado sin explicar por el Señor, desatendidas y rechazadas, si el mundo es eterno o no es eterno, si el mundo es finito o no es finito, si el alma ( la vida) es lo mismo que el cuerpo o si el alma es una cosa y el cuerpo otra, si un Buda (Tathagata) existe después de la muerte o no existe después de la muerte, y si un Buda es o no existente y no existente al mismo tiempo después de la muerte. El Señor no me ha explicado estas cosas, y no me agrada el hecho de que no me las haya explicado, ni tampoco me conviene. Me acercaré al Señor y le preguntaré por todas estas cosas…Si el Señor no me las explica, renunciaré a la formación y me volveré a una vida mundana”.

Leer másParábola de la flecha y el herido

El séptimo sentido

Séptimo sentido

Antes de profundizar acerca de cuál es el séptimo sentido, tenemos que citar unos antecedentes históricos. Poner en contexto esta entrada servirá para poder dar una explicación lo más detallada posible, puesto que seguro existirán otras denominaciones del sexto y el séptimo sentido en otros campos. La ciencia aún no se ha pronunciado al respecto.

Introducción sobre el séptimo sentido

Ya en los tiempos de Buda se consideraba a la meditación un arte antiguo. Sidharta Gautama, nacido sobre el 500 a.c. vivió cerca de 80 años y ya existía una tradición muy arcaica sobre diversos métodos de liberación espiritual. En su época había distintas escuelas donde iniciarse y con maestros muy reputados.

Pero sus métodos variaban muchos unos de otros. Sidharta pasó por varios de ellos, los principales fueron Kalama y Ramaputta y aunque avanzó mucho e incluso los superó se daba cuenta que el camino a la liberación no pasaba por ahí. Todo se resumía en buscar la abstracción poder medio de prácticas duras y ascéticas.

Posteriormente se unió a un grupo de ascetas cuya práctica consistía en mortificar su cuerpo hasta el punto de convertirse, prácticamente, en un muerto viviente. Sidharta decía que su columna vertebral estaba casi pegada a su ombligo. Sin embargo, tampoco le convenció dicha práctica tras haber puesto en peligro su vida varias veces.

Leer másEl séptimo sentido